publicidad
Congreso de Estados Unidos.

Dos indocumentadas asistirán al 5to. Informe sobre el Estado de la Unión

Dos indocumentadas asistirán al 5to. Informe sobre el Estado de la Unión

Dos inmigrantes indocumentadas protegidas por la Acción Diferida asistirán al informe sobre el Estado de la Unión.

Congreso de Estados Unidos.
Congreso de Estados Unidos.

Los dreamers fueron invitados por un grupo de congresistas demócratas de Illinois que piden frenar las deportaciones.

Las inmigrantes indocumentadas, Estefanía García y Maria Torres, ambas protegidas por la Acción Diferida, asistirán al Congreso el próximo martes cuando el presidente Barack Obama rinda su quinto informe sobre el Estado de la Unión.

Es la segunda vez que indocumentados estarán presentes en la tradicional ceremonia que acapara el interés de la nación.

En el informe, Obama reiterará su postura de apoyar una reforma migratoria comprensiva y hará un llamado a la Cámara de Representantes para que destrabe el debate detenido desde junio, cuando el Senado aprobó un plan que incluye la ciudadanía para indocumentados que llevan tiempo en el país y carecen de antecedentes criminales.

publicidad

Mientras en la Cámara continúan las conversaciones a puertas cerradas para llegar a un acuerdo sobre la manera de reformar las leyes de inmigración, defensores de los inmigrantes están aumentando la presión sobre el presidente Obama para que detenga las deportaciones de algunos de los 12 millones de sin papeles que viven en el país, reportó el viernes el diario USA Today.

Durante la primera administración de Obama (2009-2012) se establecieron cuatro récords sucesivos de deportados con un promedio de 400 mil por año. En 2013 la cifra alcanzó los 368,644 y de ellos poco más del 40 por ciento no tenía antecedentes criminales.

Los indocumentados fueron invitados por los congresistas demócratas de Illinois Luis Gutiérrez, Mike Quigley, Jan Schakowsky, Brad Schneider y Bill Foster. Todos ellos integran un grupo que respalda y presiona para que la Cámara apruebe una versión de reforma migratoria como el plan enviado por el Senado.

El grupo dijo en un comunicado que las historias de los invitados ilustran la importancia de la reforma migratoria y para dejar en claro que la aprobación del cambio integral a las leyes de inmigración debe encabezar la lista de tareas pendientes.

Para los detractores de la reforma migratoria la idea de invitar a indocumentados para que asistan a la lectura del informe se trata de un “insulto”. Para otros es “intrascendente”.

La Acción Diferida que protege a García y Torres fue anunciada por el gobierno de Obama en junio de 2012 y entró en vigor el 15 de agosto de ese año. El programa suspende temporalmente las deportaciones de jóvenes indocumentados (dreamers) que entraron al país antes de los 16 años de edad, tienen menos de 30 años y carecen de antecedentes criminales. También les concede un permiso de trabajo.

publicidad

El plan ampara a unos 1.7 millones de jóvenes indocumentados, pero a la fecha menos de 600 mil se han inscrito.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes quieren que Obama amplíe la Acción Diferida para cubrir a otros indocumentados en el caso que el Congreso no apruebe la reforma migratoria.

La Casa Blanca ha respondido que no existe una razón jurídica para activar este tipo de beneficio y que la solución al problema de los 11 millones de indocumentados pasa por una reforma migratoria.

Los líderes republicanos de la Cámara quieren debatir una reforma migratoria por pedazos y ninguno de ellos garantiza la ciudadanía. La Casa Blanca insiste en un proyecto como el del Senado y urge a la Cámara que lo apruebe lo antes posible.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad