publicidad
Las deportaciones en los últimos cinco años superan los 2 millones.

El Secretario del DHS habla de deportaciones con líderes religiosos y empresarios

El Secretario del DHS habla de deportaciones con líderes religiosos y empresarios

El jefe de la seguridad de EEUU sigue discutiendo la política de deportaciones y la reforma migratoria.

Las deportaciones en los últimos cinco años superan los 2 millones.
Las deportaciones en los últimos cinco años superan los 2 millones.

El jefe de la seguridad de Estados Unidos, Jeh Johnson, se reunió el martes con empresarios y líderes religiosos "para discutir una amplia gama de asuntos de inmigración, incluyendo la necesidad de una reforma migratoria integral”, señaló el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en una nota de prensa.

publicidad

El encuentro forma parte del proceso de revisión "exhaustiva y global" que lleva a cabo Johnson y que fue solicitado a mediados de marzo por el presidente Barack Obama.

Leer: Fallo informático sigue afectando las deportaciones.

El mandatario, al término de una reunión con líderes del caucus hispano, le pidió a Johnson que revise la política de deportaciones con el objetivo de humanizarlas y presente recomendaciones para actuar dentro del marco de la ley.

"Como parte de la revisión en curso, el secretario Johnson sigue colaborando con las diversas partes interesadas y miembros del Congreso, que también están trabajando para el logro de una solución permanente mediante la promulgación de una reforma migratoria común que fortalezca nuestra seguridad", agregó el comunicado.

Leer: Activistas le fijan plazo a la reforma migratoria.

Obama reitera la manera de legalizar a inmigrantes indocumentados

La reunión se llevó a cabo una semana después que Obama se reuniera también con religiosos en la Casa Blanca para tratar ambos temas.

Al término de ese encuentro, celebrado a puertas cerradas, la Casa Blanca dijo que las partes hablaron “de la importancia de tomar medidas para aprobar la reforma migratoria con sentido común”, y que los líderes religiosos “compartieron con el presidente historias de cómo la falta de arreglar el sistema de inmigración impacta las familias en sus congregaciones y comunidades”.

Obama enfatizó que “su Administración pudiera tomar medidas para mejorar el cumplimiento de las leyes de inmigración y administrarlas mejor, pero nada puede sustituir a la certeza de la reforma legislativa y la solución permanente que sólo el Congreso puede lograr”.

publicidad

Leer: Obama sopesa frenar las deportaciones.

Fallas de computadora habrían detenido deportaciones

Johnson, desde que asumió el mando del DHS, "ha dejado claro que comparte el compromiso del presidente (Barack Obama) de aplicar y administrar las leyes de inmigración con eficacia y de manera prudente, en la línea con los valores" de Estados Unidos como nación, dijo la agencia.

Antes de reunirse con religiosos, Johnson se entrevistó con congresistas demócratas, activistas y funcionarios de la administración.

El lunes, versiones de prensa señalaron que Johnson elabora un informe que favorecería a extranjeros sin permiso de estadía legal en el país que no tengan antecedentes penales peligrosos.

Entre las faltas más comunes y que no constituirían una amenaza para la seguridad nacional se incluiría el regreso y la permanencia indocumentada en Estados Unidos luego de una deportación sin antecedentes criminales.

publicidad

"No deberíamos estar separando familias que sean respetuosos de la ley aparte de su estatus migratorio", dijo Obama la semana pasada durante una conferencia de prensa.

Esta respuesta, dijo el diario La Opinión, parece indicar que la Casa Blanca estaría buscando ajustar las prioridades de deportación para deportar a menos personas no convictas de una falta de carácter penal.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA) dijo que el sistema de inmigración ha generado una “crisis humanitaria” que obliga a los inmigrantes a “cometer actos desesperados” para estar junto a sus familias.

También urgió al gobierno a cambiar la política de deportaciones y a la Cámara de Representantes que apruebe una reforma migratoria como el plan aprobado por el Senado el 27 de junio del año pasado y que incluye un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados sin antecedentes criminales.

En lo que va de la Administración de Obama ICE ha deportado a más de 2 millones de indocumentados, según datos confirmados por la agencia que opera bajo el mando de Johnson.

Entre los presentes en la reunión del martes se encontraban Kevin Appleby, director de Política y Relaciones Públicas de los Servicios de Migración y Refugiados; Theresa Brown, directora de Política de Inmigración del Centro de Política Bipartidista; el alguacil del Condado de Harris (Texas), Adrian García, o la activista Maria Gaby Pacheco, codirectora del Proyecto Puente, entre otros tantos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad