publicidad
El 61 por ciento de los inmigrantes de Estados Unidos piensa que la discriminación es un "tema importante" y que se ha incrementado a partir de 2007.

Inmigración ilegal divide a hispanos de EU

Inmigración ilegal divide a hispanos de EU

El clima antiinmigrante ha creado nuevas divisiones entre los latinos y la mayor preocupación son las diferencias zanjadas entre los hispanos que nacieron en EU y aquellos que entraron sin papeles.

El 61 por ciento de los inmigrantes de Estados Unidos piensa que la disc...
El 61 por ciento de los inmigrantes de Estados Unidos piensa que la discriminación es un "tema importante" y que se ha incrementado a partir de 2007.

Clima antiinmigrante crea distancias inesperadas

El clima antiinmigrante que se vive en el país ha creado nuevas divisiones entre los latinos y la mayor preocupación son las diferencias zanjadas entre los hispanos que nacieron en Estados Unidos y aquellos que entraron de manera indocumentada al país, reveló un estudio del Pew Hispanic Center, dado a conocer el jueves en Washington DC.

El estudio reveló además que cuatro de cada cinco indocumentados de una población total de 11.1 millones es de origen latino, y que el 53 por ciento está a favor de que paguen una multa para no ser deportados, mientras que el 13 por ciento (una pequeña mayoría, asegura), opina que los indocumentados deberían ser deportados del país, frente a un 28 por ciento que dijo no deberían ser expulsados.

publicidad

El informe aparece cinco días antes de la elección de medio término del martes 2 de noviembre, cuando los estadounidenses acudirán a las urnas para elegir la totalidad de la Cámara de Representantes (435) y un tercio del Senado (34 de loas 100 curules).

Buena impresión a la baja

Sobre el impacto de la inmigración indocumentada, los hispanos que viven en Estados Unidos también manifestaron opiniones divididas.  El 29 por ciento aseguró que el aporte de los sin papeles es positivo frente al 31 por ciento que señaló negativo y un 30 por ciento que dijo no ver ninguna diferencia en el tema.

Tres años antes, en 2007, el 50 por ciento de los latinos pensaba que los latinos indocumentados habían impactado positivamente frente a un 20 por ciento que opinaba lo contrario.

Durante ese año y tras el fracaso del debate de la reforma migratoria en el Congreso por falta de apoyo bipartidista y en vísperas de la elección presidencial que concluyó en noviembre de 2008 con la elección de Barack Obama, en el país se fraguó un clima antiinmigrante que facilitó a varios estados y ciudades a debatir sus propias leyes migratorias bajo el argumento que lo hacían por la inacción del gobierno de Washington (La Casa Blanca y el Congreso), dilema que no ha sido disuelto por la actual administración.

Problema "importante"

Los investigadores del Pew Hispanic Center también revelaron que al menos seis de cada 10 (el 61 por ciento) dijo que la discriminación contra los hispanos es un "problema importante", frente al 54 por ciento registrado en 2007.
publicidad

Otra marcada división hallada en el estudio se relaciona con el trabajo que realizan los latinos inmigrantes y los nativos para lograr objetivos políticos comunes.

El estudio determinó que casi la mitad (45 por ciento) de los inmigrantes que viven en Estados Unidos son nativos o nacidos en el país, mientras que el 46 por ciento emigró y no tendría documentos de estadía legal. Los nacidos en Estados Unidos representan el 47 por ciento de la población de adultos latinos, mientras que los nacidos en el extranjero representan el 53 por ciento.

Una diferencia más entre los latinos nativos y los llegados de otros países fue detectada al preguntarles qué opinaban sobre la discriminación. Por ejemplo, siete de cada diez (el 70 por ciento) de los inmigrantes nacidos en el extranjero respondió que la discriminación contra los hispanos es un problema importante que les impide tener éxito en el país, mientras que menos de la mitad (49 por ciento) de los nativos estuvo de acuerdo con esa respuesta.

Casi 50 millones

La comunidad hispana bordea los 47 millones (15 por ciento de la población total) constituye la primera minoría en Estados Unidos. De ellos, poco más de 16 millones están autorizados para votar y en los comicios presidenciales de 2008 votaron 10 millones, de los cuales 6.7 le dieron el voto al candidato demócrata Barack Obama.

El PEW apuntó que el 38 por ciento de los latinos son inmigrantes y estimó que el 19 por ciento de los 47 millones son inmigrantes no autorizados o indocumentados.

publicidad

En la encuesta nacional del Pew Hispanic Center participaron 1,375 adultos latinos y se hizo por teléfono fijo y celular, tanto en inglés como en español, entre el 17 de agosto y el 19 de septiembre. El margen de error es de más menos 3,3 puntos porcentuales.

Puntos de acuerdo

Pero el estudio del Pew también postró acuerdos importantes. Por ejemplo, el 86 por ciento de los latinos encuestados dijo apoyar una vía hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados si pasan verificaciones de antecedentes, pagan una multa y tienen puestos de trabajo.

El resultado es mayor que el nivel de apoyo del público en general estimado en 68 por ciento.

A su vez, ocho de cada 10 hispanos nacidos en Estados Unidos y nueve de cada 10 inmigrantes venidos de otros países dijeron que apoyan una medida que proporcione un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados.

En cuanto a modificar la 14 Enmienda de la Constitución, que estipula la ciudadanía por nacimiento inclusive a los hijos de inmigrantes indocumentados, casi ocho de cada 10 (78 por ciento) de los hispanos dijo que la Carta Magna debe dejarse tal y como está, en comparación con el 56 por ciento de la población en general que opina lo mismo.

Desde 2007, varios legisladores republicanos estatales y federales han sugerido enmendar la Enmienda 14 y quitar la ciudadanía automática a niños hijos de padres indocumentados. El debate no ha prosperado en el Congreso por falta de apoyo bipartidista.

publicidad

El cambio o modificación de una Enmienda constitucional necesita la aprobación de dos terceras partes de ambas cámaras en el Congreso y del consentimiento de al menos 38 estados.

Asunto federal

Preocupados por el alcance de la aprobación de leyes como las de Arizona y qué autoridad debería hacer cumplir las leyes de inmigración, el estudio reveló que el 77 por ciento de los encuestados hispanos dijo que el gobierno federal debe asumir la ejecución de estas políticas, frente al 15 por ciento que apoya el que las policías locales desempeñen un papel más activo en contra la inmigración indocumentada.

La muestra también reveló que sobre este tema tanto los inmigrantes nacidos en Estados Unidos como los provenientes del extranjero tienen puntos de vista similares.

En particular sobre la ley de Arizona, SB1070, el 79 por ciento de los hispanos que participaron en el estudio desaprobó la medida. Entre el público en general la proporción es dos a uno a favor de la ley.

Sobre el tema de la discriminación, el estudio indicó que en los dos últimos años no se reportan grandes cambios. Señaló que alrededor de un tercio de todos los hispanos (34%) dice que un miembro de su familia o un amigo cercano han experimentado la discriminación en los últimos cinco años debido a su raza o grupo étnico, y que la cifra es prácticamente igual a la registrada en 2009.

publicidad

Agregó que sólo el 5 por ciento dijo que han sido detenidos por la policía u otras autoridades y se les preguntó sobre su estatus migratorio, dato por debajo del 9 por ciento que dijo lo mismo en 2008.

En cuanto al nivel de confianza en las plataformas políticas, el estudio indicó que la mitad (51 por ciento) de los latinos dijo que tienen más confianza en la agenda del Partido Demócrata sobre la inmigración que en la agenda del Partido Republicano, mientras que el 19% dijo que tienen más confianza en la agenda republicana en materia de inmigración.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad