publicidad

Demócratas y republicanos intensifican el fuego cruzado sobre la crisis migratoria

Demócratas y republicanos intensifican el fuego cruzado sobre la crisis migratoria

El Congreso de EEUU no decide qué hará con la crisis migratoria y si le dará fondos especiales a Obama.

Republicanos imponen condiciones severas para enfrentar la crisis Univision

Demócratas y republicanos intensificaron su fuego cruzado sobre el contenido del plan de emergencia para atajar la crisis de inmigración infantil que sacude la frontera, a apenas tres días para que comience el receso de agosto para el Congreso y sin visos de lograr un acuerdo a tiempo.

Los republicanos revelaron el martes su proyecto de ley tras varias semanas de deliberación después de que el presidente Barack Obama pidiera de manera oficial fondos de emergencia valorados en $3,700 millones, una cifra muy por encima de la que pusieron sobre la mesa los conservadores, que apenas alcanza los $660 millones.

"Creo que hay un apoyo suficiente en la Cámara para aprobar este proyecto de ley. Tenemos un poco más de trabajo por hacer, sin embargo. Tenemos que hacer algo antes de que nos vayamos a casa", consideró el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner (Ohio).

Te explicamos parte del proceso legal de los niños de la frontera Univision

El texto incluye las disposiciones destinadas a modificar la ley de 2008 contra el tráfico humano, con el objetivo de acelerar las deportaciones de los menores indocumentados que provengan de Guatemala, Honduras y El Salvador, que son los principales países de procedencia de los niños.

Sin embargo, los representantes demócratas del Caucus Hispano insistieron en que no están dispuestos a permitir que los republicanos hagan de la crisis "un juego político", y aseguraron que tampoco consentirán que haya modificaciones legales que menoscaben los derechos de los menores.

El congresista por Illinois, Luis Gutiérrez, reiteró que la bancada demócrata de la Cámara no apoyará ningún texto que contenga dichas modificaciones así como una propuesta para militarizar la frontera sur con la Guardia Nacional, algo que también aparece presupuestado en el proyecto de los conservadores.

publicidad

Y es que para aprobar la ley, es muy probable que los republicanos necesiten de varios demócratas que los respalden en vista de que el ala más conservadora del partido, cercana al Tea Party, se opone a cualquier fondo de emergencia destinado a los pequeños.

El debate, que ha abierto varios frentes de negociación ajenos a la propia crisis, como la eliminación de la acción diferida, propuesta por el senador por Texas Ted Cruz, o los mencionados cambios en la ley de 2008 sobre tráfico humano, ha provocado que los demócratas amenacen con contraatacar más allá de su propuesta de ley valorada en $2,700 millones y exenta de condiciones.

Un procedimiento migratorio para deportar a los niños Univision

Tanto así, que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, aseguró el martes a Boehner que si el proyecto que han presentado llega al suelo de la Cámara Alta, lo hará con el proyecto de reforma migratoria bipartidista que se aprobó en junio del año pasado (el plan S 744).

"Si pasan eso, tal vez es una oportunidad para nosotros para tener una conferencia sobre nuestra reforma migratoria integral. Si finalmente nos van a mandar algo sobre inmigración, a lo mejor podemos hacer eso", dijo Reid, en referencia a que el texto presentado por los republicanos pueda ser un vehículo para votar sobre la reforma en la Cámara.

La Cámara de Representantes no ha traído a consideración ninguna legislación relativa a asuntos migratorios este año ante la advertencia del republicano y firme opositor a la reforma, Steve King, de que cualquier proyecto de ley pueda ser utilizado como un medio para la creación de un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados.

publicidad

"Senador Reid, qué vergüenza que el Senado para aprobar con mano dura el cheque en blanco que el presidente Obama exigió, esté haciendo un intento engañoso y cínico para descarrilar la solución de sentido común de la Cámara de Representantes", dijo Boehner tras conocer las intenciones del demócrata.

"Así que permítanme ser lo más claro que puedo: la Cámara de Representantes no considerará el proyecto de ley de reforma migratoria del Senado o la aceptará de vuelta del Senado de cualquier manera", reiteró el republicano.

Mientras tanto, Obama, que se reunió la semana pasada con los demócratas y miembros del Caucus Hispano, ya está trabajando para ver qué medidas puede tomar de manera unilateral para aliviar las deportaciones, en tanto que los republicanos de la Cámara se niegan en rotundo considerar una reforma migratoria integral.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad