publicidad
.

La mafia de la frontera logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

El inmigrante mexicano Salvador Jiménez no pierde la esperanza de vivir en Estados Unidos. (Fotografía de Luis Megid).

La mafia de la frontera

La mafia de la frontera

Lo deportaron hace menos de cuatro horas y ya está planeando como volver a cruzar. Salvador Jiménez no abandona el sueño americano.

El inmigrante mexicano Salvador Jiménez no pierde la esperanza de vivir...
El inmigrante mexicano Salvador Jiménez no pierde la esperanza de vivir en Estados Unidos. (Fotografía de Luis Megid).

Cárteles mexicanos controlan y se enriquecen con el cruce de indocumentados a Estados Unidos

Por: Luis Megid

Noticiero Univision

NOGALES, Sonora - Lo deportaron hace menos de cuatro horas y ya está planeando como volver a cruzar. Salvador Jiménez llegó al Albergue para Migrantes San Juan Bosco hambriento y sucio pero con el ánimo intacto.

“Prefiero brincar dos, tres veces, y vivir una vejez digna, y no una vejez con miseria (en México)”, me decía sentado en la capilla del albergue.

El cruce de Jiménez no fue fácil, no solo lo arrestaron, sino que la Patrulla Fronteriza lo mandó a la corte donde lo condenaron a treinta días de cárcel por cruzar ilegalmente la frontera.

Igual, aunque le den sesenta, el dice que va a volver a cruzar.

publicidad

Lo que realmente le molesta, lo que lo enoja, es la mafia que comercia con la desesperación de personas como él. El tener que pagar por el derecho de violar las leyes estadounidenses, pero no a los estadounidenses sino a quienes manejan el negocio del contrabando humano aquí en México.

Es la misma historia que cuentan muchos en el albergue. Lo primero que pide el coyote, el guía que los cruzará por el desierto, son cuatro mil pesos mexicanos para la mafia (unos $350). Es la cuota que cobran los carteles que controlan el contrabando humano para permitirles cruzar.

Después de esos cuatro mil pesos, vienen los $,3,500 que en general están cobrando los coyotes.

Jiménez quisiera cruzar mañana mismo para Estados Unidos, pero no puede por falta de dinero. Antes tendrá que volver a su pueblo y reunir lo que para él es una fortuna, pero no hay otra opción. Tratar de cruzar solo es casi un suicidio, aunque cruzar con un coyote no es garantía de que el resultado sea mucho mejor.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad