publicidad
El futuro de los indocumentados en Estados Unidos influye grandemente en el voto hispano, clave para ganar la Clasa Blanca.

Latinos seguirán votando por los demócratas a pesar que no hay reforma migratoria

Latinos seguirán votando por los demócratas a pesar que no hay reforma migratoria

La mayoría de hispanos votará demócrata en noviembre a pesar que no se aprobó la reforma migratoria.  

El futuro de los indocumentados en Estados Unidos influye grandemente en...
El futuro de los indocumentados en Estados Unidos influye grandemente en el voto hispano, clave para ganar la Clasa Blanca.

Una encuesta reveló el lunes que los votantes latinos seguirán votando demócrata pese a la falta de una reforma migratoria que legalice a millones de indocumentados y frene la política de deportaciones del presidente Barack Obama.

La muestra de America’s Voice, publicada hoy en Washington DC, mostró que 34% de los electores hispanos registrados y que fueron entrevistados, dijeron que votarán por un candidato demócrata en los comicios del próximo martes 4 de noviembre, cuando los estadounidenses renueven la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

El 25% dijo que "se inclina" por votar al Partidlo Demócrata, sumando de esta forma el 59% del electorado latino registrado.

La encuesta reveló además que 19% de los votantes hispanos registrados dijo que votará por el Partido Republicano, mientras que 6% de los encuestados dijo inclinarse por la oposición, sumando el 25% de la intención de voto de la comunidad latina.

publicidad

Un estudio del Centro de Investigaciones Pew publicado la semana pasada reveló que los latinos alcanzan un récord de 25.2 millones de posibles votantes en las próximas elecciones de medio tiempo, un aumento de 3.9 millones de electores desde los comicios de 2010.

Se estima que este año entre 6.5 y 7 millones acudan a las urnas.

Matt Barretto, director de Latino Decisions, explicó durante una conferencia telefónica que los demócratas conservan la ventaja "2 a 1" frente a los republicanos. Sin embargo, advirtió que han perdido mucho apoyo global en cuanto a número de votos.

En 2012 los hispanos acudieron a las urnas para apoyar a los demócratas, que habían ofrecido, por segunda vez desde 2008, una reforma migratoria para sacar de las sombras a millones de indocumentados.

Esta vez los encuestados señalaron que acudirán a las urnas "para respaldar a la comunidad latina", esto en gran medida al descontento causado por el presidente de posponer medidas migratorias que iba a anunciar antes del término del verano.

En junio el mandatario dijo que en vista que los republicanos de la Cámara de Representantes no debatirían la reforma migratoria, había girado instrucciones a los secretarios de Justicia y de Seguridad Nacional para que elaboraran una lista de opciones legales que utilizaría para reparar el sistema migratorio que, señaló, se encuentra roto.

publicidad

El 6 de septiembre la Casa Blanca dijo que las medidas fueron retrasadas para después de las elecciones y antes de que finalice el año 2014. Los republicanos amenazaron con demandar al presidente si toma acciones sin consultar al legislativo.

El cambio de estrategia de Obama fue en respuesta al pedido de un grupo de legisladores demócratas de estados clave electos en distritos donde la mayoría de los electores no apoyan la reforma migratoria y temen que las acciones ejecutivas causen un impacto negativo en sus campañas.

"Para los latinos, el tema es personal, simbólico e importante. La mayoría de los votantes latinos conoce a un inmigrante indocumentado", dijo Frank Sharry, director de America's Voice, durante la presentación de los datos de la encuesta.

Pese al malestar, el 58% de los latinos dijo ser ahora mucho menos propensos a votar a un candidato republicano que en 2012. Y el 67% de los votantes latinos registrados aseguraron que la inmigración es el asunto más importante o uno de los más importantes que definirán la decisión de su voto en las elecciones de noviembre, mientras que el 24% lo considera "poco importante" y el 10% "no realmente".

La encuesta reveló también que teniendo en cuenta la intención de voto y los ciudadanos registrados para ejercer su derecho, los votantes hispanos podrían inclinar la balanza en seis de los estados clave que podrán definir si demócratas o republicanos se hacen con el control del Senado, el mayor tesoro en juego en los comicios del 4 de noviembre.

publicidad

Latino Decisions explicó que en Colorado, Kansas, Alaska, Georgia, Carolina del Norte y Iowa, el porcentaje de latinos registrados es mayor que los márgenes que separan a los candidatos de ambos partidos por hacerse con un asiento en el Senado, por lo que el voto latino en esos territorios puede ser decisivo.

El sondeo, que se llevó a cabo entre 600 votantes registrados latinos de todo el país en inglés y en español. La muestra tiene un 4% de margen de error.

Sharry advirtió que los republicanos cuentan ahora con el respaldo del 20% de los latinos, pero para llegar a la Casa Blanca necesitarían como mínimo el 40%.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad