publicidad
.

Inmigrantes hacen una colecta para ayudar el Día de Acción de Gracias lo...

Inmigrantes hacen una colecta para ayudar el Día de Acción de Gracias

Inmigrantes hacen una colecta para ayudar el Día de Acción de Gracias

En Carolina del Norte, un grupo de inmigrantes hispanos juntó comida y donaciones para darles de comer a los más pobres el jueves que viene.

Casi una semana antes y con la mejor intención: ayudar a los más pobres. Un grupo de inmigrantes en Charlotte, Carolina del Norte, iniciaron el sábado la celebración del Día de Acción de Gracias con una colecta de comida y ropa para las comunidades más necesitadas, además de firmas de apoyo para la reforma migratoria.

"Estoy muy agradecida con la vida, porque tengo una familia y no sufro como otras por la separación que causa la deportación, pero en este momento hay que ayudarnos entre nosotros y apoyar a los que lo requieren", afirmó a Efe la mexicana Francisca Cruz.

Cruz fue una de las que se acercó al Centro Multicultural Buen Samaritano, en el sur de Charlotte, para donar comida y ropa a este local que ayuda a las comunidades de inmigrantes recién llegadas y a asilados políticos de diferentes naciones.

Los grupos locales Action NC y Familias Unidas organizaron la iniciativa para demostrar que "los hispanos son agradecidos", y que a pesar de las dificultes y desafíos reconocen la importancia de devolver los favores recibidos.

Durante la jornada, decenas de familias realizaron donaciones de ropa, juguetes, comida y otros artículos de primera necesidad y aprovecharon la ocasión para conocer el lugar, que entre otros servicios también ofrece clases de inglés y computación para inmigrantes.

"Yo crecí pobre y los centros de donación ayudaron mucho a mi familia, ahora me toca colaborar con mi comunidad", señaló Alma Hernández, de 36 años.

publicidad

El director del centro, Patrice Ognodo, comentó a Efe que es la primera vez que abre el centro a los hispanos y se mostró agradecido por las donaciones que recibieron, las cuales servirán para alimentar a familias de bajos recursos durante el Día de Acción de Gracias.

"Este centro es para todos los inmigrantes, africanos, asiáticos, europeos, hispanos... donde pueden recibir servicios a bajo costo y ayudar de esa manera a su propia comunidad", enfatizó Ognodo, originario de la República del Togo, país del oeste africano.

Los hispanos que participaron de la colecta utilizaron también las 40 computadoras del centro para firmar la petición que circula en la internet en la que se solicita al presidentes de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, que lleve a votación la reforma migratoria.

Precisamente, Boehner reiteró la semana pasada que la reforma migratoria "no estaba muerta", y se mostró "alentado" con las declaraciones del presidente Barack Obama de considerar la reforma "por partes".

"Necesitamos que el liderazgo del Congreso ayuden a los 11 millones de madres, padres, abuelos, e hijos a salir de las sombras, y a participar activamente de sus comunidad. No hay que bajar la guardia y seguir presionando", enfatizó Leisha Acosta, de la organización Familias Unidas.

EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad