publicidad

Estados Unidos deportó en agosto a más de 400 inmigrantes con antecedentes criminales

Estados Unidos deportó en agosto a más de 400 inmigrantes con antecedentes criminales

El gobierno federal de Estados Unidos deportó en agosto a inmigrantes con antecedentes penales y procedentes de 36 países.

Listado de faltas

MIAMI - Estados Unidos deportó a 423 inmigrantes con antecedentes penales y procedentes de 36 países, tras ser capturados en un operativo desarrollado paralelamente en Florida, Puerto Rico y las islas Vírgenes, dijeron las autoridades migratorias en un comunicado.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) explicó que los inmigrantes fueron deportados en agosto y eran convictos de asalto, robo, drogas, agresión sexual, delitos con armas y actividades fraudulentas.

"Esas deportaciones continuarán mientras nosotros hagamos cumplir las leyes de inmigración de nuestro país", dijo Michael Rozos, director de la oficina del ICE en Miami.

La agencia federal (una de las 23 que integran el Departamento de Seguridad Nacional -DHS-) utiliza vuelos chárter especiales para enviar a los inmigrantes a sus respectivos países cuando éstas naciones están fuera del hemisferio occidental.

De esa forma, detalló, pueden repatriar a grupos grandes de personas de una manera expedita, humana y segura, con lo que se reducen los periodos de detención.

Operativo de 4 años

La deportación de extranjeros con antecedentes criminales es parte de la Operación Escudo Comunitario (Operation Community Shield) activada en febrero de 2005, explicó ICE.

El programa incluye la lucha contra pandillas violentas y narcotráfico.

En mayo de 2005 ICE extendió la Operación para incluir a todas las pandillas criminales en calles y prisiones.

publicidad

Equipos especiales

En enero ICE reiteró que cuenta con más de 100 grupos especiales que buscan a unos 540 mil inmigrantes con antecedentes y orden de deportación vigente para deportarlos del país.

En forma paralela, mantiene activo el Programa 287(g) que, entre otras funciones, faculta a las policías locales indagar el estado migratorio de los extranjeros y entregar a las autoridades federales a todo aquel que no tenga papeles de estadía legal.

Si bien la estadía indocumentada en Estados Unidos es una falta de carácter civil, la medida es considerada por grupos defensores de los derechos de los inmigrantes como un paso hacia la criminalización.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad