publicidad
La AB 1081 impone límites al programa federal Comunidades Seguras que comanda el DHS, plan que en los últimos cuatro años ha deportado a miles de inmigrantes, según el gobierno, la mayoría con antecedentes criminales.

Ley antiarizona en puertas en California

Ley antiarizona en puertas en California

Miles de indocumentados cruzan los dedos en California para que el Senado límite Comunidades Seguras.

La AB 1081 impone límites al programa federal Comunidades Seguras que co...
La AB 1081 impone límites al programa federal Comunidades Seguras que comanda el DHS, plan que en los últimos cuatro años ha deportado a miles de inmigrantes, según el gobierno, la mayoría con antecedentes criminales.

Cada vez más cerca legislación contra deportaciones en el oeste de Estados Unidos

Miles de indocumentados en California cruzan los dedos para que el Senado decida aprobar en última instancia una ley que impediría la deportación de ciertos inmigrantes sin papeles. Si lo hace, sería la primera medida en su tipo contraria a la polémica SB1070 de Arizona, promulgada el 23 de abril de 2010.

Denominada Acta de la Confianza o AB 1081 de California, la iniciativa de ley (patrocinada por demócratas) tendrá una última revisión, en principio, este viernes.

La AB 1081 impone límites al programa federal Comunidades Seguras que comanda el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), plan que en los últimos cuatro años ha deportado a miles de inmigrantes, según el gobierno, la mayoría con antecedentes criminales.

publicidad

¿Qué opina de la ley antiarizona? Participe en el Foro de Inmigración.

Al escritorio de Brown

De ser aprobada, la Asamblea enviará la ley al despacho del gobernador Jerry Brown para que lo promulgue. Brown tendría hasta finales de agosto para refrendar la AB 1081 o rechazarla, dijo la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex).

El resumen, la AB 1081 obligaría a las policías de 205 ciudades y alguaciles de 58 condados de California entregar a las autoridades de migración sólo a indocumentados peligrosos y con antecedentes penales serios.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes alegan que en los últimos años, entre seis a siete de cada 10 inmigrantes deportados por el gobierno federal no tenían antecedentes criminales serios que amenazaran la seguridad nacional de Estados Unidos.

Primer paso

El pasado 10 de julio la Asamblea dio su primera aprobación al proyecto AB 1081 que se ser implementado dará respiro a miles de indocumentados quienes podrán seguir aguardando una oportunidad para legalizar sus permanencias en Estados Unidos, siempre y cuando el Congreso federal decida debatir y aprobar una reforma migratoria que incluya una vía de legalización para los 11 millones de indocumentados.

Al Acta de Confianza (California Trust Act) fue redactada por el asambleísta demócrata de San Francisco, Tom Ammiano, y hace referencia a una cláusula contenida en la ley SB1070 de Arizona, que permite a las policías locales averiguar el estado migratorio de los individuos arrestados bajo cualquier otra ley vigente en el estado si tiene duda razonable que se trata de indocumentados.

publicidad

De no tener papeles que demuestren una presencia legal en Estados Unidos, serán entregados al Servicio de Aduanas y Control Fronterizo (ICE), dice la ley de Arizona.

Plan federal en la mirilla

Ammiano está seguro que la norma federal que obliga a la policía local a revisar el estatus migratorio de todos los arrestados que parecen ser inmigrantes, desperdicia recursos y desgasta el presupuesto, se lee en un reporte de The Associated Press.

Tras la votación de los primeros días de julio, el asambleísta dijo que la decisión "muestra a la nación que California no puede permitirse ser otra Arizona. El proyecto limita también las detenciones en prisiones locales y las deportaciones injustas y onerosas de miembros de la comunidad hispana que no representan una amenaza para la seguridad pública".

Los inmigrantes que viven sin autorización en el país que sean arrestados por delitos menores ya no serán deportados si un proyecto de ley Ab 1081 se convierte en ley.

De acuerdo con la iniciativa, los agentes de policía de California sólo remitirían a oficiales de inmigración a las personas sentenciadas por delitos graves y dejarían de retener por cuestiones migratorias a quienes cometen delitos menores.

Más de 70 mil arrestos

Desde su entrada en funcionamiento y hasta abril pasado, el programa federal Comunidades Seguras (S-Comm) ha permitido 72,694 arrestos sólo en California.

publicidad

Comunidades Seguras obliga a la policía a tomar las huellas dactilares de todos los detenidos y enviarlas en automático al Servicio de Migración y Aduanas (ICE), incluidas las de las víctimas de violencia doméstica.

Un reporte del Instituto Warren de la Universidad de California en Berkeley el año pasado, estimó que a nivel nacional 3,600 ciudadanos estadounidenses fueron aprendidos por ICE bajo el programa federal Comunidades Seguras.

También halló que las detenciones y deportaciones afectaron desproporcionadamente a los latinos.

Tomando distancias

La iniciativa de Ammiano es contraria a la Sección 2B de la Ley SB1070 de Arizona, avalada por la Corte Suprema de Justicia, y que permite a las policías ,locales pedir papeles a individuos si los agentes tienen duda razonable que se trata de indocumentados.

El senador estatal de California, Michael J. Rubio, demócrata de la parte sur de San Joaquin Valley, lugar en el que muchos inmigrantes indocumentados trabajan en granjas e industrias, votó en contra de la propuesta AB 1081, señaló un informe de CNN.

El político se inclinó a favor de la reforma migratoria, pero se unió a algunos cuestionamientos de los alguaciles de la zona acerca del impacto de la iniciativa de ley.

“Creo que esta política fue errónea, ya que coloca a los alguaciles del estado contra los inmigrantes indocumentados y contra las autoridades federales”, afirmó Rubio.

publicidad

Otros estados esperan que California ponga en vigor la ley antiarizona para seguir sus pasos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad