publicidad

Los jueces de inmigración son insuficientes

Los jueces de inmigración son insuficientes

Piden independizarse del Departamento de Justicia. Dicen trabajar bajo presión política y pocos recursos.

Los jueces de inmigración son insuficientes Univision

Piden independizarse del Departamento de Justicia

Las juezas Dana Leigh Marks y Denise Slavin denuncian que las cortes de inmigración se asemejan a Alicia en el país de las maravillas, todo está de cabeza.

Marks y Slavin, quienes son la presidenta y vicepresidenta de la Asociación Nacional de Jueces Migratorios (NAIJ, por sus siglas en inglés), se reunieron con la prensa el miércoles y pidieron independizar el sistema de tribunales del Departamento de Justicia, de acuerdo con reportes de Pablo Sánchez para Univision.

¿Cuáles son los argumentos para solicitar esa separación? Las juezas mencionan que los tribunales están sobrecargados, que trabajan con muy pocos recursos, con información imprecisa y bajo presión política.

Para la jueza Marks las cortes migratorias son la "cenicienta del Departamento de Justicia" con recursos equivalentes a solo 1.7% del presupuesto de US$18,000 millones destinado anualmente para inmigración.

Leer: Obama le pide al Congreso poderes adicionales para acelerar la deportación de niños solos

La democracia estadounidense falla al tener los tribunales jurídicos de inmigración bajo el control del Departamento de Justicia, una contradicción fundamental de la separación de poderes donde los fiscales mandan a los jueces, señalaron Marks y Slavin.

Sólo hay 227 jueces para unos 375,000 casos a nivel nacional

publicidad

Las representantes del NAIJ agregaron que a la enorme cantidad de trabajo que tienen acumulada se le suman los miles de casos de los menores centroamericanos que llegaron masivamente a Estados Unidos este año.

Sobre los niños migrantes, las funcionarias mencionan que “el presionar a un juez para que se resuelva rápido un caso puede afectar si se otorga o no el asilo”.

Cortes migratorias se ven inundadas por niños migrantes San Antonio: KWEX

Actualmente, unos 375,000 casos se acumulan en las cortes de inmigración a lo largo de Estados Unidos para solo 227 jueces, algunos de los cuales tienen hasta 2,400 casos bajo su supervisión, indicó.

En esas circunstancias un inmigrante sin papeles no podrá presentarse ante un juez hasta 15 meses después de ser detenido y deberá esperar hasta cuatro años para argumentar su caso en un tribunal, señaló.

Investigación especial: El secreto de los refugios para niños migrantes: del infierno al cielo

Según las juezas, la solución no sería barata ni tampoco rápida, y requeriría una ley del Congreso.

"Para ser eficientes y operar económicamente, para garantizar justicia, nuestras cortes migratorias necesitan ser independientes, tanto de los fiscales como de los defensores", dijo Marks, una juez federal en San Francisco.

publicidad

"Nuestro rol es servir como una corte neutral pero paradójicamente estamos albergados en una agencia de cumplimiento de la ley", señaló Marks en alusión al Departamento de Justicia, una rama del Ejecutivo.

La orden de Obama de contratar más jueces no ha frenado el problema

"Se nos pide que sirvamos a dos amos a la misma vez", afirmó Slavin, juez de Miami, denunciando ser "víctimas de los antojos políticos".

Leer: Cómo es el proceso legal de los niños indocumentados detenidos en la frontera

La crisis humanitaria subrayada por el arribo de más de 60,000 niños indocumentados de México y Centroamérica en lo que va del año dejó al descubierto los huecos en la respuesta de las agencias federales y las cortes migratorias, y exacerbó el debate en Estados Unidos sobre su sistema migratorio.

Enfrentado a la sensible problemática, el presidente Barack Obama ordenó contratar jueces de inmigración adicionales para acelerar los casos de los niños, que en su mayoría esperan ser deportados.

 

Debbie Wasserman cree que deportar a los niños migrantes sería sentenciarlos a muerte Univision

Aunque dijo que en 27 años como juez nunca le han dicho cuál debe ser el resultado de un caso, indicó que hay "presiones sutiles" para acelerar los casos "y eso es difícil" de manejar.Pero las magistradas creen que colocar a los menores al frente de la fila sería "un error". Esos casos "por su naturaleza necesitan más tiempo para ganarse la confianza del niño que está en una situación de temor", dijo Marks.

El gobierno también anunció un programa para dotar de representación legal a los menores indocumentados, pero Marks y Slavin señalaron que no han visto aún su impacto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad