publicidad

En la frontera del miedo

En la frontera del miedo

El fracaso del debate migratorio en el Senado de Estados Unidos dejó a millones de indocumentados sumidos en la incertidumbre.

Sin papeles

MIAMI, Florida - El fracaso del debate migratorio en el Senado de Estados Unidos, el 28 de junio, dejó a millones de inmigrantes indocumentados sumidos en la incertidumbre.

Uno de ellos, 'dianacarolina', casada con un soldado del ejército de Estados Unidos, está desesperada y quiere saber qué posibilidades reales tiene de conseguir la residencia legal para que no la deporten.

Estas y otras preguntas fueron planteadas al abogado Jorge Rivera en el chat de inmigración de Univision Online.

La usuaria identificada con el nombre de 'dianacarolina' preguntó: "Tengo 23 años y soy de Colombia. Me trajeron a este país cuando tenía dos años de edad, ilegalmente. Cursé todos mis estudios aquí, nunca he tenido problemas con la ley y mi récord criminal está limpio".

"Me casé a los 18 años con un ciudadano estadounidense que pertenece al Ejército".

"Tenemos cinco años de casados y buscamos orientación con diferentes abogados y todos nos dicen que tenemos que esperar a que el Congreso active la Sección 245(i) de la Ley de Inmigración. Quiero saber si hay otra forma de poder legalizar mi estadía en Estados Unidos".

El abogado Rivera respondió: "El problema es que si nadie la ha pedido a usted anteriormente, antes del 30 de abril de 2001, entonces no puede pagar la multa de $1,000 por haber entrado ilegal a Estados Unidos".

publicidad

"Y le voy a decir algo. Que la Sección 245(i) no está incluida como parte de la reforma migratoria que han querido debatir y aprobar sin éxito en el Congreso. Eso quiere decir que probablemente usted se va a hacer residente legal de Estados Unidos en base a otro tipo de cambio de ley si es que el Congreso decide nuevamente debatir la reforma a las leyes de inmigración y la aprueba".

Nota del editor:

A finales de mayo el Senado estadounidense inició el debate de un proyecto de reforma migratoria que fue redactado en secreto -entre marzo y abril- por representantes demócratas, republicanos y de la Casa Blanca.

El plan se basó en un fuerte componente de seguridad e incluyó una vía de legalización para indocumentados que se encontraban en el país a partir del 1 de enero de 2007, quienes pagarían multas hasta $13,500 cada uno, deberían salir del país e iniciar fuera un proceso consular para tramitar la residencia.

El debate fue cancelado el 28 de junio por falta de apoyo bipartidista. La decisión dejó a la deriva a 12 millones de indocumentados, quienes temen ser arrestados y deportados de Estados Unidos.

Ármese de paciencia

El usuario identificado con el nombre de 'conejito' preguntó: "Mi hermano es ciudadano estadounidense y me pidió hace seis años bajo el amparo de la Sección 245(i) de la Ley de Inmigración".

"En el Formulario I-130, el servicio de inmigración le dio como respuesta a mi hermano que debía esperar por un cupo de visa disponible. Pero ya han pasado seis años y no se nada al respecto".

publicidad

"¿Qué debo hacer? Porque me encuentro aquí con mi esposa y mis dos hijos menores de edad, sin papeles y sin permiso de trabajo. Y para ese entonces, en 2001, entramos como turistas y nos quedamos aquí. ¿Qué me aconseja?"

El abogado Rivera respondió: "Le faltan aproximadamente cinco años más de espera.  Según el Boletín de Visas del Departamento de Estado, en el mes de junio del año 2007 las visas de residente están disponibles para los hermanos de ciudadano americano que presentaron sus peticiones antes de junio de 1996. Eso significa que serían unos 11 años de espera".

"Para las personas de México, están disponibles las visas en esta categoría para aquellos que presentaron la petición I-130 antes del 15 de julio de 1994, que serían aproximadamente 13 años de espera. Así es que, por favor tenga un poco de paciencia".

Nota del editor:

La Sección 245(i) permite que ciertos indocumentados soliciten la residencia permanente y permanezcan en territorio de Estados Unidos hasta que exista un cupo de visa disponible y paguen una multa al servicio de inmigración. Es un beneficio que sólo puede activar el Congreso.

La última vez que estuvo vigente fue entre el 20 de diciembre de 2000 y el 30 de abril de 2001. Se beneficiaron unos 640 mil indocumentados, la mayoría de origen mexicano. Sólo calificaron peticiones hechas a través de una petición familiar o una certificación laboral.

publicidad

En cuanto al cupo de visa, éste va de acuerdo a las fechas que cada mes actualiza el departamento de Estado y que se conoce como Boletín Visas , y también al número de visas de inmigrante que cada año otorga Estados Unidos por mandato del Congreso.

Las personas que sometieron una petición y ésta fue aceptada, no tienen derecho a trabajar mientras esperan el cupo de visa.

Una visa disponible puede tardar años en llegar a manos del beneficiario.

Doble pedido

La usuaria identificada con el nombre de 'shaggy' preguntó: "Soy ciudadana americana. Mis padres tienen entrevista para la residencia en una semana. Tengo una hermanita de 12 años. Ya la pedí por medio de la I-130, pero sé que ese trámite demora mucho tiempo para que le den la residencia".

"Cuando mis padres tengan la residencia permanente (tarjeta verde o green card) y la pidan, ¿cuánto tiempo dura para que a ella de den la visa? ¿Tiene que ver algo la edad? Ella tiene 12 y está con nosotros aquí, en Estados Unidos".

El abogado Rivera respondió: "Una petición de padres residentes por su hija menor de 21 años de edad, soltera, está demorando aproximadamente cinco años. Cuando sus padres se hagan residentes permanentes, a partir de la fecha que se anota en la tarjeta verde (green card), que por cierto ya no es de ese color, dígales que presenten una petición familiar l-130 por su hija".

publicidad

Nota del editor:

El servicio de inmigración estadounidense (USCIS, por sus siglas en inglés) tiene una tarifa de $355 por el envío del Formulario I-130, más $80 para la toma de huellas digitales biométricas y fotografía.

En el caso que el gobierno le niegue el caso, usted dispone de 30 días para apelar la decisión. Para hacerlo, debe usar el Formulario I-290B . El costo por cada apelación es de $585.

Más vale prevenir

El usuario identificado con el nombre de 'latin316' preguntó: "Mi madre hace muchos años vino a Estados Unidos con visa de turista, pero en aquel momento ya era residente permanente. Lo hizo así para entrar conmigo, ya que yo no era residente aún. En inmigración, al entrar, se dieron cuenta y le hicieron problema, pero finalmente la dejaron entrar conmigo".

"Hoy en día quiere hacerse ciudadana. Ella ha viajado muchas veces en los últimos años fuera de Estados Unidos y nunca ha tenido problemas al regresar. ¿Cree usted que tenga problemas con su ciudadanía por ese problema que tuvo cuando intentó entrar como turista?"

El abogado Rivera respondió: "Siempre hay riesgo de tener algún tipo de complicación cuando hay un antecedente de este tipo. Pero como no ha tenido complicaciones de ninguna clase en los últimos años cada vez que ha viajado y regresado a Estados Unidos, es poco probable que tenga problemas cuando pida su ciudadanía. Pero siempre le recomiendo tener un abogado de inmigración por cualquier cosa".

publicidad

Nota del editor:

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) cuenta con una página web donde usted puede pedir referencias de abogados o que le informen de abogados cerca del lugar donde usted vive. Haga clic aquí e ingrese la información que le solicitan. Ellos se comunicarán con usted a través del correo electrónico.

También puede llamar gratis al servicio de referencia, número

1(800) 954-0254

Violencia doméstica

El usuario identificado con el nombre de 'desesperado01' preguntó: "Yo fui arrestado y acusado de violencia doméstica por mi pareja anterior, en 2004. Fui a corte y mi caso fue sobreseído. No me encontraron culpable. Solamente tuve que asistir a un curso para controlar mis actos, no me enviaron a la cárcel. Yo nunca me declaré culpable".

"Mi abogado, un criminalista, me dijo que yo no tendría problemas si algún día decidiera solicitar la residencia. Una abogada de inmigración me dijo que yo no podría nunca obtener una green card, pero otro abogado de inmigración y criminalista me dijo que yo no tendría problemas en obtener la tarjeta verde".

"Ahora estoy casado con una ciudadana estadounidense. Ella me pidió en 2005 y mi petición fue aprobada. ¿Puedo obtener la green card? ¿El arresto que tuve en 2004, es una felonía (delito de mayor cuantía)?"

publicidad

El abogado rivera respondió: "Lo mas importante es que usted dice que le desestimaron los cargos. Por lo tanto, no le encontraron culpable. No creo que usted tenga problemas al momento de solicitar su residencia. Lo único que va a tener que llevar es una copia certificada del reporte de arresto y la disposición final (el dictamen, veredicto, fallo) de la corte".

Jorge Rivera responde preguntas de los usuarios de Univision Online los días lunes cada 15 días. Visite la Sala de Chat para más información.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad