publicidad

Estados Unidos lanzó plan para atraer estudiantes extranjeros

Estados Unidos lanzó plan para atraer estudiantes extranjeros

Gobierno lanzó plan para atraer estudiantes extranjeros y revertir baja causada por el 9/11.

Ataques del 9/11 y medidas de seguridad perjudicaron matrículas

WASHINGTON - El Gobierno de Estados Unidos lanzó el viernes una iniciativa para agilizar el proceso de visas para estudiantes extranjeros, como parte de sus esfuerzos por atraer a los "mejores y más brillantes" alumnos provenientes del exterior.

Más de 1.1 millón de extranjeros estudian en universidades y en programas de intercambio académico o de capacitación vocacional, de acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Con la iniciativa denominada "Estudio en Estados Unidos", la Administración Obama busca mejorar el proceso de emisión de visas para estos visitantes, reportó la Agencia Española de Noticias (Efe).

Detalles del programa

El nuevo programa examinará cambios en las regulaciones, ampliará la cooperación entre el Gobierno y las instituciones académicas, y establecerá un centro de información por Internet que ofrecerá datos "actualizados y relevantes" sobre los requisitos para obtener una visa de entrada al país.

"El atraer al mejor y más brillante talento internacional a nuestros colegios y universidades es una parte importante de la innovación y competitividad económica, científica y tecnológica de nuestra nación", explicó la jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, en un comunicado.

publicidad

"Los estudiantes extranjeros y visitantes de (programas de) intercambio aportan inestimables contribuciones a nuestra nación, y la iniciativa “Estudio en Estados Unidos” es un paso importante para potenciar a la próxima generación de empresarios internacionales, aquí mismo en nuestro país", agregó.

Los atentados del 9/11

El número de estudiantes extranjeros en universidades estadounidenses registró una fuerte baja tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington DC y Pensilvania, y la adopción de severas medidas de seguridad por parte del gobierno de Washington.

Según un estudio realizado por el Instituto Internacional de Educación (IIE), los 547,867 estudiantes extranjeros matriculados en el curso 2000-2001 aportaron $11,000 millones a la economía de Estados Unidos.

Sólo el estado de Louisiana recibió más de $110 millones durante ese período.

El informe agregó que durante el periodo escolar 2001-2002, el número de estudiantes extranjeros en Estados Unidos aumentó a nivel nacional en un 6.4 por ciento. Pero las estadísticas cambiaron drásticamente a partir del semestre de otoño de 2002, con una reducción del 8 por ciento según un reporte de la National Association of Foreign Student Advisors (NAFSA), cuando "comenzaron a negar visas de estudiantes y poner dificultades en la admisión internacional".

publicidad

El gobierno estadounidense adoptó a finales de 2001 y durante 2002 severas medidas de seguridad para verificar la identidad de miles de estudiantes extranjeros en el país.

El programa SEVIS

El principal programa de seguridad implementado por el gobierno federal fue el Student and Exchange Visitor Information System (SEVIS), que le permitió a las autoridades conocer en detalle el número de alumnos extranjeros inscritos en universidades y seguir sus pasos durante sus permanencias en territorio estadounidense.

El sistema, al que las universidades ingresan por medio de internet, consiste en una gigantesca base de datos que almacena  la identidad del alumno y sus movimientos dentro den centro de estudios.

SEVIS forma parte de la ley antiterrorista aprobada por el Congreso a raíz de los ataques del 9/11 y estipula que las instituciones que no cumplan con el mandato federal (de registrar a los alumnos extranjeros) estarán impedidas de aceptar nuevos estudiantes procedentes del exterior.

Detalles del programa

El SEVIS está sujeto a la ley de inmigración de 1996 (vigente en el país) y surgió a raíz del primer ataque al World Trade Center en 1993.

Originalmente estaba pensado como un sistema de búsqueda electrónica e iba a ser integrado por primera vez en las universidades de Louisiana en el año 2004.

Sin embargo, los atentados del 9/11, en el que participó un estudiante de origen palestino -que abandonó sus estudios tras su entrada en Estados Unidos- aceleró el proceso de implementación del sistema.

publicidad

La información ingresada al SEVIS es mantenida en un banco de datos manejado por el DHS. Los datos permiten al servicio de inmigración y al gobierno federal vigilar las actividades, -académicas, sociales y laborales- de los estudiantes que vienen de otros países a estudiar en Estados Unidos.

La advertencia de 2004

En 2004 la Association of American Universities (Asociación de Universidades Americanas "AAU-), advirtió que las solicitudes de alumnos internacionales para estudiar en universidades de Estados Unidos habían caído en un 32 por ciento ese año con relación al año anterior, cifra que causó alarma y preocupación en el sector.

Expertos universitarios sugirieron entonces que el gobierno federal adoptara nuevas políticas que combinaran las medidas adoptadas tras los ataques del 9/11 y las tradicionales políticas de apertura con las que contaba el país.

El gobierno de ese entonces respondió que no abandonaría las políticas de seguridad coordinadas por el DHS.

Ya en 2004 el número de solicitudes de visa por parte de estudiantes foráneos para universidades en Estados Unidos registró una baja del 24 por ciento desde 2001, en parte porque el proceso se volvió más complejo después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Un 59 por ciento de las universidades miembros de la AAU registraron bajas en las solicitudes de estudiantes internacionales, y las 25 universidades con mayor porcentaje histórico de reclutamiento de estudiantes internacionales también registraron bajas.

publicidad

Los estudiantes extranjeros aportaban alrededor de $13,000 millones a la economía de Estados Unidos, pero la cantidad bajó como consecuencia de la baja de estudiantes extranjeros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad