publicidad
La Red Nacional de Jornaleros dijo que las historias de accidentes y salarios no pagos es pan de cada día.

Jornaleros indígenas, los más vulnerables en Estados Unidos

Jornaleros indígenas, los más vulnerables en Estados Unidos

Los indocumentados que piden trabajo en las esquinas son los más desvalidos entre los inmigrantes de EEUU.

La Red Nacional de Jornaleros dijo que las historias de accidentes y sal...
La Red Nacional de Jornaleros dijo que las historias de accidentes y salarios no pagos es pan de cada día.

Red que trabaja con ellos presentó las denuncias y recordó que los jornaleros inmigrantes tienen derechos en Estados Unidos.

Los trabajadores indocumentados que piden trabajo en las esquinas -o en los estacionamientos de tiendas de materiales de construcción o ferreterías- y que se conocen como jornaleros, son los más desvalidos entre los inmigrantes de Estados Unidos. Y los jornaleros indígenas que apenas hablan el idioma español, menos aún el inglés, son doblemente más vulnerables y expuestos a todo tipo de abusos.

La mayoría de sus historias se pierden. Cuando sufren accidentes en el trabajo quedan abandonados a la buena suerte o a la caridad de los demás, y en muchos casos los arrestan y los deportan a sus países de origen lastimados o heridos de por vida.

publicidad

Un reporte de El Diario de Nueva York denunció traumas que han sufrido jornaleros en el noreste del país. Cita, por ejemplo, el caso del guatemalteco Luis Hernández, de 23 años, quien trabajaba en jardinería hasta que en noviembre una máquina le provocó una herida en el vientre y quedó temporalmente incapacitado.

El contratista del jornalero desapareció y Hernández acumuló una deuda de $57.000 en el hospital donde fue internado. Tampoco le pagaron por su incapacidad y perdió el empleo.

Otro caso reportado por El Diario corresponde al jornalero Abel Martínez, de 29 años, quien tropezó y cayó mientras trabajaba en una construcción en Leonia, Nueva Jersey. Se desgarró un brazo y fue sometido a una operación y no puede trabajar, dijo el periódico.

Ambos jornaleros viven de la ayuda que les brindan sus connacionales. No tienen trabajo, las heridas no han sanado y no saben qué les depara el futuro en Estados Unidos.

El Diario indicó que las denuncias de abusos sufridos por los jornaleros crecieron en el último tiempo y dijo que de acuerdo a datos proporcionados por el grupo pro-inmigrante American Friends, basado en Newark, el problema de la explotación laboral y de accidentes continuará mientras no se logre educar a los trabajadores sobre sus derechos.

La Red Nacional de Jornaleros dijo que las historias de accidentes y salarios no pagos es pan de cada día.

publicidad

Pese a las dificultades, los jornaleros batallan y luchan por sus derechos, y también participan en el movimiento nacional que presiona a la Casa Blanca para que el presidente Barack Obama pare las deportaciones.

A comienzos de febrero la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), con el apoyo de la mayor central sindical de Estados Unidos, la AFL-CIO, presentó en Washington una serie de argumentos legales para que el mandatario suspenda las deportaciones de inmigrantes indocumentados.

La petición fue acompañada de un documento de 30 páginas donde la red explicó que el mandatario sí puede ordenar un cese temporal de las deportaciones.

Directivos de la red señalaron que Obama tiene la facultad legal de enviar al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la orden de suspender las deportaciones.

Durante el año fiscal 2013 la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a 368,644 indocumentados y de ellos el 40% no tenía antecedentes criminales.

Durante la primera administración de Obama (2009-2012) el DHS deportó a un promedio anual de 400 mil, batiendo cuatro récords sucesivos.

La red publicó en Internet una lista de derechos que tienen los jornaleros y consejos para evitar el acoso tanto de grupos antiinmigrantes, como de patronos y por parte de la policía.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad