publicidad
Al menos 10.2 millones de electores en Estados Unidos son hispanos. En los comicios de 2008 casi 7 millones votó por el entonces candidato demócrata, Barack Obama, el actual presidente.

Ley de Florida desató condenas

Ley de Florida desató condenas

Activistas hispanos del sur de Estados Unidos condenaron la propuesta de ley de Florida y aseguraron que responderán con votos en noviembre.

Al menos 10.2 millones de electores en Estados Unidos son hispanos. En l...
Al menos 10.2 millones de electores en Estados Unidos son hispanos. En los comicios de 2008 casi 7 millones votó por el entonces candidato demócrata, Barack Obama, el actual presidente.

Hispanos responderán con votos

MIAMI - Un día después de que Bill McCollum, el procurador general de Florida y candidato republicano a la gobernación revelara un proyecto de ley similar al de Arizona, las críticas no se hicieron esperar en Miami, una de las ciudades con mayor número de inmigrantes hispanos en Estados Unidos después de Los Ángeles. “Responderemos con votos”, coincidieron activistas que defienden los derechos de los inmigrantes, quienes además lanzaron un llamado a quienes no se han registrado para que se inscriban y salgan a las urnas el 2 de noviembre.

McCollum quiere una ley “mejor” que la de Arizona y poner atajo a la inmigración indocumentada en este estado, estimada en 1.1 millón de acuerdo con datos del Pew Hispanic Center. De ellos, más del 90 por ciento es de origen hispano. Sólo Texas (1.3 millones) y California (2.8 millones) lo superan.

publicidad

Según el fiscal, su ley de Florida, a diferencia a la de Arizona que enfrenta al menos nueve demandas en la Novena Corte de Circuito Federal "una de ellas entablada por el Departamento de Justicia-, sería más “rigurosa” y más “justa”, y también concedería a las policías locales poderes extras para que sus agentes indaguen el estatus migratorio de individuos que se sospeche se encuentran ilegalmente en Estados Unidos.

De falta civil a delito

Con excepción de Arizona, la permanencia indocumentada en Estados Unidos sigue siendo una falta de carácter civil no penal. El 29 de julio ese estado fronterizo con México convirtió la estadía sin papeles en un delito estatal grave sancionado con cárcel y una multa en efectivo. Florida sería el segundo estado en modificar un tema que, hasta ahora, era competencia exclusiva del gobierno federal.

“Nosotros estamos totalmente en desacuerdo”, dijo a Univision.com Sergio Massa, directivo de la Comunidad Peruano Americana. “No podemos permitir que una ley como ésta entre en vigencia. Estamos en contra de todos los que están a favor de esta ley y lo vamos a hacer notar en las urnas”.

El próximo 2 de noviembre los electores renovarán la totalidad de la Cámara de Representantes federal y las Cámaras Bajas de los 50 estados, además de un tercio del Senado en Washington y el mismo porcentaje de los Senados estatales. Y en 34 de los 50 estados habrá elección de gobernador, entre ellos Florida, puesto para el que se postuló McCollum por el partido Republicano.

publicidad

“Vamos a hacer todo lo posible para impedir que la ley de McCollum sea aprobada. Vamos a batallar, pero también vamos a salir a votar, ejercer nuestro derecho y demostrar nuestro peso en las urnas”, insistió el activista.

Peor que en Arizona

La directora de la Fraternidad Americana de Miami, Nora Sándigo, es de la misma opinión de Massa. “Nuestro voto será clave en noviembre”, dijo, pero agregó que la propuesta en sí es “peor que lo ocurrido en Arizona”.

“Imagínese si lo aprueban. Sería catastrófico para el estado de Florida. Una cosa terrible, irónico que esté ocurriendo. Somos una de las comunidades hispanas más grandes del país, pero también una de las comunidades de electores que podemos inclinar una balanza y llevar al poder a políticos que trabajen por nosotros. De eso no cabe duda”.

En los comicios de noviembre de 2008 el Presidente Barack Obama recibió casi 7 millones de los 10 millones de votos hispanos registrados, quienes contribuyeron a darle una holgada victoria ante su adversario, el republicano y Senador de Arizona, John McCain.

“El 2 de noviembre iremos a las urnas y le diremos a nuestras familias y nuestros amigos que voten por políticos que se hayan comprometido con nuestra comunidad y ofrezcan soluciones a los problemas que nos aquejan. Iremos con ese mensaje, que no miren a quienes están proponiendo este tipo de leyes que van en contra de nuestras familias, de nuestros niños, de nuestra comunidad. Vamos a hacerle la lucha a la ley de Florida y no vamos a dejar que esto suceda”, agregó.

publicidad

"Antihispano" y "antiinmigrante"

Radames Peguero, director de la Dominican American National Foundation, aseguró que el proyecto de McCollum “es alarmante”, “antilatino” y “antihispano”.

“Este país está perdiendo su esencia. Venimos aquí porque aquí se nos da oportunidad de trabajar y de educar a nuestros hijos. Pero si ahora quieren hacer lo mismo que se hace en los países de nosotros, ya no tendríamos necesidad de venir aquí. Esto está mal. Están insultando la inteligencia de los inmigrantes y de los votantes. Esto no está bien”, apuntó.

El activista dijo además que “como los políticos no pueden hablar de los temas que afectan a la población, entonces buscan un chivo expiatorio y en eso están convirtiendo a los inmigrantes. Pero yo no voy a buscar cuchillo para mi garganta. Yo voy a votar en noviembre, pero elegiré a quienes ofrezcan soluciones verdaderas a nuestra comunidad”.

“La ley de Florida va a afectar mucho a nuestra gente, sobretodo a los latinos”, añadió.

Respecto a campañas para impedir la aprobación del plan de McCollum, tal y como se hizo en Arizona, Peguero dijo que “hemos trazado una línea. La primera cosa no es contraatacar, sino organizar el voto hispano donde sí tenemos posibilidades. Sacaremos a votar que la gente, que todos los que pueden se registren y que voten el 2 de noviembre. Pero que se fijen bien por quién a votarán, que todo el mundo conozca las posiciones que tienen”.

publicidad

Reforma migratoria

Tirso Moreno, de la Asociación de Trabajadores de Florida Central, dijo que el voto se volverá a convertir, como en 2008, en el arma de los hispanos de Estados Unidos. “Esa es nuestra fuerza. Vamos a elegir a quienes nos apoyan”, indicó.

Bettina Aguilera, de la Asociación de Votantes Latinoamericanos Unidos con sede en Miami, dijo que leyes como las de McCollum surgen porque “el sistema migratorio se encuentra roto”, en alusión a la necesidad de que el Congreso tome el asunto en sus manos, lo debata y apruebe una reforma migratoria que incluya una vía de legalización para millones de indocumentados.

Durante la campaña presidencial, Obama se comprometió a empujar una reforma durante el primer año de su mandato, pero otros temas de interés nacional tales como la crisis financiera, las guerras en Irak y Afganistán y la reforma de salud postergaron el debate de manera indefinida.

El pasado 1 de julio, durante un discurso en la American University, el mandatario reconoció que la reforma migratoria se encuentra estancada por falta de apoyo bipartidista y dijo que un proyecto comprensivo debería incluir una vía de legalización para inmigrantes sin papeles que carecen de antecedentes criminales.

El mensaje del mandatario no recibió el apoyo republicano necesario para activar las conversaciones en ambas cámaras del Congreso.

En plan de McCollum, de 29 páginas, exige además que todos los extranjeros lleven consigo una forma de identificación válida que pruebe un estado migratorio legal en el Estado y obliga a que las policías locales indaguen el estado migratorio de un individuo durante todas las paradas, detenciones y arrestos legales, incluidas las infracciones municipales.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad