publicidad

Demandan al Departamento de Es

Demandan al Departamento de Es

Oficina federal está acusada de negar pasaportes a quienes presentan actas de nacimiento con la firma de parteras.

Parteras, no

McALLEN, TEXAS - La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó una demanda contra el Departamento de Estado por considerar que la repartición federal está negando la emisión de pasaportes a ciudadanos norteamericanos que nacieron con la asistencia de parteras, y en la zona de frontera con México.

De acuerdo a un comunicado de la entidad que vela por los derechos civiles en Estados Unidos, la demanda de acción de clase fue presentada en nombre de nueve individuos, a quienes la repartición oficial les solicitó requisitos "no razonables" debido a que en sus registros de nacimiento, ocurridos en los estados fronterizos del sur, figura una partera como la persona que asistió en el parto, en vez de un médico.

"La necesidad de un pasaporte se ha convertido en algo particularmente urgente para los ciudadanos que necesitan o desean viajar fuera de Estados Unidos".

Con motivo de la Iniciativa sobre los Viajes en el Hemisferio Occidental (WHTI, por sus siglas en inglés), todo estadounidense que quiera ingresar o reingresar a los EU debe tener un pasaporte de EU vigente, o bien una tarjeta pasaporte a más tardar el mes de junio del 2009", señala el comunicado difundido por la ACLU.

"Antes de la WHTI, sólo se requería una licencia de conducir para poder ingresar o reingresar a EU desde Canadá o México. Como resultado, ha habido un enorme auge en las solicitudes de pasaporte", agrega.

publicidad

Según la demanda, el Departamento de Estado ha estado requiriendo la presentación "de una cantidad excesiva de documentos que normalmente no se requieren. Luego, incluso después que lo solicitantes han proporcionado pruebas adicionales de su ciudadanía, el Departamento responde con la cancelación de sus solicitudes".

La demanda -según informó la ACLU- alega que existe un patrón y una práctica del Departamento de Estado que equivalen a la discriminación en base a la raza o ascendencia, "lo cual es una violación de los derechos de los solicitantes a la protección igualitaria  de la ley".

La demanda también acusa que las prácticas del Departamento quebrantan "el debido proceso de la ley y la Ley de Procedimientos Administrativos, la cual se promulgó para salvaguardar contra procedimientos gubernamentales arbitrarios y caprichosos", de acuerdo a la Unión Americana de Libertades Civiles.

El caso de Juan

"El gobierno de EU prácticamente ha reducido un sector completo de la población a ciudadanos de segunda clase a causa de sus apellidos, por el hecho que nacieron en casa con una partera," dijo Vanita Gupta, abogada del Programa de Justicia Racial de la ACLU.

"Nuestros clientes han reunido con creces los requisitos para obtener un pasaporte. Es injusto que el gobierno aumente los requisitos hasta niveles imposibles y que luego archive las solicitudes de todo un sector de la población por el simple hecho de que se sospeche que un número reducido de ellos no deberían tener un pasaporte".

publicidad

Juan Aranda, uno de los demandantes en el caso, nació en Weslaco, Texas, en 1970 y ha vivido y trabajado en Estados Unidos toda su vida. Trabaja como supervisor en una compañía estadounidense que vende agua potable en México y con frecuencia debe cruzar la frontera como parte de su trabajo.

Debido a que necesitaba el pasaporte para cruzar la frontera, solicitó uno el año pasado. Además del formulario, incluyó su acta de nacimiento pero en respuesta, recibió una carta del gobierno donde le requerían más documentación para comprobar que había nacido en EU, incluyendo documentos sobre el cuidado prenatal, los cuales su madre no tenía.

Aranda envió sus expedientes académicos y de inmunización, además de su acta de bautismo y una carta donde explicaba que su madre no había recibido atención prenatal porque no le alcanzaba para pagarlo. Pero la solicitud fue rechazada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad