publicidad

El 1 de abril se ventana

El 1 de abril se ventana

El servicio de inmigración se alista para recibir más pedidos de visa H1B que la cuota asignada por el Congreso para 2009.

Apenas un día

WASHINGTON - El servicio de inmigración de Estados Unidos abrirá el martes la ventanilla de visas tipo H1B para trabajadores extranjeros profesionales, pero advirtió que la cerrará el mismo día debido a la fuerte demanda.

La cuota asignada por el Congreso para el año fiscal 2009 es de 65 mil cupos y se espera que sólo la industria tecnològica envíe unas 140 mil peticiones. Otras 20 mil se entregarán a extranjeros graduados en universidades estadounidenses.

El gobierno también advirtió a los negocios que necesitan este tipo de documento que no intenten burlar el sistema enviando varias solicitudes para un mismo trabajador, según reportes de The Associated Press.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) reiteró que el período de recepción de solicitudes arranca el 1 de abril, y adelantó que al igual que el año pasado, la ventanilla podría cerrarse el mismo día debido a la enorme demanda de estas visas.

El 1 de abril del año pasado la USCIS recibió poco más de 120 mil peticiones de H1B, casi el doble del límite anual de 65 mil autorizadas por el Congreso.

Ese mismo día la agencia cerró la ventana y anunció que, por primera vez, las visas disponibles serán sorteadas entre los peticionarios cuyas solicitudes fueron aprobadas.

La decisión, sin embargo, fue refutada por los negocios, cuyos directivos argumentaron que las probabilidades de conseguir trabajadores extranjeros especializados eran bajas.

publicidad

Engaño frecuente

Respecto a las "tretas" para intentar conseguir el mayor número de posibilidades, Chris Bentley, portavoz de la USCIS, dijo a The Associated Press que la agencia halló que el año pasado se presentaron 500 solicitudes duplicadas.

Este año, "para asegurar una distribución justa y ordenada de visas H1B disponibles", la agencia rechazará todas aquellas solicitudes múltiples y no reembolsará los $320 que cuesta el trámite, explicó la agencia federal.

Bentley añadió que dado lo ocurrido el año pasado, las autoridades anticipan "que muchas personas más podrían haber aprovechado esto y tratar de burlar el sistema presentando varias solicitudes para un mismo empleado".

Que amplíen la cuota

En los últimos tres años las empresas estadounidenses han batallado para contratar y retener a los mejores empleados del mundo, y han exigido a la Casa Blanca y al Congreso que apruebe una reforma migratoria para que se amplíe la cuota de visas tipo H1B.

Debido a que el debate sobre la inmigración indocumentada se ha enfocado mayormente en los indocumentados y trabajadores no capacitados -o no profesionales-, muchos ejecutivos de tecnología favorecen una propuesta separada que se enfoque en trabajadores bien capacitados y legales.

Cientos de extranjeros, mayormente ingenieros, estudiantes y programadores de computadores, han  protestado incluso por el atraso del procesamiento de solicitudes de visas en el departamento de Estado.

publicidad

Larga espera

De acuerdo con datos del gobierno federal de Washington, muchos de los trabajadores extranjeros -que sumaban 1 millón a mediados de 2007- estaban esperando la residencia permanente en el 2006, incluyendo más de medio millón de inmigrantes bien capacitados.

Sebastian Teunissen, profesor de finanzas internacionales en la Universidad de California, en Berkeley, dijo que el limitar el número de trabajadores extranjeros bien capacitados que empresas estadounidenses pueden importar, reduce la cantidad de talento para las compañías unicadas en Silicon Valley.

"¿Por qué una persona razonable, un pensador racional quisiera reducir los recursos y proteger ineficiencias?", preguntó el catedrático.

De acuerdo con un estudio publicado en 2007 por las universidades Harvard, Duke y Nueva York, la cantidad de extranjeros en Estados Unidos que presentaron solicitudes de patente de 1998 al 2006 se triplicó, pero muchos de ellos regresarán a sus países natales porque el gobierno no ha aumentado la cantidad de trabajadores bien calificados que pueden obtener residencia permanente.

Reforma estancada

El Senado estadounidense rechazó el 28 de junio de 2007 una propuesta tripartita de reforma migratoria que había sido redactada en secreto por una comisión negociadora integrada por demócratas, republicanos y la Casa Blanca.

El plan, entre otras recomendaciones, incluía severas medidas de seguridad en la frontera, combate al tráfico ilegal de personas, castigos a empleadores que contrataran indocumentados, ampliar y modificar la cuota de visas tipo H1B y una vía de legalización para extranjeros sin papeles que se encontraban en el país desde el 1 de enero de 2007 y carecieran de antecedentes criminales.

publicidad

El proyecto contaba con el apoyo del presidente George W. Bush, quien presionó al Congreso para que lo aprobara y permitiera, dijo, "sacar de las sombras" a millones de inmigrantes indocumentados.

Pero el ala conservadora del partido republicano calificó el plan de "amnistía para ilegales" y a cambio propuso una serie de enmiendas para eliminar el programa de legalización, mantener las recomendaciones de seguridad y forzar la deportación de la totalidad de indocumentados.

Las visas tipo H1B

El programa de visas H1B fue creado en 1990.

Durante los años fiscales 2001 a 2004, el Congreso autorizó extender la cuota de 65 mil a 195 mil visas, pero el 30 de septiembre de 2004 ésta se redujo a la cantidad original de 65 mil.

El cupo fue ampliado en atención a pedidos formulados por la Asociación Americana de Tecnologías de la Información (ITAA), entre las que se encuentran empresas tales como Microsoft, Oracle y Sun Microsystems.

Pero en 2004 estas compañías, que cabildearon para que el Congreso aumentara la cuota, no quisieron patrocinar nuevas solicitudes de permisos para expertos extranjeros, una de las razones por las que el legislativo optó por no prorrogar la extensión temporal a partir de 2005.

Cuota adicional

Pese a ello, a finales de 2004 el Congreso dispuso una cuota adicional de 20 mil visas para profesionales extranjeros graduados o que hayan obtenido una maestría en Estados Unidos.

publicidad

La ampliación del cupo se hizo en atención a peticiones de empresas que requieren este tipo de permisos.

En 2006 las empresas del rubro acudieron nuevamente al Senado y pidieron incluir la ampliación en el proyecto de reforma migratoria que fue aprobado el 25 de mayo de ese año, pero el 3 de septiembre los republicanos dieron por concluido el debate aduciendo problemas de seguridad nacional.

Las reglas vigentes

El programa de visas H1B establece que los patronos estadounidenses deben pagar a los trabajadores extranjeros el salario predominante según su campo de trabajo.

También deben demostrar que los estadounidenses calificados no están siendo marginados para desempeñar la posición o puesto que ocupa el extranjero.

El reglamento exige que el empleado extranjero contratado tenga cuando menos un título universitario o su equivalente.

Las visas H1B son destinadas a profesionales tales como arquitectos, periodistas, administradores de empresa, técnicos en computadoras o ingenieros, entre otros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad