publicidad
E-Verify es una gigantesca base de datos a cargo de la USCIS que se encuentra conectada con los sistemas de la Administración del Seguro Social (SSA), del DHS y el FBI.

Georgia propone verificación obligatoria

Georgia propone verificación obligatoria

Un nuevo proyecto de ley para poner freno a la inmigración indocumentada, similar a la SB1070 de Arizona, se debatirá en breve en el estado de Georgia.

E-Verify es una gigantesca base de datos a cargo de la USCIS que se encu...
E-Verify es una gigantesca base de datos a cargo de la USCIS que se encuentra conectada con los sistemas de la Administración del Seguro Social (SSA), del DHS y el FBI.

ATLANTA " Un nuevo proyecto de ley para poner freno a la inmigración indocumentada, similar a la SB1070 de Arizona, se debatirá en breve en el estado de Georgia.

Un legislador republicano presentó una iniciativa que, de ser aprobada, exigirá que todas las empresas obligatoriamente se registren en el programa federal E-Verify y revisen el estado migratorio de todos sus trabajadores.

El congresista estatal Matt Ramsey dijo ante la Comisión Judicial de la cámara baja de Georgia que la denominada "Reforma sobre Inmigración Ilegal y Cumplimiento de las Leyes, del 2011" es un trabajo en evolución, de acuerdo con un reporte de The Associated Press.

Añadió que recibirá ideas o preocupaciones de cualquier persona, incluidos los ciudadanos y organizaciones civiles, en torno de la legislación. El martes la comisión abrirá el pleno al público que desee hacer comentarios.

publicidad

Inscripción forzada

Ramsey detalló que su iniciativa requiere que todos los empleadores en el estado realicen sus nuevas contrataciones mediante la base de datos federal manejada por la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

El E-Verify está conectada a las bases de datos del FBI y de la Administración del Seguro Social (SSA) y revisa la identidad y el estado migratorio de cualquier trabajador cuyo nombre sea introducido al sistema.

El congresista dijo que esta obligación eliminaría el incentivo principal para que los inmigrantes indocumentados lleguen al estado de Georgia.

El proyecto de ley también otorga a los agentes de policía poderes o herramientas extraordinarias para proceder a la identificación de los indocumentados, licencias similares a las contenidas en la polémica ley migratoria de Arizona promulgada el 23 de abril del año pasado y que desató una escalada nacional de protestas.

Impugnación en curso

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), en Georgia, advirtió que impugnará la propuesta. El viernes, el grupo convocó a los legisladores estatales a rechazar la iniciativa republicana de Ramsey. El organismo señaló que desafiaría la ley ante los tribunales en caso de que entre en vigencia.

La iniciativa, que se suma a otro proyecto presentado el jueves por el senador estatal del estado, Jack Murphy (republicano), "resultan anticonstitucionales e infringen los valores estadounidenses", dijo la directora general de la ACLU de Georgia, Debbie Seagraves. "La ACLU de Georgia desafiará semejante ley de discriminación racial si es aprobada aquí".

publicidad

ACLU argumenta que las iniciativas alientan a que los agentes policiales se aprovechen del aspecto racial de una persona como una herramienta para detenerla.

Tanto Ramsey como Murphy han desestimado los temores de discriminación racial, al señalar que hay provisiones específicas contra ello en del proyecto de ley, apuntó The Associated Press.

La propuesta podría afectar a muchos productores rurales que contratan a inmigrantes indocumentados para las cosechas. El Buró de Agricultura de Georgia ha dicho que controlar la inmigración es tarea del gobierno federal, no de los funcionarios estatales.

Gobierno aprieta el paso

A finales de enero el gobierno federal, que se opone a la aprobación de leyes migratorias estatales y argumenta que se trata de un tema que constitucionalmente le compete, anuncio la creación de una nueva unidad policíaca para verificar la contrata en empresas, y aseguró que en los últimos dos años el sistema se multiplicó por cuatro.

En el año fiscal 2010 la Oficina de Aduanas e Inmigración (ICE) inició 2,746 investigaciones en lugares de trabajo frente a las 503 realizadas en 2009.

Agregó que se levantaron infracciones por más de $7 millones.

Simultáneamente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció la creación de una unidad para investigar empresas y poner freno a la contrata de trabajadores indocumentados.

publicidad

El nuevo organismo lo integran 15 agentes de ICE y realiza auditorías a empresas en todo el país utilizando como herramienta el sistema E-Verify.

La administración del presidente Barack Obama sustituyó en 2009 las redadas de indocumentados por auditorías para verificar documentos. En octubre del año pasado, la jefa del DHS, Janet Napolitano, advirtió que este tipo de operativos continuarán en 2011, al igual que la búsqueda de extranjeros con antecedentes criminales para ser arrestados y deportados del país.

Récord de expulsados

En el año fiscal 2010 el gobierno federal deportó a más de 392,000 indocumentados, la mayoría de ellos con antecedentes criminales, cifra que marcó un récord.

En el año discal 2009 la cifra de expulsados fue de unos 386,000.

Las redadas ejecutadas durante la administración republicana del ex presidente George W. Bush (2001-2009)) concluían con la deportación de los inmigrantes trabajadores sin papeles, pero las redadas silenciosas, como suelen llamarle los empresarios y activistas de organizaciones nacionales a las auditorías que ejecuta ICE, terminan con despidos y, en muchos casos, los afectados no son expulsados de Estados Unidos.

Sólo los trabajadores que se hallaban en las empresas durante las redada silenciosas de ICE se vieron afectados con arresto y un inmediato proceso de deportación. El resto recibió cartas de la empresa exigiéndoles que aclararan sus identidades y sus permanencias en el país bajo la amenaza de un despido inmediato.

publicidad

De qué se trata

E-Verify es una gigantesca base de datos a cargo de la USCIS que se encuentra conectada con los sistemas de la Administración del Seguro Social (SSA), del DHS y el FBI, herramientas que reúnen datos de millones de personas, tanto ciudadanos como residentes legales en Estados Unidos.

El programa es la segunda parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEV) que fue aprobado por el Congreso en noviembre de 2003 y que forma parte de las políticas de seguridad implementadas tras los ataques terroristas de 2001.

El sistema, al que los empleadores acceden voluntariamente -por teléfono o internet- faculta al gobierno federal para que verifique la identidad de cualquier trabajador extranjero, coteje su nombre y números de identidad con otras bases de datos, y compruebe que tiene visa y permiso para laborar en el país.

Carlos Saavedra, de la Massachusetts Immigrant and Refugee Advocacy Coalition (MIRA), dijo a Univision Online que a medida que el gobierno implemente los sistemas de verificación de empleo, en la misma medida aumentarán las redadas silenciosas.

Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), teme que el E-Verify "perjudiquen los intereses económicos de Estados Unidos en vez de tomar acción para revivir la reforma migratoria".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Los jóvenes dreamers dicen que con la situación que vive EEUU y la nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda de dinero para poder realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les pueda costar su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
publicidad