publicidad
Centro de detención de ICE.

ICE abrirá en Texas un nuevo centro de detención para inmigrantes indocumentados

ICE abrirá en Texas un nuevo centro de detención para inmigrantes indocumentados

Un antiguo campamento de trabajadores petroleros en Texas se convertirá en una cárcel de inmigrantes.

Centro de detención de ICE.
Centro de detención de ICE.

Un antiguo campamento de trabajadores petroleros en Texas se convertirá en un nuevo centro de detención de indocumentados de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), anunció el gobierno de Barack Obama.

Interactivo: Atrapados en el limbo, los niños de la frontera

La confirmación ocurre en momentos que las autoridades federales se preparan para otra posible oleada de niños y madres migrantes, como la crisis humanitaria reconocida el pasado 2 de junio.

La crisis se desató después que la Patrulla Fronteriza detuviera en la frontera con México a más de 46 mil niños indocumentados que intentaban ingresar sin papeles a Estados Unidos. La mayoría de los infantes eran originarios de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras). Otros provenían de México.

publicidad

Los temores de una nueva oleada surgieron inmediatamente después que Obama anunciara, el 20 de noviembre, una acción ejecutiva que amparará de la deportación a millones de indocumentados que llevan tiempo en Estados Unidos y carezcan de antecedentes criminales.

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, visitó el lunes el complejo de 20 hectáreas (50 acres) que incluye 80 cabañas color canela de dos habitaciones y un baño conectadas mediante caminos de tierra y césped de reciente colocación en la localidad de Dilley, a unos 112 kilómetros (70 millas) al suroeste de San Antonio, reportó The Associated Press.

El DHS estima que los primeros 30 inmigrantes comenzarán a llegar al nuevo centro en las próximas semanas.

Las instalaciones tendrán capacidad para alojarán a unas 480 personas. El cupo se ampliará en mayo de 2015 para unas 2,400.

Organizaciones y grupos que defienden los derechos de los inmigrantes afirman que las familias migrantes que llegan a la frontera e intentan ingresar al país a menudo huyen de la violencia del narcotráfico o de las pandillas en sus países de origen, y piden a las autoridades estadounidenses que las dejen en libertad y sean entregadas a parientes que tengan en Estados Unidos en lugar de enviarlas a una cárcel de ICE.

En junio, la enorme cantidad de niños detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera sobrepasó la capacidad de respuesta del gobierno federal para albergar y procesarlos, y también a miles de adultos que intentaron ingresar indocumentados.

publicidad

La mayoría de los menores arrestados por la Patrulla Fronteriza son originarios de Guatemala, El Salvador y Honduras. En las 72 horas siguientes a la aprehensión los menores, en cumplimiento a una ley de 2008, fueron entregados al Departamento de Salud de Servicios Humanos (HHS), donde luego fueron enviados a albergues o entregados a familiares.

En caso de una nueva oleada, muchos podrían ser enviados a centros de detención de ICE mientras avanzan sus procesos de deportación. ICE dijo que 70% de las familias de inmigrantes dejadas en libertad jamás se presentaron a las citas de seguimiento, razón en parte del por qué se decidió aumentar la capacidad de detención.

Los menores originarios de México pueden ser deportados inmediatamente después de ser arrestados por la Patrulla Fronteriza.

De acuerdo a datos proporcionados por ICE, la detención de una familia tiene un costo diario de $296 por persona. La cifra es casi el doble de un adulto retenido, según cálculos del Foro Nacional de Inmigración (NIF).

La acción ejecutiva anunciada el 20 de noviembre frena las deportaciones de indocumentados que estén en el país desde antes del 1 de enero de 2010 y tengan hijos ciudadanos o residentes legales permanentes.

La medida también amplía la cobertura de la Acción Diferida de los dreamers del 15 de junio de 2007 al 1 de enero de 2010.

Obama advirtió que los migrantes que desataron la crisis humanitaria de junio "y los que vengan en el futuro- no serán protegidos por la acción ejecutiva y son considerados como prioridad de deportación.

publicidad

"Debe quedar claro que nuestras fronteras no están abiertas a la inmigración ilegal", subrayó Johnson el lunes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad