publicidad

Gobierno federal estadounidense corrigió la cifra de deportados en el año fiscal 2008

Gobierno federal estadounidense corrigió la cifra de deportados en el año fiscal 2008

El Gobierno de EU corrigió las cifras de los inmigrantes indocumentados en 2008: fueron casi 360 mil y la mayoiría a México.

La cifra aumentó

WASHINGTON - El Gobierno federal estadounidense arrestó a unos 792 mil extranjeros indocumentados en el curso del año fiscal 2008, dijo el martes el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en un informe enviado a los medios.

El 88 por ciento de los detenidos era de nacionalidad mexicana, agregó, e indicó que el casi 359 mil de ellos fueron deportados.

Un informe similar publicado por el mismo departamento a principios de 2009, todavía bajo la administración del ex presidente George W. Bush, indicó que los deportados rozaron los 350 mil, unos 12 mil menos.

El año fiscal estadounidense inicia el 1 de octubre y finaliza el 30 de septiembre del año siguiente.

El DHS también dijo que en 2008 los arrestos de indocumentados por parte de la Patrulla Fronteriza bajaron un 17 por ciento en comparación con las detenciones durante el mismo período en el año anterior.

En el año fiscal 2008 la Patrulla de Fronteras capturó a 723,840 inmigrantes indocumentados, de ellos 705,022 en la frontera sur de Estados Unidos.

El dato representa el 91 por ciento de todas las detenciones.

Arrestos en el 2007

En el año fiscal 2007 la Patrulla detuvo a 960,756, mientras que en el año fiscal 2006 el número de arrestados fue de 1.206,457.

El informe subrayó que "en 2008, como cada año desde 1988, el sector de Tucson (Arizona) tuvo el mayor número de capturas. Ese sector registró 317,709 capturas, el 45 por ciento de todas las capturas en la frontera suroeste".

publicidad

Los otros sectores que encabezan la lista de arrestos fueron el de San Diego (California), con 162,392; Valle del Río Grande (Texas), con 75,476; Laredo (Texas) con 43,659); El Centro (California), con 40,962, y El Paso (California) con 30,310.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) efectuó 33,575 arrestos, y el Programa de Operaciones para Extranjeros Fugitivos capturó a otras 34,160 personas.

¿Cree que el gobierno de Barak Obama debería decretar una moratoria de redadas y deportaciones hasta que el Congreso debata y apruebe una reforma migratoria y permita legalizar a miles de indocumentados? Comente aquí.

Menos que antes

La disminución de las detenciones en los últimos tres años responde al deterioro de la situación económica en Estados Unidos, que ha tornado menos atractivo para los trabajadores indocumentados.

ICE mantuvo detenidas a 378,582 personas, un 22 por ciento más que en 2007, la mayoría bajo procesos de deportación activos.

Aunque más del 61 por ciento de todos los detenidos en el año fiscal 2008 procedió de México (comparado con el 49 por ciento en el año anterior) estas personas, según el Gobierno, representaron sólo el 23 por ciento de los días de detención.

"Esto refleja su estancia relativamente breve en los centros de detención", indicó el informe.

Los deportados

El DHS dijo además que casi 359 mil extranjeros fueron expulsados de Estados Unidos en el sexto año consecutivo de cifras sin precedentes de deportaciones.

publicidad

Los principales países de origen de estas personas fueron México, el 69 por ciento, Honduras (8), y Guatemala (7,7).

Otros 811 mil extranjeros "aceptaron la oferta de volverse a sus países sin una orden de deportación", añadió el informe.

Del total de los trámites de salida de extranjeros de Estados Unidos, el 32 por ciento -unos 113,500- fueron "salidas expeditas", que se aplica cuando las autoridades determinan que un extranjero porta documentos falsos o no tiene documentos de ingreso apropiados.

En general, a estas personas se las saca del país sin una revisión adicional de su caso ni una audiencia.

Además, el Gobierno de Estados Unidos expulsó del país a 97,100 personas con antecedentes criminales.

El informe previo

En enero la anterior administración aseguró que deportó a 349,041 extranjeros, un 20 por ciento más que las deportaciones ejecutadas el año anterior.

AL igual que el segundo informe, la mayoría de los expulsados fueron de origen mexicano.

En 2007 el ICE arrestó y deportó un total de 288,663 extranjeros, según detalló un comunicado publicado en su página de Internet.

A su vez, en 11 meses del año fiscal 2008 el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ejecutó 1,172 redadas en centros de trabajo.

La cifra no incluyó los operativos llevados a cabo por al menos 100 grupos especiales de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE), ni tampoco las redadas en casas de inmigrantes indocumentados.

publicidad

Equipos de búsqueda

El gobierno reiteró que cuenta con más de 100 equipos especiales que buscan en todo el país a extranjeros sin papeles con antecedentes criminales.

Las búsquedas incluyen cárceles municipales, estatales y federales. Quienes sean ubicados enfrentarán inmediatos procesos de deportación.

En la tarea de búsqueda de indocumentados participan agentes de policías municipales y estatales amparados por la Sección 287(g), aprobaba por el Congreso en 1996.

El programa le permite al servicio de inmigración hacer acuerdos separados con las policías para incorporarlas en la ejecución de la ley federal de inmigración estadounidense.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad