publicidad

Kris Kobach, el abogado de los antiinmigrantes en Estados Unidos

Kris Kobach, el abogado de los antiinmigrantes en Estados Unidos

Cuando los políticos y la policía de todo el país quieren lanzar campañas contra la inmigración ilegal, a menudo acuden a...

No pudo ser militar

TOPEKA - Cuando los políticos y la policía de todo el país quieren lanzar campañas contra la inmigración ilegal, a menudo acuden a la misma persona: un abogado de Kansas poco conocido, educado en las mejores escuelas, que ha elaborado muchas de las leyes de inmigración más polémicas del país.

Kris Kobach, quien no pudo ir a la academia militar de West Point por padecer diabetes, estima que sus esfuerzos para combatir a los indocumentados equivalen a su servicio militar.

"No pueden decir de él que es un pobretón sin educación, que es lo que se dice acerca de la gente que defiende nuestra causa", comentó Michael Hethmon, director del Instituto para una Reforma a las Leyes de Inmigración (Immigration Reform Law Institute), con sede en Washington.

Kobach ayuda a elaborar las propuestas de ley y, cuando son aprobadas, dicta seminarios acerca de cómo hacerlas cumplir. Si alguien cuestiona una ley en los tribunales, él la defiende.

La ley de Arizona

Kobach asesoró a los legisladores de Arizona que elaboraron una ley que dispone que la policía le pregunte por su status migratorio a cualquier persona que sospecha puede estar en el país ilegalmente.

Hay quienes dicen que esa ley viola la constitución pues va en contra de las normas que protegen a los ciudadanos de cualquier interrogatorio no justificado y permite actitudes racistas, como parar a alguien pura y exclusivamente por su aspecto físico.

publicidad

El abogado, no obstante, sostiene que un agente que detiene a una camioneta llena de gente por una infracción de tráfico puede sospechar con razón que los ocupantes del vehículo son indocumentados si ninguno tiene identificaciones, la camioneta cubría un recorrido típico de traficantes de personas y el conductor se muestra evasivo.

¿Qué opina de las leyes estatales para combatir la inmigración indocumentada? Comente aquí,

$300 por hora

"No me importa en absoluto si vienen de México, Alemania, Japón o la China", aseguró Kobach, quien habla como un profesor universitario divertido, incluso cuando hace pronunciamientos políticos fuertes. "Un extranjero que tiene intenciones terroristas puede tener un pasaporte. Esto no tiene nada que ver con la raza o la nacionalidad de origen".

Antes de que se aprobase la ley de Arizona el mes pasado, Kobach asesoró varios años al principal patrocinador del proyecto. Y tiene un contrato por el que cobra $300 la hora para capacitar a los agentes del Maricopa County, que incluye a Phoenix, acerca de cómo garantizar el cumplimiento de la ley.

Los detractores de Kobach no se impresionan con sus títulos de Harvard, Oxford y Yale, ni por su cotizada beca de investigación que le dio la Casa Blanca durante el gobierno de George W. Bush.

Trabajó en DC

Durante su paso por la Casa Blanca, creó un programa que requiere a inmigrantes de 25 naciones mayormente musulmanas que ya se encontraban en Estados Unidos a que se vuelvan a registrar con el gobierno. Defensores de los derechos civiles dijeron que esa medida dio lugar a detenciones injustificadas de inmigrantes que no habían violado ley alguna.

publicidad

"Se vende como alguien que es un erudito en estos temas y en la constitución, y se equivoca", expresó Bill Brewer, abogado de Dallas que ha tenido enfrentamientos con Kobach acerca de las leyes de inmigración en Farmers Branch, Texas.

Kobach, de 44 años, republicano de toda la vida y buen mozo, supo de niño en Topeka que la diabetes le impediría ir a West Point, como soñaba. Comenzó a concentrarse en el tema de inmigración tras los ataques del 11 de septiembre del 2001, cuando, siendo un ayudante del secretario de justicia de entonces John Ashcroft, se enteró de que algunos de los atacantes habían vivido en Estados Unidos ilegalmente.

"Fue una oportunidad perdida de dimensiones trágicas", dijo Kobach. "Fue algo que me golpeó mucho. La gente decía, '¿qué hubiéramos podido hacer para prevenirlo?'".

Ley de Hazleton

Regresó a Kansas, se incorporó a la facultad de leyes de la Universidad de Misurí-Kansas City en el 2003 y buscó una banca en el Congreso. No la consiguió.

Pero se hizo notar al cuestionar una ley de Kansas que le permitía a estudiantes indocumentados pagar matrículas bajas. La ley no fue modificada. Sin embargo, los frustrados conservadores tomaron nota de su trabajo.

El alcalde de Hazleton, Pensilvania, Lou Barletta, llamó a Kobach en el 2006 para hablar con él acerca de un proyecto que contemplaba multas para quienes le alquilasen viviendas a indocumentados y que se negasen permisos a empresas que los contratasen. Posteriormente Kobach defendió esa ley en tribunales federales.

publicidad

Guerra de leyes

Barletta dijo que contactó a Kobach el leer en los diarios que Kobach había dicho que Hazleton tenía autoridad para imponer ordenanzas de ese tipo, contradiciendo a otros expertos en cuestiones legales.

"Me bastó una charla para darme cuenta de que realmente sabía de lo que estaba hablando", expresó Barletta.

Kobach escribió casi la totalidad de una ordenanza similar en Valley Park, Montana, y luego la defendió ante un tribunal federal de apelaciones, que finalmente la aprobó.

La lista crece

El año pasado defendió a Farmers Branch, Texas, en una demanda en la que se cuestionaba su ley sobre alquileres. Y este año representó a Fremont, Nebraska, cuando sus residentes tuvieron que pronunciarse en un referendo acerca de las propuestas sobre inmigración.

Jueces federales anularon las ordenanzas de Farmers Branch y Hazleton, pero en ambos casos los fallos están siendo apelados.

Kobach dice que ha asesorado a legisladores de al menos seis estados en torno a distintas medidas.

"Diría que es quien elaboró la mayoría de ellas", manifestó Muzaffar Chishti, director de la oficina del Instituto de Políticas Migratorias de la Facultad de Leyes de la Universidad de Nueva York.

Medidas extremas

Kobach, quien fue elegido presidente del Partido Republicano de Kansas en el 2007, dejó el cargo el año pasado para buscar el cargo de secretario de estado. De inmediato propuso que se exigiese a quienes votan por primera vez que demuestren su ciudadanía al empadronarse y presenten identificaciones con fotos en las urnas.

publicidad

"Se pueden tomar medidas para resolver asuntos que afectan la seguridad nacional y de todos modos seguir con el problema de millones de personas que están ilegalmente en el país, sacándole el trabajo a residentes legales en medio de una recesión", señaló.

"Ok, tal vez esté un poco loco", como dicen algunos, comentó la representante estatal demócrata Kyrsten Sinema, una abogada que votó en contra de la ley de Arizona. "Lo que me preocupa es que hay un montón de legisladores en un montón de estados que creen que es una buena persona y quieren seguir sus consejos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad