publicidad
.

Ley de Arizona divide a policía en Estados Unidos logo-noticias.6bcb5218...

Ley de Arizona divide a policía en Estados Unidos

Ley de Arizona divide a policía en Estados Unidos

La estricta nueva ley contra la inmigración ilegal en Arizona ha producido divisiones en la policía de Estados Unidos.

Ley de Arizona divide a policía en Estados Unidos 576e41df99d342899887ee...

Impugnaron

PHOENIX, Arizona - La estricta nueva ley de Arizona contra la inmigración ilegal ha producido divisiones en la policía de Estados Unidos, generando enfrentamientos entre agentes con sus superiores y suscitado temores de que frustre los esfuerzos por combatir la delincuencia en las comunidades hispanas.Dos policías impugnaron la ley en un tribunal, mientras que sindicatos de agentes que cabildearon por la normativa la defienden de aquéllos que la critican dentro de la corporación.

Ambas partes debaten cómo puede aplicarse una ley como la de Arizona sin que derive en la detención de hispanos por su apariencia racial, y sin que cause un distanciamiento con residentes en vecindarios latinos con quienes la policía lleva años intentando forjar una relación de confianza.."Antes de que la ley fuera decretada, los ciudadanos me saludaban a distancia con la mano", dijo David Salgado, un policía en Phoenix desde hace 19 años que demandó a la ciudad y a la gobernadora Jan Brewer en un intento por obstruir su aplicación.

publicidad

"Ahora (los residentes hispanos) no desean ni mirarme a los ojos".

Sin embargo, los sindicatos de policía afirmaron que muchos de sus agremiados en Arizona están cansados de sentirse impotentes frente a personas a las que consideran indocumentadas. Esos agentes desean tener una herramienta legal para poder arrestarlas.

Arizona registra el mayor movimiento y tráfico de indocumentados en Estados Unidos.

"El delito no lo determina el color de la piel, sino la conducta", señaló Mark Spencer, presidente de la Asociación de Phoenix para la Aplicación de las Leyes, el sindicato que representa a los agentes de la capital de Arizona y que apoyó con firmeza la legislación contra la inmigración ilegal.

La ley exige que, cuando la policía esté en proceso de hacer respetar otra ley, verifique la condición migratoria de una persona si es que existe sospecha "razonable" de que se encuentra indocumentada en Estados Unidos.

Diversos jefes policiales y alguaciles de Arizona coinciden en señalar que serán inevitables las detenciones de personas por su simple aspecto racial, por mucho que se esfuercen los agentes por impedir que ello suceda.

La ley contra la inmigración ilegal terminará por quitarle tiempo a la policia para la solución de delitos en ciudades y poblados, concidieron.

"Cuando se tiene una ley que pone a un estado en esta ruta, donde la aplicación está dirigida contra un segmento particular de la población, es muy difícil evitar que no haya arrestos por mera apariencia étnica", dijo el jefe de la policía de Phoenix, Jack Harris, un crítico de la ley.

publicidad

El lunes, jefes policiales de los estados de Maryland y Nevada condenaron la legislación, y afirmaron que podría consumir recursos vitales y destruir la delicada relación que existe con las comunidades inmigrantes si es aplicada en sus propios estados.

Existen al menos otros nueve estados que consideran aprobar una legislación similar

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad