publicidad

Gobierno de Obama analiza posible segunda demanda por ley en Arizona

Gobierno de Obama analiza posible segunda demanda por ley en Arizona

Gobierno de Obama podría iniciar una segunda demanda contra ley de Arizona si advierte instancias de etiquetación racial.

Gobierno de Obama analiza posible segunda demanda por ley en Arizona c0d...

Etiquetación racial

WASHINGTON, DC - El Departamento de Justicia de Estados Unidos podría iniciar una segunda demanda contra la ley antiinmigración de Arizona si advierte instancias de etiquetación racial, dijo el secretario Eric Holder en una entrevista difundida el domingo.

El gobierno inició una demanda contra la ley de Arizona la semana pasada, alegando que ese estado usurpa funciones del gobierno federal en materia de inmigración. La demanda recibió elogios y críticas de activistas y republicanos.

La ley obliga a la Policía a interrogar a una persona acerca de su estatus inmigratorio si existen razones para sospechar que se encuentra en el país ilegalmente. También obliga a los inmigrantes a tener consigo sus documentos inmigratorios en todo momento.La etiquetación racial ( racial profiling en inglés) se refiere al uso incorrecto de la raza de un individuo o grupo étnico por la Policía como un factor para decidir si aplica la ley, como en el caso de pedirle a una persona que e detenga por una infracción de tránsito.La primera demanda no abordó el problema de la etiquetación racial porque se concentró en los aspectos más graves de la ley, dijo Holder en una entrevista difundida el domingo por la cadena de televisión CBS. Analizan impacto

publicidad

En seis meses o un año, el departamento estudiaría el impacto de la ley sobre la etiquetación racial.

"Si así fuera, tendríamos las herramientas e iniciaríamos una demanda sobre esa base", dijo Holder.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, quien defiende la constitucionalidad de la ley estatal, opinó que el gobierno federal hubiera incluido la etiquetación racial en la demanda si lo hubiese creído oportuno.

Brewer confiada

"¿Por qué habrían de vacilar, después de todas sus declaraciones y de toda la indignación que expresaron contra la ley en materia de etiquetación racial, si ésta aparece?", dijo Brewer a The Associated Press durante la reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores en Boston.

Brewer expresó confianza en poder aplicar la ley sin caer en etiquetación racial, que reconoció es contraria a la ley federal y estatal.

"En definitiva, la gente del suroeste, en particular de Arizona, ama la diversidad. Es parte de nuestro ADN. Yo diría que casi no distinguimos los colores (de la piel)", dijo la mandataria. "Hemos crecido, convivido, trabajamos juntos, comemos juntos. Es muy distinto de los problemas que siempre relacionan con el sur, con respecto a los asuntos de los derechos cívicos".

No es por política

El secretario de Justicia Eric Holder negó categóricamente que la demanda presentada por el gobierno contra Arizona por su ley antiinmigrante tenga motivos políticos, y alertó de que si entra en vigor el departamento de Justicia vigilará si genera discriminación.

publicidad

Holder afirmó en una entrevista con el canal "CBS" que la Casa Blanca decidió interponer la demanda después de que el departamento de Justicia hiciera un estudio legal y constatara que la ley "viola la Constitución", y no en base a consideraciones políticas.

"Hay un número sustancial de republicanos y miembros de los cuerpos de policía que pensaron que la decisión de demandar fue, de hecho, la correcta", insistió el fiscal general.

Lucha de poderes

El departamento de Justicia presentó la demanda en un tribunal de Phoenix el pasado 6 de julio, que basa en que Arizona se ha adjudicado con la nueva ley competencias en materia de inmigración que, por la Constitución, corresponden al Gobierno federal.

El gobierno estadounidense pidió al juez que suspenda temporalmente su entrada en vigor, prevista para el 29 de julio, mientras continúa el proceso legal.

Holder afirmó que si el tribunal no admite esa petición, el gobierno federal vigilará cómo se aplica la ley para comprobar si hay casos de discriminación.

Norma "mal concebida"

La norma convierte en delito menor en Arizona la presencia de una persona sin un permiso legal, lo que obliga a la Policía a pedir los papeles y detener a quienes sospeche que son indocumentados.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dicho que la ley está "mal concebida", y ha alertado de que puede dar lugar a discriminación contra los inmigrantes.

publicidad

Es un argumento con el coinciden los grupos de defensa de los derechos civiles, que sostienen que la norma hará que los agentes arresten a personas, en particular hispanas, simplemente por su apariencia o su acento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad