publicidad

Cuidado con las cancelaciones de citas migratorias

Cuidado con las cancelaciones de citas migratorias

No importa si tiene dos trámites de inmigración pendientes en Estados Unidos. El peligro viene cuando tiene que cancelar uno...

Más vale prevenir...

'Julio' tiene dos casos pendientes ante el servicio de inmigración de Estados Unidos: una petición de asilo y un ajuste de estado para obtener la residencia. Un juez le dijo que para obtener la Tarjeta Verde ( green card) primero debe cancelar el pedido de asilo.

'Soulmate69', entró al país en 1999 bajo la Ley NACARA y quiere saber si es cierto que para obtener la residencia debe pagar una multa.

El abogado José Pertierra habló con ellos en la Sala de Chats de Univision.com. Estas son las respuestas.

El usuario identificado con el nombre de 'Julio' preguntó: "Tengo dos casos pendientes en el servicio de inmigración. Uno por asilo, el cual lo presenté hace siete años, el otro una petición de residencia. Pero para poder hacerme residente de Estados Unidos me están pidiendo que cancele mi caso de asilo. Mi pregunta es: ¿Cual es la mejor forma para poder cancelar mi caso de asilo?"

"En la corte de inmigración me dijeron que para cancelar mi caso de asilo, lo puedo hacer con una carta y que debo presentarla personalmente en Orlando, Florida. Y que entonces ellos resolverán mi petición de asilo".

"¿Tiene usted alguna sugerencia respecto a cómo debo hacer esa carta, qué debo decir en ella, qué tanta información debo suministrar (al servicio de inmigración) y de qué forma debo hacerlo?"

publicidad

El abogado Pertierra respondió: "No entiendo por qué tendría usted que retirar su caso de asilo para poder obtener primero la residencia, ni tampoco se por qué vía usted está solicitando la residencia permanente de Estados Unidos".

"Cuando uno, por ejemplo, pide la residencia a través de la Ley NACARA, uno no tiene que retirar la petición de asilo hasta primero ganar NACARA. Yo te sugiero que confirmes la razón por la cual te ha dicho el juez que retires el caso de asilo antes de que puedan considerar la residencia".

"Con respecto al retiro de la petición de asilo, se hace una simple carta que contenga tu nombre, apellido y número de expediente, y dices simplemente que quieres retirar la petición solicitud de asilo. Pero te advierto, te sugiero, te recomiendo que no lo hagas hasta que no tengas primero la residencia garantizada".

Nota del editor:

La Ley de Ajuste para Nicaragüenses y Alivio para Centroamérica, conocida como NACARA, fue aprobada por el Congreso para ayudar a ciudadanos de aquellos países que Estados Unidos designó como totalitarios. Cubrió a Cuba, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, y varios que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Cada país o nacionalidad recibió condiciones y privilegios diferentes. Para los cubanos y los nicaragüenses, por ejemplo, la ley venció en abril de 2000, y para calificar los beneficiarios debieron haber llegado a Estados Unidos antes de diciembre de 1995 y haber probado su llegada por medio de un documento emitido por una entidad gubernamental estadounidense.

publicidad

Los beneficiarios que calificaron pudieron pedir a sus cónyuges e hijos menores de 21 años que se encontraban físicamente en Estados Unidos.

Pero muchas solicitudes de asilo provenientes de inmigrantes centroamericanos fueron rechazadas, a pesar que los solicitantes llegaron a Estados Unidos huyendo de guerras y abusos cometidos por gobiernos totalitarios.

Una segunda opinión

La usuaria identificada con el nombre de 'soulmate69' preguntó: "Soy nicaragüense, tengo 24 años de edad y estoy soltera. Entré a los Estados Unidos legalmente bajo la Ley NACARA, cuando tenía 15 años de edad. En esa ocasión mi padre hizo todos los trámites correspondientes para mis papeles, pero jamás recibí respuesta del servicio de inmigración".

"En abril de 2007 mi padre hizo la petición familiar por medio del Formulario I-130. En la oficina de California del servicio de inmigración dicen que mi caso está aún pendiente".

"Pero la abogada me dice ahora que hay que llenar la 245(i) y pagar $1,000. Y dice que con el recibo de llegó del servicio de inmigración en respuesta al Formulario I-130 yo puedo sacar la licencia de manejar e incluso pedir mi tarjeta de Seguro Social. Pero cuando llegué a Estados Unidos me asignaron un número de Seguro Social".

"Quiero saber si todo esto es cierto y qué puedo hacer para acelerar el proceso de la solicitud I-130, y qué posibilidades tengo de que se me apruebe la gestión que hizo mi padre por mí".

publicidad

El abogado Pertierra respondió: "Yo tampoco comprendo qué pasó con tu solicitud de NACARA. Porque si ingresaste con NACARA a la edad de 15 años, ingresaste legal y/o con parol o con residencia".

"Si entraste con parol, eso debería haberse convertido en residencia poco después la multa de $1,000 que pagarías siempre y cuando estabas igualmente en el país anteriormente".

"Yo te sugiero que busques una segunda opinión, pero llevando todos los documentos de tu caso a otro abogado para que éste pueda evaluar la documentación y determinar cuál es tu estado legal en estos momentos".

Nota del editor:

La Sección 245(i) de la Ley de Inmigración permite que ciertos indocumentados soliciten la residencia permanente y permanezcan en territorio de Estados Unidos hasta que exista un cupo de visa disponible y paguen una multa al servicio de inmigración.

El cupo de visa va de acuerdo a las fechas que cada mes actualiza el Departamento de Estado y que se conoce como Boletín Visas, y también al número de visas de inmigrante que cada año otorga Estados Unidos por mandato del Congreso.

La Sección 245(i) es un beneficio que sólo puede activar el Congreso. La última vez que estuvo vigente fue entre el 20 de diciembre de 2000 y el 30 de abril de 2001. Se beneficiaron unos 640 mil indocumentados. Sólo calificaron peticiones hechas a través de una petición familiar o una certificación laboral. La multa fijada para el ajuste fue de $1,000.

publicidad

Las personas que sometieron una petición y ésta fue aceptada, no tienen derecho a trabajar mientras esperan el cupo de visa disponible.

También, si necesita un abogado, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) cuenta con una página web donde usted puede pedir referencias de abogados o que le informen de abogados cerca del lugar donde usted vive. Haga clic aquí e ingrese la información que le solicitan. Ellos se comunicarán con usted a través del correo electrónico.

También puede llamar gratis al servicio de referencia, número 1(800) 954-0254.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad