publicidad

Inmigrantes esperan ciudadanía

Inmigrantes esperan ciudadanía

El servicio de inmigración fue desbordado y no pude garantizar que todas las peticiones serán resueltas a tiempo.

Fracaso del gobierno

WASHINGTON - Un récord de más de un millón de residentes legales permanentes presentó en 2007 solicitudes para obtener la ciudadanía estadounidense y desbordó los servicios de la administración, que no pueden garantizar que todas las peticiones serán resueltas y que todos votarán en las elecciones presidenciales del primer martes de noviembre.

"No creo que se esté impidiendo a la gente de votar en las elecciones, pero sí pienso que es un ejemplo del fracaso total de esta administración", se lamentó Daniel Restrepo, experto del Center for American Progress, un centro de análisis político cercano al Partido Demócrata, en declaraciones a la Agencia Francesa de Noticias (AFP).

El año pasado, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), cuyo director Emilio González abandonó el cargo la semana pasada, recibió 1.4 millones de solicitudes de ciudadanía por parte de inmigrantes legales residentes permanentes, el doble de 2006, entre ellas 460 mil sólo en el mes de julio.

La fuerte movilización de los inmigrantes residentes se produjo después de las marchas multitudinarias por la reforma migratoria amplia y justa de 2006 y el fracaso del debate en el Congreso, y antes de un severo y polémico incremento del precio de los trámites que pasó de 330 a 595 dólares, un aumento del 80 por ciento, sin considerar la toma de huellas digitales biométricas.

publicidad

Las razones del incremento

Según dijo González en reiteradas ocasiones, el alza debía dar más eficiencia a sus servicios.

Pero el resultado fue exactamente el contrario. A fines del pasado año, el director cubano-estadounidense se vio forzado a reconocer que sus servicios necesitaban 15 a 18 meses para tramitar las demandas, dos veces más tiempo que antes.

Durante la campaña presidencial de 2000, el entonces candidato George W. Bush se comprometió a que durante su mandato ningún trámite migratorio demoraría más de seis meses.  Desde que asumió la presidencia en enero de 2001, las tarifas de la USCIS han sido aumentadas en al menos tres ocasiones.

Contrata de nuevos empleados

Severamente criticado por varios congresistas demócratas, como el veterano senador Ted Kennedy (Massachussets), la USCIS anunció a principios de abril la contratación de 3 mil empleados suplementarios, un paso que permitiría reducir el plazo de 18 meses de espera a 13 meses, aunque muchos solicitantes se quedarían igual fuera de las elecciones de noviembre.

Adam Segal, director del Proyecto de Votantes Hispanos de la Universidad Johns Hopkins, lamentó la situación.

"Muchos de los que han servido o todavía están sirviendo en Irak son hispanos, y algunos están cumpliendo el proceso de ciudadanía", recordó.

"Además estamos en medio de algo que se parece a una recesión económica. Dejar a esta gente en el limbo puede complicarles la vida para ellos y para las familias", advirtió el experto.

publicidad

No se prepararon a tiempo

Para Restrepo, el auge estaba previsto y la administración no tomó medidas para prepararse.

"Crearon el problema y no tuvieron una respuesta adecuada", dijo, tras recordar que cada vez que el Gobierno de Estados Unidos aumentó los precios, las solicitudes se incrementaron también.

El año pasado, se sumaron además las campañas de las organizaciones hispanas para convencer a los hispanos de pedir la ciudadanía para poder trasladar el masivo movimiento de dos años atrás de la calle a las urnas, para frenar el tono antiinmigrante de varios congresistas republicanos.

"Superar la meta de un millón de solicitudes ha sido un logro tremendo", se congratuló Arturo Vargas, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Nombrados (NALEO), una de las organizaciones que lanzó la campaña llamada "Ya es hora: ¡Ciudadanía".

Eso sí, las organizaciones latinas no contaban con las dificultades del USCIS.

Los hispanos, la minoría más importante de Estados Unidos con cerca de 45 millones de personas, tuvieron un creciente peso en las últimas elecciones en Estados Unidos y podría ser determinante el próximo noviembre en algunos estados reñidos como Florida, Nevada, Nuevo México y Colorado.

Ya es Hora: ¡Ciudadanía!

El enorme flujo de solicitudes de ciudadanía registrado en julio de 2007 obedeció al éxito de la campaña Ya es Hora: ¡Ciudadanía!, encabezada por una coalición de organizaciones nacionales de apoyo a los inmigrantes, entre ellas El Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), y Univision.

publicidad

La Raza dijo que desde enero a octubre del año pasado la USCIS recibió 1.029,951 solicitudes de ciudadanía, cerca del doble de peticiones recibidas en el año fiscal 2006.

"Superar la meta de un millón de solicitudes fue un tremendo logro", dijo la NCLR en un comunicado fechado en Washington.

Valoran participación cívica

Eliseo Medina, vicepresidente ejecutivo del Sindicato Internacional de Empelados y Servicios (SEIU), señaló que "el aumento elevado en solicitudes de ciudadanía, arrastrado por el optimismo y la esperanza que sellan cada solicitud, es una victoria para todos los estadounidenses".

"Justo cuando los ataques hacia los inmigrantes fueron aumentando, esta comunidad reconfirmó su patriotismo y compromiso para ayudar a fortalecer la democracia de los Estados Unidos. Esta es la clase de participación cívica que nuestro país necesita para crecer con fuerza", agregó el sindicalista.

El objetivo principal de la campaña Ya es Hora: ¡Ciudadanía! es la movilización de votantes latinos para que participen en las elecciones presidenciales de noviembre y pretende inscribir en los registros electorales al mayor número posible de nuevos electores e incidir en los comicios que determinarán al sucesor del presidente George W. Bush y renovarán el Congreso.

Estamos listos

Arturo Vargas, director ejecutivo del fondo educativo NALEO, enfatizó en el rápido crecimiento del electorado latino en los estados dominantes (aquellos que inclinarán la balanza), y la participación latina creciente en la década pasada, son puntos clave a considerar en el trabajo para el 2008.

publicidad

"Como vimos el 2006 y 2007, los latinos estamos listos para ayudar a formar el futuro de este país participando plenamente en el proceso político estadounidense, desde adoptar la ciudadanía hasta ir a votar", dijo Vargas. "Nos proponemos proporcionarles las herramientas para hacer que las cosas pasen", agregó.

A su vez, Cecilia Muñoz, vicepresidenta principal de La Raza reiteró que la campaña ha tenido gran éxito en ayudar a que los latinos aptos se conviertan en ciudadanos de Estados Unidos, y que la nueva fase de movilización del votante tendrá notable incidencia "en el futuro de nuestro país".

La coalición urgió a la USCIS a que tramite a tiempo el mayor número de solicitudes a efecto que el noviembre vote el mayor número de nuevos ciudadanos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad