publicidad

Juez ordenó revisar ordenes de arresto contra cientos de indocumentados

Juez ordenó revisar ordenes de arresto contra cientos de indocumentados

Un juez de Colorado trata de determinar la legalidad de acciones en contra de 1,300 latinos acusados de robos de identidad.

Que defiendan orden

DENVER - Un juez de distrito de Colorado comenzó el lunes una serie de audiencias públicas para determinar la legalidad de acciones conducidas por autoridades del condado Weld contra miles de inmigrantes latinos acusados de presuntos robos de identidad.

El pasado 13 de diciembre, el juez James Hartmann firmó una orden en la que pidió que el fiscal Ken Buck y el alguacil del condado Weld John Cooke "defendiesen la legalidad de las órdenes de arresto" en contra de 1,300 presuntos indocumentados latinos.

Todos los incluidos en esa lista eran clientes de una empresa hispana de preparación de impuestos ubicada en la ciudad de Greeley. Para obtener los nombres de las órdenes de arresto, las autoridades confiscaron los archivos de esa empresa.

Hartmann indicó que "las leyes federales protegen la confidencialidad de las declaraciones de impuestos, incluyendo las copias de esas declaraciones que queden en poder del preparador de impuestos".

Agregó que ni el fiscal ni el alguacil tienen la autoridad de incautar esos documentos.

Legalidad de operativo

Gracias a las gestiones de grupos pro inmigrantes locales y nacionales, Hartmann mantuvo una audiencia con representantes del National Immigration Law Center para determinar si el operativo encabezado por Buck y Cooke es legal, moral y práctico.

El operativo comenzó el pasado 13 de agosto cuando la policía de Greeley detuvo a Servando Trejo, un inmigrante mexicano buscado en Texas por haber usado un número de seguro social que no le correspondía.

publicidad

Trejo dijo que había usado sin problemas ese número en su declaración de impuestos que realizó utilizando los servicios de Amalia's Translation and Tax Services.

Incautan archivos

El 17 de octubre, las autoridades incautaron los 4,000 archivos de esa empresa y encontraron "numerosos casos de documentos de identidad sospechosos".

El 14 de noviembre, el alguacil Cook confirmó que las investigaciones "podrían llevar al arresto de hasta 1,300 inmigrantes latinos presuntamente indocumentados desde ahora y durante el 2009", aunque sólo se detuvieron a 31 personas.

Ricardo Romero, director ejecutivo de Al Frente de Lucha, aseveró que el fiscal Buck está "dividiendo las familias, aterrorizando la comunidad del condado Weld y creando una mayor desconfianza hacia las autoridades".

Critican investigación

Para Vickie Lara, voluntaria de Latinos Unidos de Greeley, el dinero que se destinó a las investigaciones tendría que haberse usado "para mejorar la seguridad y la economía locales".

Tras las audiencias (en fechas y número a determinar), Hartmann podría ordenar el fin de las investigaciones.

Aunque el juez dijo que si la fiscalía o el alguacil encuentran otra información para basar las órdenes de arresto, él mismo las firmará.

¿Qué piensa acerca del uso de información confidencial para la búsqueda y captura de presuntos indocumentados en Estados Unidos? Comente aquí.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad