publicidad

Estudio reveló grave peligro para millones de ciudadanos de EU hijos de indocumentados

Estudio reveló grave peligro para millones de ciudadanos de EU hijos de indocumentados

Nuevo estudio reveló que millones de niños estadounidenses hijos de padres indocumentados están en grave peligro.

Estudio reveló grave peligro para millones de ciudadanos de EU hijos de...

Informe lapidario

WASHINGTON - Un año y medio después de que el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y The Urban Institute advirtieran que 5.5 millones de niños estadounidenses hijos de padres indocumentados corren serio peligro y que sus derechos estan siendo lesionados, un nuevo estudio reiteró las preocupaciones y alertó fallos en los programas de bienestar infantil que no funcionan al momento se ser requeridos por los pequeños.

El informe, titulado "Atrapado entre sistemas: la intersección de las políticas migratorias y de bienestar infantil", advirtió que el método de atención vigente obvia las circunstancias de hijos de padres indocumentados arrestados o deportados, y que perjudican a los niños de familias inmigrantes separadas.

publicidad

Según el informe de First Focus, una organización de atención a la infancia, el 73% de los 5.5 millones de niños hijos de inmigrantes sin papeles tiene comprometidos sus derechos de asistencia social y sufre las contradicciones de ambas legislaciones y sus procesos.

La entidad recomendó una mejor coordinación y más flexibilidad en los sistemas migratorio y de protección de menores para solucionar los graves problemas existentes.

Lo habían dicho

E 31 de octubre de 2008, el NCLR y The Urban Institute publicaron un informe anotando la misma cifra que menciona First Focus en el nuevo reporte. Titulado

"Pagando el Precio: El Impacto de las Redadas de Inmigración Sobre los Niños en Estados Unidos", reveló los horrores que han vivido familias víctimas de leyes antiinmigrantes donde los grandes damnificados son los más pequeños de la sociedad.


La Raza culpó al Congreso por el daño infringido a los niños tras el fracaso del debate de la reforma migratoria de 2006 y 2007, y su incapacidad de lograr una solución al problema que plantean 12 millones de inmigrantes sin papeles.


Esta vez, First Focus dijo además que entre las consecuencias indirectas del fallido sistema migratorio y la condición de indocumentados de millones de padres de ciudadanos estadounidenses, están aquellos progenitores que pierden en los juzgados la custodia de sus hijos por su estatus legal, barreras lingüísticas que dificultan procesos burocráticos o requisitos imposibles de cumplir porque los progenitores se enfrentan a procesos migratorios tales como la deportación.

publicidad

"Todos estos obstáculos incrementan el tiempo en que los niños separados están dentro del sistema de bienestar y crean riesgos por inapropiados plazos y requisitos" de los sistemas de adopción y de acogida de niños, indica el reporte.

¿Qué opina del riesgo en que se encuentran millones de niños estadounidenses hijos de padres indocumentados?

Casos difíciles

Una parte del informe refiere la Ley de Adopción y Familias a Salvo (ASFA), que impone "estrictos plazos" a los padres de niños que están bajo el cuidado de agencias de bienestar social. Estos tiempos, agrega, suelen ser en muchas ocasiones imposibles de alcanzar por padres deportados o arrestados por el servicio de inmigración, ni por sus familiares en el país que son también indocumentados o extranjeros sin papeles de estadía legal.

El informe incluye casos de menores enviados o que permanecen bajo el cuidado de instituciones de asistencia infantil cuyos casos terminan en la denuncia del estado migratorio de sus padres a la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) por parte de los empleados del sistema federal.

Un ejemplo que detalla el reporte de First Focus es el de un trabajador social que denunció a la policía, en febrero de 2009, el estatus migratorio de una guatemalteca madre dos hijos estadounidenses. La mujer pasó a las dependencias del ICE y cuando los abuelos de los niños acudieron a la misma oficina de asistencia para niños para atender a sus demandas, estos fueron también detenidos porque tampoco tenían papeles de estadía legal, siendo que la ley tipifica este hecho como una falta de carácter civil no penal.

publicidad

Leyes antiinmigrantes

Tras el fracaso de los debates migratorios de 2006 y 2007 en al menos 35 estados del país se presentaron más de 1,400 proyectos de ley antiinmigrantes, y las municipalidades aprobaron unos 120, según datos de la asociación nacional de municipalidades.

Algunas iniciativas, como en el cado de Hazleton, Pensilvania, una corte federal detuvo las normas por considerarlas inconstitucionales, pero en aquellos casos donde las legislaciones están vigentes los empleados federales están obligados a reportar ante el servicio de inmigración a los indocumentados que acuden a una oficina de asistencia social en busca de ayuda.

Fist Focus apuntó que este tipo de acciones incrementaron la desconfianza de las comunidades inmigrantes en las agencias de asistencia a niños, y que debido al miedo a la deportación muchos casos sospechosos o graves de maltrato infantil no han sido denunciados.

Añade que los menores, en estos casos, quedan "atrapados" entre las imposiciones legales de ambos sistemas y se ven obligados a permanecer en centros de adopción por tiempo indefinido.

Sí hay soluciones

Bruce Lesley, presidente de First Focus, subrayó que "no hay razón para que un niño sufra el trauma de ser separado de sus padres y termine en centros de acogida cuando hay soluciones tangibles para prevenir estas situaciones".

La entidad escribió en el informe que "la falta de protocolos nacionales para guiar la colaboración entre entidades migratorias de bienestar infantil amenaza a la unidad familiar y al bienestar de niños en casos en que los servicios de protección infantil son necesarios".

publicidad

Recomendó asimismo la elaboración de guías que determinen pautas de colaboración y de comunicación a favor de la protección de los intereses de niños y sus familias en los diferentes sistemas, tanto el migratorio, el de justicia criminal como el de bienestar infantil.

Lista de recomendaciones

Algunas de las propuestas sugeridas por First Focus son que durante los arrestos de padres indocumentados por parte del ICE se tenga en cuenta si tienen hijos menores de edad ciudadanos estadounidenses y se actúe en consecuencia, o que los progenitores puedan llamar por teléfono para planear el cuidado de sus hijos mientras están ausentes.

También sugirieron alternativas a la deportación de padres (de niños estadounidenses) que no suponen un riesgo para la comunidad, como la permanencia de los progenitores bajo vigilancia o mediante la imposición de multas.

También pidió a los jueces de inmigración sopesar los posibles daños a un niño ciudadano antes de dictaminar la deportación de un padre indocumentado, y educar a los oficiales del servicio de inmigración sobre la manera de minimizar el impacto y daño en los niños durante un operativo.

Tambièn solicitaron el nombramiento de un oficial de enlace entre el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), las agencias de bienestar infantil y los padres extranjeros indocumentados detenidos, y que los padres participen en todo el proceso judicial que afecta a sus hijos.

publicidad

El reporte de 2008

En octubre de 2008 La Raza y The Urban Instituye señalaron que la combinación entre el miedo desatado por las redadas de inmigración, el aislamiento y la pobreza que desencadenaron arrestos y las posteriores deportaciones de indocumentados, acarrearon en miles de niños estadounidenses serios problemas de salud mental tales como depresión, trastornos, ansiedad, estrés post traumático e incluso pensamientos suicidas.

Janet Murgia, presidenta de La Raza, dijo en aquella oportunidad que los resultados del informe eran "sorprendentes", y que el número de niños separados de sus padres como consecuencia de las redadas de inmigración es "significativo".

El estudio de 2008 reveló además que "por cada dos inmigrantes detenidos, un niño se queda desamparado", y que del total de niños impactados por la política del gobierno de Washington bajo la administración del entonces presidente George W. Bush, "dos tercios son ciudadanos de Estados Unidos o residentes legales permanentes".



Curiosamente, un reporte del DHS publicado en marzo dio cuenta que durante el año fiscal 2009 unos 380 mil inmigrantes fueron deportados frente a los poco más de 320 mil expulsados en el año fiscal 2008. Nueve de los 12 meses de 2009 corresponden al primer año de ejercicio del gobierno del Presidente Barack Obama.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad