publicidad
Mazo

Cuidado si falta a una cita

Cuidado si falta a una cita

'Osman' no se presentó a una cita con un juez de inmigración, se casó con una ciudadana y ahora quiere la residencia...

Mazo
Mazo

El día en corte

'Osman' no se presentó a una cita con un juez de inmigración, se casó con una ciudadana estadounidense, tiene una hija y ahora quiere la residencia. 'Bougadir', en cambio, vive en Marruecos, se quiere casar con una puertorriqueña, pero dice que le cobran demasiado por la visa.

Y 'clacasta' entró en pánico cuando unos agentes del servicio de inmigración llegaron a su para arrestarla, pero no se la llevaron.

Estos y otros temas fueron consultados al abogado José Pertierra en la sala de Chat de Univision Online.

El usuario identificado con el nombre de 'osman' preguntó: "Soy hondureño. Cuando entré a Estados Unidos me detuvieron (el servicio de inmigración), pero me soltaron. Me dieron una cita para presentarme ante un Juez de Inmigración, pero un abogado de Miami me recomendó que no lo hiciera, que no acudiera a la corte".

publicidad

"Ahora estoy casado con una ciudadana de Puerto Rico y tenemos una hija que tiene seis meses de edad".

"Otro abogado me recomendó que reabra el caso, pero mi esposa y yo tenemos miedo de que me arresten y me deporten".

El abogado Pertierra respondió: "Si tu sabías que tenías que ir a la Corte de inmigración y no te presentaste -porque un abogado te dijo que no lo hicieras- y te dieron una orden de deportación, no tienes muchas posibilidades de reabrir el caso. Y si pides la reapertura, tienes que decir dónde vives, entregar tus datos de identificación y de domicilio a servicio de inmigración, y el riesgo es muy alto".

"Te aconsejo que no lo hagas y esperes a que el Congreso apruebe la reforma migratoria, porque de lo contrario te puede resultar nefasto para tus esfuerzos por legalizar tu permanencia en este país".

Nota del editor:

Las citas de la Corte de Inmigración o con el servicio de inmigración son, a criterio de especialistas, 'sagradas'. Las primeras son obligatorias, no así las segundas, pero faltar a ellas trae consecuencias serias: el juez o la agencia pueden iniciar de inmediato un proceso de deportación o cancelar un trámite.

En algunos casos el inmigrante puede justificar la ausencia a una cita y pedir una segunda oportunidad, pero para ello necesita la asesoría de un abogado.

Si el extranjero se encuentra en proceso de deportación y no se presenta a la cita delante de un juez de inmigración, será de inmediato ordenado una orden de deportación en en ausencia.

publicidad

Y en el caso que un inmigrante pierda una cita para obtener un beneficio, tal como permiso de trabajo, ciudadanía,  visa de residencia (green card o tarjeta verde) o asilo, el gobierno inmediatamente deniega el beneficio.

Sin embargo hay opciones. En algunos casos se puede pedir la reapertura del caso o solicitar una nueva cita, aunque es complicado y delicado.

En el caso de las reaperturas, en la mayoría de casos la corte exige presentar pruebas que justifiquen cuál o cuáles fueron las razones por las que el extranjero faltó a la cita y la mayoría de las veces éstas no son aprobadas, el extranjero arrestado y deportado.

Si el extranjero tiene razones por haber faltado debe adjuntar al pedido o moción de reapertura certificados y constancias médicas que justifiquen la ausencia, informe policial en caso que haya ocurrido un accidente que motivó la falta, o certificado de defunción en caso de la muerte de un familiar inmediato (cónyuge, hijos o padres).

Una vez presentada la solicitud, la corte o el servicio de inmigración puede demorar varios meses en tomar una decisión. Si la respuesta es positiva, el extranjero deberá esperar otro tiempo adicional para que le den una nueva cita.

Novio angustiado

El usuario identificado con el nombre de 'bougadir' preguntó: "Soy un joven marroquí, tengo 26 anos, licenciado en sociología, titulado de otros grados y hablo idiomas. Tengo a mi novia en Nueva York, ella es de Puerto Rico y vive aquí, en Estados Unidos. No sé de qué manera podré vivir con ella en su país. Para sacar una visa como turista aquí en Maruecos nos piden muchísimo dinero".

publicidad

El abogado Pertierra respondió: "Si la novia es puertorriqueña, quiere decir que es ciudadana estadounidense. Si se casan allá, en Marruecos, ella te pide y tú puedes venir a Estados Unidos a través de una visa llamada K para esperar aquí la residencia. Lo que tienes que hacer es casarte y que ella inicie el proceso con el Formulario I-130".

Nota del editor:

Si usted no tiene un profesional que lo represente, la Asociación de Abogados de Inmigración de Estados Unidos (AILA) tiene una página web donde usted puede pedir referencias de abogados o que le informen de abogados cerca del lugar donde usted vive.

Haga clic aquí e ingrese la información que le solicitan. Ellos se comunicarán con usted a través del correo electrónico.

También puede llamar gratis al servicio de referencia de AILA, número

1(800) 954-0254

Casi la arrestan

La usuaria identificada con el nombre de 'clacasta' preguntó: "Tengo mucho miedo, la migra estuvo en mi casa, pero no pudo llevarnos. Yo presenté una solicitud de asilo político y me lo negaron, pero apelé el fallo y no se por qué ellos llegaron así no más".

"Estoy muy asustada, pues ahora estoy en otro lado y con miedo a salir a la calle. Quisiera saber si hay algo que detenga esa orden de deportación".

"Mi hija es ciudadana estadounidense y llevo cinco años en este país".

publicidad

El abogado Pertierra respondió: "Me gustaría esperar por la reforma migratoria. Ahora, mientras que tu caso de apelación sigue pendiente, la orden de detención está detenida y no te pueden deportar. Es posible que hayan llegado a tu casa porque vieron la orden de deportación y no la apelación, y cuando llegaron a tu casa y vieron la apelación se fueron".

"No tienes que preocuparte mientras el caso de apelación siga pendiente".

José Pertierra responde preguntas de los usuarios de Univision Online los miércoles cada 15 días. Visite la Sala de Chat para más información.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad