publicidad
El 71 por ciento de los inmigrantes indocumentados deportados durante el año fiscal 2010 (del 1 de octubre de 2009 al 30 de septiembre de este año) son de origen mexicano.

EU rompió récord de deportados en 2010

EU rompió récord de deportados en 2010

EU deportó un récord de 392,000 inmigrantes indocumentados en el último año fiscal, 195,000 de ellos con antecedentes penales.

El 71 por ciento de los inmigrantes indocumentados deportados durante el...
El 71 por ciento de los inmigrantes indocumentados deportados durante el año fiscal 2010 (del 1 de octubre de 2009 al 30 de septiembre de este año) son de origen mexicano.

Mayoría de expulsados es mexicano

WASHINGTON - Estados Unidos deportó un récord de 392,000 inmigrantes indocumentados en el último año fiscal, 195,000 de ellos con antecedentes penales, dijo este miércoles la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

El récord, alcanzado durante el año fiscal 2010 recién finalizado (octubre 2009-septiembre 2010) suplanta al anterior logrado el año precedente, de 389,000 deportados.

La cantidad de personas con cargos penales expulsadas aumentó en 81,000 en el año fiscal 2010, según las cifras de la agencia de inmigración y aduanas (ICE).

"Este gobierno se ha centrado en velar por el cumplimiento de nuestras leyes de inmigración de una manera sensata y eficaz, que le da prioridad a la seguridad pública y nacional", dijo Napolitano en rueda de prensa.

publicidad

"Esta estrategia ha producido resultados históricos, y se ha deportado a más delincuentes extranjeros condenados que nunca antes y se han emitido más sanciones pecuniarias que durante todo el gobierno anterior contra empleadores que infringen las leyes de inmigración", afirmó.

La mayoría mexicanos

Un 71% de los 392,000 deportados son mexicanos, indicó el ICE, una de las 23 agencias del Departamento de Seguridad Nacional (DHS que dirige Napolitano).

Napolitano afirmó que el enfoque de su agencia está centrado en deportar delincuentes, al desestimar críticas contra el Departamento de Seguridad Interior por priorizar la expulsión de algunas personas sobre otras.

"Tenemos un conjunto de prioridades y priorizamos a los delincuentes", indicó Napolitano. Pero "este departamento está abocado a hacer cumplir la ley" afirmó.

"Tenemos por ley la posibilidad de detener una acción (de deportación)" y en algunos casos lo han hecho "por razones humanitarias", dijo.

Aumento considerable

La cantidad de delincuentes deportados ha aumentado en 71% con respecto al gobierno anterior de George W. Bush, explicó la directora de servicios intergubernamentales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

"Estamos administrando la ley con mucha fuerza" pero la proporción entre los deportados sin antecedentes penales y aquellos que los tienen se está revirtieron y esa tendencia continuará, dijo Muñoz.

publicidad

Un 33% de los delincuentes deportados cometieron crímenes serios, como violación o asesinato, y otro 44% fueron arrestados por robo o delitos relacionados con drogas ilegales.

El director de ICE, John Morton, recordó que el sistema de leyes migratorias actual "no es exactamente el ideal", y de allí que se necesite la reforma migratoria integral defendida por el gobierno del presidente Barack Obama.

Reforma migratoria

Obama busca una reforma migratoria que abra una vía para legalizar luego de ciertos requisitos a los once millones de indocumentados -la mayor parte de ellos hispanos- que viven en Estados Unidos.

La iniciativa no ha tenido mayor avance en el Congreso, donde la oposición republicana reclama primero una mayor seguridad fronteriza.

Napolitano afirmó que el gobierno ha hecho "todos los esfuerzos para hacer segura la frontera" del suroeste, colindante con México.

Los funcionarios descartaron que el anuncio de este miércoles pueda tener motivaciones políticas, a menos de un mes de las elecciones legislativas de noviembre.

Estas estadísticas sólo "demuestran que estamos tratando de medir la manera cómo impulsamos la ley para saber que las decisiones que tomamos están teniendo efecto", dijo Muñoz.

Plan federal

Napolitano defendió un programa llamado "Comunidades seguras", que busca que a cada persona arrestada se le verifiquen las huellas digitales en la base de datos del DHS para determinar si está en el país legalmente.

publicidad

Este programa se inició en 2008 y el gobierno espera que esté operativo en todo Estados Unidos para 2010.

El programa, vilipendiado por grupos humanitarios y defensores de los inmigrantes, ahora se aplica en más de 600 jurisdicciones, incluyendo todas las del suroeste de Estados Unidos, en comparación con apenas las 14 con las que comenzó en 2008.

La meta del DHS es ampliar "Comunidades Seguras" a todas las jurisdicciones policiales en la nación para el año 2013.

Redadas silenciosas

Las autoridades también destacaron que desde enero de 2009, ICE ha realizado auditorías a más de 3,200 empleadores sospechosos de contratar a trabajadores sin papeles, y ha impuesto sanciones por cerca de 50 millones de dólares a quienes violan las leyes que prohíben la contratación de indocumentados.

Como medida punitiva, las autoridades también han cancelado los contratos a 225 compañías e individuos que a sabiendas han contratado mano de obra indocumentada.

Según grupos pro-reforma, estos logros de la Administración Obama, también delineados por DHS en un comunicado, son un guiño para quienes exigen mano dura contra los indocumentados sin que éstos hayan avanzado una reforma migratoria integral.

Estos grupos consideran que un aumento de la seguridad fronteriza, como exigen los republicanos y grupos conservadores afines, es tan importante como la legalización de la población indocumentada y ambos asuntos son, de hecho, componentes clave de la reforma.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad