publicidad
El Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Jeh Johnson.

El jefe de la seguridad de Estados Unidos revalúa la política de deportaciones

El jefe de la seguridad de Estados Unidos revalúa la política de deportaciones

El jefe de la seguridad de EEUU dijo que está revaluando las prioridades en la política de deportaciones.

El Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Un...
El Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Jeh Johnson.

Legisladores del Caucus Hispano se reunieron con Jeh Johnson a puertas cerradas y le entregaron una lista de recomendaciones.

publicidad

En momentos que arrecia la presión sobre la Administración del Presidente Barack Obama para que detenga la deportación de indocumentados mientras la Cámara de Representantes debate la reforma migratoria, el jefe de la seguridad de Estados Unidos, Jeh Jhonson, dijo que está revaluando las prioridades del gobierno en esta materia.

A mediados de marzo la Casa Blanca anunció que Obama revisará la política de deportaciones y que le pidió a Johnson "que le presente un inventario de nuestras prácticas actuales para ver cómo podemos realizar la aplicación de la ley de una forma más humana dentro de los límites de la ley".

Leer: Comunidades Seguras en la mirilla.

 

Activistas protestando en contra de las deportaciones arriesgan su integridad física en Chicago

El anuncio fue hecho al término de una reunión entre el mandatario y tres congresistas demócratas del Caucus Hispano, los representantes Luis Gutiérrez (Illinois), Xavier Becerra (California) y Rubén Hinojosa (Texas), para hablar de inmigración, el drama de las deportaciones y la reforma migratoria.

Tres semanas después Johnson dijo que la revaluación de las políticas están enfocadas en asegurar que las deportaciones estén enfocadas en la seguridad del país, seguridad pública y seguridad fronteriza.

Leer: Fast for Families llega a Washington DC

Las declaraciones del Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés)) se dieron al término de una reunión a puertas cerradas con miembros hispanos del Caucus del Congreso, entre ellos Gutiérrez.

publicidad

 

Activistas marcharon para pedir un alto a las deportaciones

Declaración del Caucus

Tras la reunión con Johnson, el presidente del caucus Hispano, el congresista Rubén Hinojosa (demócrata de Texas), dijo que en ekl encuentro se discutieron "maneras" para que el DHS pueda proporcionar un alivio de urgencia a las familias de inmigrantes.

"La reunión de hoy con el Secretario Johnson fue productiva y agradecemos al DHS por reunirse con nosotros", agregó.

Hinojosa dijo además que Johnson "escuchó nuestras preocupaciones y nos aseguró que él está revisando a fondo las políticas de deportaciones del Departamento" y que entiende "el impacto que dichas políticas tienen sobre las familias".

El congresista demócrata por Texas también señaló que al iguakl que la Administración, el Caucus sabe que, en última instancia, "los dos sabemos que la única manera de proporcionar un alivio permanentemente a las familias inmigrantes es para que el Congreso apruebe una reforma migratoria integral".

publicidad

Hinojosa criticó a los republicanos de la Cámara de Representantes por haber detenido el debate de la reforma migratoria y los urgió a aprobar el plan H.R. 15 entregado el 8 de octubre y que se basa en el proyecto que el Senado aprobó en junio del año pasado.

El H.R. 15 incluye un camino a la ciudadania para indocumentados que carecen de antecedentes criminales.

"No hay duda de que la Administración está trabajando con nosotros y que estas son cuestiones muy complicadas que necesitan ser resueltas", apuntó Hinojosa. "Después de la reunión de hoy estamos un paso más cerca de ser capaces de responder a las preocupaciones del Caucus Hispano del Congreso, de la comunidad de inmigrantes y de los líderes de derechos civiles".

El congresista de Illinois, Luis Gutiérrez (demòcrata), dijo en un comunicado que  "hoy abrimos un nuevo frente en la lucha para proteger a las familias estadounidenses".

"Tenemos que encontrar una manera de mantener a las madres y padres y esposos y esposas que simplemente están tratando de sobrevivir fuera de la cola de deportación", agregó.

El documento

La semana pasada el Caucus dio a conocer un documento con recomendaciones para de alguna manera suavizar la política de deportaciones de Obama y evitar la separación de familias.

El documento le fue entregado a Johnson durante el curso de una reunión donde se discutió la revisión acordada el 15 de marzo.

publicidad

Leer: Las deportaciones ponen a Obama entre la espada y la pared

La lista de recomendaciones incluye desde una ampliación al DACA (programa de Acción Diferida que frena la deportación de ciertos dreamers) hasta mejoras en los centros de detención de inmigrantes de ICE y cancelación de programas que otorgan poderes especiales a policías locales para que se conviertan en agentes de inmigración.

Los programas en la mirilla son Comunidades Seguras y 287(g).

Un nuevo análisis reveló que la administración de Obama sostiene record de deportaciones

Otra recomendación incluida en el documento pide tomar acciones administrativas para poner fin a la separación innecesaria de familias estadounidenses por causa de la actual política de deportaciones, que desde el año fiscal 2009 borden los 400,000 por año.

Pidió proteger a los inmigrantes con fuertes y profundas raíces familiares en Estados Unidos y señaló que la Administración debería utilizar todos los medios legales disponibles, incluyendo ampliar el DACA, para proteger o amparar a los indocumentados que califican para la reforma migratoria del Senado.

El 27 de junio de 2013 por 68 votos a favor y 32 en cintra el pleno del Senado aprobó el proyecto de ley S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011, hablen inglés, cancelen multas y carecen de antecedentes criminales.

publicidad

También recomiendan permitir que inmigrantes que no plantean una amenaza para la seguridad nacional no sean deportados, al tiempo de ampliar el DACA para proteger a padres y hermanos de dreamers protegidos por el beneficio temporal.

La Acción Diferida

La Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés) entró en vigor el 15 de agosto de 2012. El alivio beneficia a jóvenes indocumentados menores de 31 años que ingresaron al país antes de cumplir los 16 y carecen de antecedentes criminales y no representan un peligro a la seguridad nacional.

Los cinco requisitos mínimos para calificar al DACA son:

   - Entró a Estados Unidos siendo menor de 16 años de edad;

   - Ha residido ininterrumpidamente en Estados Unidos durante al menos cinco años antes del 15 de junio de 2012 y está presente en Estados Unidos al 15 de junio de 2012;

   - Asiste a la escuela, se ha graduado de la enseñanza secundaria, ha obtenido un certificado de desarrollo de educación general, o es un veterano que ha sido dado de alta con honores de los Guardacostas o las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos;

   - No ha sido condenado por un delito mayor, un delito menor significativo, múltiples delitos menores ni representa una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública;

   - No es mayor de 30 años de edad.

Quienes cumplen con estos requisitos son considerados para que se les detenga la deportación o evitar el comienzo de los procesos de expulsión del país. DACA otorga además un permiso de trabajo temporal y los beneficiarios pueden gestionar una licencia de manejar.

publicidad

Más recomendaciones

El Caucus Hispano también recomendó proteger a los padres inmigrantes indocumentados de niños ciudadanos estadounidenses y advirtió que unos 5,100 niños ya han sido enviados a casas de crianza porque sus padres fueron o están en proceso de ser deportados de Estados Unidos.

Agregan que a los indocumentados calificados como de “baja prioridad" se les debería permitir que permanezcan junto a sus familias a través de un “parole” y concederles una libertad condicional como una forma de alivio administrativo que podría potencialmente beneficiar a grandes grupos de personas de diferentes maneras.

“Podría funcionar como una medida provisional para proteger temporalmente a las personas contra la deportación” y permitirles gestionar un permiso de trabajo”.

Otro grupo a proteger son los familiares inmediatos indocumentados de residentes permanentes para que puedan gestionar sus permanencias y no quedar expuestos a ser sancionados con la Ley del Castigo.

Una medida similar entró en vigor en 2012 y ampara a ciertos familiares inmediatos (cónyuges e hijos menores de edad solteros) de ciudadanos quienes pueden ajustan sus estados migratorios y esperar un cupo disponible de residencia en Estados Unidos y salir sólo para ir a buscar la visa sin ser castigados.

La Ley del Castigo, aprobada por el Congreso en 1996, señala que los indocumentados que permanecen más de 180 días sin papeles en el país deben estar tres años fuera, y 10 años si la permanencia indocumentada supera el año o los 365 días. Después de cumplido el castigo deben iniciar un trámite consular para pedir perdón.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad