publicidad

Endurecen medidas contra preso

Endurecen medidas contra preso

Autoridades de una cárcel en NE ya utilizan un nuevo sistema para verificar estatus migratorio de los detenidos.

Estrecho contacto con ICE

DENVER, Colorado - Las autoridades de la cárcel del condado Dodge, en Fremont, Nebraska, comenzaron a utilizar un nuevo procedimiento para verificar el estatus migratorio de los detenidos, indicó Doug Campbell, director del Servicio Correccional local.En rueda de prensa, Campbell sostuvo que "la cárcel es ahora la responsable de llamar al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés)".

Anteriormente esa tarea era responsabilidad de los departamentos de policía que realizaban los arrestos, explicó el funcionario, por lo cual no siempre se le solicitaba al ICE que verificase si un detenido estaba legalmente o no en el país.

La nueva medida se suma a otras que han surgido en distinos puntos del país, en el marco de un endurecimiento generalizado hacia las personas indocumentadas. En Florida, por ejemplo, desde el 1ero de octubre, quienes soliciten licencia de conducir deberán poseer número de Seguro Social y mostrarlo en persona, como así también constancia de estatus migratorio

Campbell dijo que el personal a cargo de recibir a los detenidos llamará al ICE en dos casos: si el oficial que realizó el arresto provee información que despierta sospechas sobre la documentación del detenido o si el mismo detenido afirma que nació fuera de Estados Unidos.

El agente del ICE entonces realiza una entrevista telefónica con el sospechoso y luego informa a la cárcel del resultado de la investigación, de modo que una persona indocumentada buscada por la justicia federal no quede en libertad bajo fianza como de otra manera podría suceder.

publicidad

La cooperación entre la cárcel del condado Dodge y los agentes del ICE comenzó a finales de agosto pasado, un mes después de que el alcalde de Fremont, Donald Edwards, votase en contra de un proyecto de ley municipal para exigir que quienes quisieran alquilar viviendas en esta ciudad primero demostrasen que están legalmente en el país.

Desde entonces, los guardias de cárceles y los agentes de ICE han mantenido varias reuniones para conocerse en persona y han intercambiado números de teléfonos celulares, reduciendo así a pocas horas la respuesta de ICE, que antes llevaba varios días.

Según Campbell, en la actualidad ocho de los reclusos en el condado Dodge tienen orden de detención del ICE.

"No importa qué crimen hayan cometido. Si son ilegales, llamaremos al ICE para que sigan detenidos. No es que tienen que haber cometido un delito mayor", comentó Campbell, quien también es miembro del Comité de Inmigración de Fremont, formado recientemente por el alcalde.

Según estadísticas del Censo, 36,000 personas viven en el condado Dodge. De ellas, poco más de 2,300 son hispanos. La mitad de estos hispanos inmigrantes y un 85 por ciento de ellos habla español en su hogar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad