publicidad
El programa federal Comunidades Seguras, activado en 2008, ha deportado a miles de indocumentados, muchos de ellos sin delitos criminales que constituyan una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

El gobierno de Obama “relanzará” el programa Comunidades Seguras

El gobierno de Obama “relanzará” el programa Comunidades Seguras

El jefe de la seguridad de EEUU elabora un plan para relanzar, antes de junio, Comunidades Seguras.  

El programa federal Comunidades Seguras, activado en 2008, ha deportado...
El programa federal Comunidades Seguras, activado en 2008, ha deportado a miles de indocumentados, muchos de ellos sin delitos criminales que constituyan una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Asoman detalles de los cambios que Obama ordenó al DHS el 15 de marzo para apaciguar las críticas.

publicidad

El jefe de la seguridad de Estados Unidos elabora un plan para relanzar, en breve, el controvertido programa federal Comunidades Seguras.

Durante una reunión en la Casa Blanca, el martes, con jefes de agencias del orden público, el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, comunicó los planes que formarían parte de la revisión de la política de deportaciones del gobierno de Barack Obama.

El mandatario giró la orden el 15 de agosto tras una reunión con un grupo de legisladores del caucus hispano congresional alarmado por las deportaciones, que superaron los 2 millones desde que Obama llevó a la Oficina Oval.

Leer: Redada silenciosa en Washington.  

Varios jefes de agencias dijeron que el DHS está preparando un relanzamiento del programa “para asegurar que la colaboración entre policías locales y el gobierno federal se dedica a deportar a migrantes verdaderamente peligrosos y delincuentes”, reportó el diario La Opinión en su página digital.

Familia vive drama entre violencia e inmigración /Univision

El programa

Comunidades Seguras es una base de datos que maneja el DHS y que permite a los agentes del orden público locales (municipal y estatal) establecer el estatus migratorio de cada persona detenida al momento del arresto.

Si la prueba biométrica muestra que la persona no tiene estatus legal de permanencia en Estados Unidos, es colocada de inmediato en la lista de sujetos deportables. Lo mismo sucede con individuos que tienen algún tipo de delito o antecedente criminal.

Leer: Familia mexicana doblemente golpeada

Los individuos deportables son entregados a la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE). Una vez en poder de ICE, se abre un proceso de deportación de Estados Unidos.

Las nuevas instrucciones darían prioridad sólo a individuos que representen una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Reforma migratoria a punto de morir si no se aprueba antes de que termine el mes de agosto /Univision

Antes de junio

La Opinión agregó que los jefes de policías le solicitaron a Johnson que anuncie estas reformas preferiblemente antes del fin de mayo, que es cuando muchos de ellos se reunirán en San Francisco para el Foro de Investigación de Ejecución Policíaca (PERF) en el que se discutirán estas prácticas.

publicidad

El programa no está funcionando a favor de la seguridad pública sino en contra, dijo al diario Ron Teachman, jefe de policía de South Bend, Indiana. “Por el temor de los indocumentados a la deportación, a menudo no reporten delitos y el gobierno debe tomar cartas en el asunto para resolver ese problema”, agregó.

Según jefes de seguridad que asistieron a la reunión, el secretario Johnson dijo que no quería “repetir los errores del pasado”, entre ellos la falta de transparencia.

Hasta ahora Comunidades Seguras no ha terminado de convence a muchos jefes de policía, quienes insisten al gobierno que se centre en deportar sólo a delincuentes violentos.

Otros, como el alguacil del condado Maricopa, Arizona, favorecen medidas más severas que las hasta ahora implementadas por Comunidades Seguras.

El memo de 2012

A finales de 2012 el DHS anunció dijo que el polémico programa será obligatorio en los 50 estados a partir de 2013.

El programa Comunidades Seguras fue creado en 2008 para detectar a inmigrantes que hayan cometido delitos criminales graves y deportarlos. Desde que fue implementado el gobierno ha expulsado a miles de extranjeros.

Grupos y organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, abogados, líderes religiosos, congresistas, gobiernos estatales y grupos que defienden los derechos civiles, entre otros, han cuestionado el programa creado durante la administración republicana de George W. Bush. Argumentan que contiene errores que han permitido deportar a inmigrantes que no han cometido delitos graves que amenacen la seguridad nacional de Estados Unidos.

publicidad

Pese a las críticas y demandas para que el gobierno cancele el programa, la Administración Obama ha roto récords de expulsiones desde que asumió en 2009. A la fecha lleva más de 2 millones de deportados.

Los detractores

Activistas reiteran que entre seis y siete por cada 10 deportados por el gobierno tenía faltas que no ameritaban ser deportados por las autoridades federales de inmigración y que calificaban para una reforma migratoria como la aprobada por el Senado el 27 de junio del año pasado.

El memorando del DHS de finales de 2012 señaló que el programa federal de intercambio de información contenido en Comunidades Seguras, en el que se consultan reportes de huellas dactilares y antecedentes, será obligatorio en 2013 y que ningún estado, ni condado ni ciudad podrá tener la opción de excluirse como hasta ahora.

En agosto d 2012 los estados de Nueva York, Illinois y Massachusetts cancelaron sus participaciones en el programa aduciendo errores que afectaban los derechos de miles de extranjeros.

El DHS les advirtió que no necesita de su aprobación para que éste siga operando, pero la postura del gobierno no fue aceptada por los gobiernos estatales.

Mar de dudas

Entre 2009 y 2011 Comunidades Seguras fichó a aproximadamente 11,000 individuos que fueron acusados o condenados por crímenes violentos u otras ofensas serias (crímenes de nivel 1), mientras que otros 100,000 fueron acusados o condenados por crímenes de nivel 2 ó 3.

publicidad

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló que ICE no ha provisto un análisis diferenciado de los niveles 2 y 3, y el rango de delitos que entra dentro de cada una de estas categorías es significativamente amplio en términos de gravedad. Esto ha afectado a cientos de personas ya expulsadas, subrayó.

La OEA ha advertido que los indocumentados por lo general son transferidos al ICE después de cualquier privación de libertad, independientemente de la seriedad de la causa que dio lugar al arresto, puesto que probablemente son sujetos a deportación aún cuando no exista una condena penal en su contra.

Ya estaba anunciado

A mediados de junio de 2011 el gobierno de Obama anunció cambios en la política de inmigración que regula el programa y aseguró que los esfuerzos se concentrarían en individuos que hayan cometido delitos graves.

El entonces director de ICE, John Morton, dijo en esa ocasión que muchos cambios se originaron en preocupaciones de las autoridades locales y de comunidades, quienes han expresado sus desacuerdos con el programa.

Sin embargo, los arrestos continuaron y el programa registró pocos cambios en sus protocolos de procedimiento.

Las críticas obligaron a Obama a ordenar a Johnson una revisión de las políticas para definir cambios dentro del marco de la ley.

“Hay una historia de mentiras y distorsiones provenientes del Departamento de Seguridad Nacional con respecto a este programa. Esperamos que con reforma quieran decir, eliminación”, dijo Chris Newman, de la Red Nacional de Jornaleros al diario La Opinión.

publicidad

El DHS no ofreció detalles sobre las posibles reformas al controvertido programa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad