publicidad

EU lanzó advertencia de viaje

EU lanzó advertencia de viaje

Los extranjeros con trámite pendiente ante el servicio de inmigración de EU tienen que pedir permiso para salir del país.

Severas consecuencias

Todos los extranjeros con trámite pendiente ante el servicio de inmigración estadounidense -incluyendo asilados y refugiados- que tienen planes de salir del país con motivo de la Navidad o Año nuevo, deben pedir permiso antes de poner un pie afuera de Estados Unidos.

Si no lo hacen, pierden automáticamente su derecho de estadía en el país, reiteró la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés).

Al igual que en años anteriores, el gobierno federal detalló que los extranjeros con trámite de inmigración pendiente, entre ellos miles de indocumentados centroamericanos (de El Salvador, Honduras y Nicaragua) amparados por un Estatus de Protección Temporal (TPS), "no pueden salir del país" a menos que gestionen un permiso.

La USCIS previno que si salen "sin la debida autorización", tendrán severas consecuencias.

Quienes lo hagan "violan la ley", quizás "no puedan volver a entrar a este país", y sus trámites podrían ser "denegados" o "cancelados", subrayó la agencia.

"Si un solicitante de asilo sale del país y regresa al lugar donde sufrió la persecución que lo obligó  a buscar protección de Estados Unidos se presumirá que ha abandonado su solicitud", recalcó la agencia.

publicidad

La recomendación fue emitida tomando en cuenta la proximidad de las festividades y el tiempo en que demoran los trámites.

La agencia enfatizó que el permiso de salida debe ser gestionado con debida anticipación por medio del Formulario I-131 (solicitud de Documento de Viaje).

El trámite demora entre 90 y 150 días y se puede pedir en cualquier oficina de distrito o centro de servicio.

A quiénes afecta

De acuerdo con la Ley de Inmigración, necesitan un permiso de viaje:

  • Quienes hayan presentado ante el servicio de inmigración un ajuste de estatus a residente permanente y no tengan respuesta definitiva.
  • Quienes hayan sido admitidos en Estados Unidos como refugiados o se les haya otorgado asilo político.
  • Quienes reciban beneficios bajo el Programa de Unidad Familiar (Family Unity Program).
  • Quienes se encuentren protegidos o amparados por un TPS (Temporary Program Status).
  • Los que están ajustando su estatus amparados por la Ley NACARA.
  • Quienes tengan pendiente una solicitud de asilo.
  • Quienes no pueden abandonar el país pero que, por razón de emergencia o motivo de vida o muerte, lo prueben ante las autoridades de inmigración.
  • Aquéllos que se encuentren bajo un proceso de deportación o que permanezcan en Estados Unidos sin un estatus legal, no pueden tramitar un Permiso de Viaje o Advance Parole.


Cómo se obtiene

Para tramitar el permiso de viaje, las personas, con ayuda de un abogado, deben solicitar y llenar el Formulario I-131 (Application for a Travel Document), además de adjuntar las fotografías señaladas en el dorso del documento y el pago de la cuota fijada por el USCIS, que asciende a los $305.

publicidad

Una vez presentada la solicitud el proceso varía de acuerdo a cada oficina de distrito.

Quienes tengan previsto un viaje y tengan preguntas sobre su entrada nuevamente a Estados Unidos, pueden llamar al teléfono del USCIS: 1-800-375-5283.

La oficina señaló que los inmigrantes también pueden comunicarse con los grupos comunitarios de ayuda a hispanos en Estados Unidos.

Hay demoras

Para el abogado Jorge Rivera, quien coordina el Chat de inmigración de Univision Online los días lunes, los afectados por la regulación deben, además, tomar en cuenta que el gobierno tiene "grandes atrasos" y que en algunos casos las demoras sobrepasan los tres meses.

"Antes que aumentaran las tarifas, el 30 de julio, la USCIS recibió una avalancha de solicitudes de toda clase de servicios. Y muchos a la fecha ni siquiera han recibido la confirmación de que sus casos están en proceso", advirtió.

Rivera agregó que el atraso "puede demorar más de lo previsto" las solicitudes de permisos de viaje, por lo que recomendó a los inmigrantes afectados "hacerlo lo antes posible para ver si pueden salir de Estados Unidos antes de las Navidad".

Se puede hacer muy poco

Respecto a qué hacer para acelerar los trámites, el letrado dijo que "casi nada, porque para reclamar al gobierno hay que tener un número de caso. Y si el gobierno no le ha dicho que abrió un caso con su solicitud, entonces usted no tiene cómo justificar el reclamo".

publicidad

Agregó que los atrasos afectan a miles de personas en todo el país, y que los más perjudicados son aquellos extranjeros que necesitan un permiso de trabajo o requieren de un permiso de viaje porque deben salir de manera urgente.

Dijo además que peticiones de ciudadanía (naturalización) y residencia por petición familiar también enfrenta retrasos, al igual que la toma de huellas digitales y fotografía biométrica.

Indocumentados no

En cuando a los inmigrantes indocumentados, estos no pueden pedir permiso de salida ni tampoco salir de Estados Unidos, dijo Rivera.

"Si piden autorización, se ponen en evidencia y el gobierno registra su estatus y su dirección. Y si salen, les cae encima la Ley del Castigo", agregó.

La Ley del Castigo fue aprobada por el Congreso en 1996. La legislación establece que si un extranjero permanece ilegalmente en Estados Unidos por más de 180 días, debe esperar fuera del territorio por tres años, y si la estadía indocumentada supera los 365 días, el castigo sube a 10 años.

Una vez que el castigo se cumpla, el extranjero debe iniciar un proceso consular para pedir perdón. Si el perdón es concedido, puede que reciba un permiso para volver a Estados Unidos. Si regresa durante el castigo y es detenido, puede ser deportado de por vida.

"Esta ley se activa en el momento que in indocumentado pone un pie fuera de Estados Unidos", dijo el abogado Luis Salgado, en Washington DC.

publicidad

Según fuentes privadas y gubernamentales, en Estados Unidos viven 12 millones de indocumentados. Pero un reciente estudio difundido en Washington la cifra pudiera estar entre los 20 y los 38 millones, la mayoría de ellos procedentes de América Latina.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad