publicidad

Corte revisa si inmigrantes y residentes con faltas menores deben ser deportados de EU

Corte revisa si inmigrantes y residentes con faltas menores deben ser deportados de EU

La Corte Suprema se ocupa de apelación de mexicano deportado después que fue detenido por un delito menor.

Corte revisa si inmigrantes y residentes con faltas menores deben ser de...

Residente legal

WASHINGTON – La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos aceptó ocuparse de la apelación de un inmigrante de origen mexicano deportado después que fue detenido en Texas por un delito menor de posesión de drogas.

José Ángel Carachuri Rosendo ingresó legalmente a Estados Unidos en 1993 y consiguió la residencia legal.

En 2004, Carachuri se declaró culpable ante un tribunal de Texas por un delito menor de posesión de marihuana y fue sentenciado a 20 días de cárcel.

Un año más tarde, Carachuri fue llevado otra vez ante los tribunales, también en Texas, por el delito menor de posesión, sin receta, de una tableta de Xanax, un medicamento para la ansiedad.

El hombre no disputó el cargo pero no fue procesado bajo la ley de ese Estado como un reincidente. Fue sentenciado a 10 días de cárcel.

publicidad

Los jueces del tribunal dijeron que considerarán una apelación de Carachuri.

Carta de expulsión

En octubre de 2006, Carachuri recibió una notificación del gobierno de que iba a ser deportado porque se le "había condenado en violación de una ley del Estado relacionada con una sustancia controlada".

Carachuri, que tiene una compañera y cuatro hijos que son todos ciudadanos de Estados Unidos, solicitó que se anulara la orden de deportación, pero un juez de inmigración dictaminó que no tenía derecho a esa anulación porque se le había condenado por un delito agravado.

Según el magistrado, Carachuri había cometido un "crimen de tráfico de drogas".

El mexicano era un residente permanente en Estados Unidos que había vivido más de 20 años en el país.

Revisan sentencia

La Corte de Apelaciones del Quinto Distrito de Nueva Orleáns se declaró a favor del gobierno, permitiendo la deportación, pero otros tribunales de apelaciones se han expresado a favor de los inmigrantes en situaciones similares.

Los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia aceptaron el lunes ocuparse de la apelación según la cual los inmigrantes condenados por delitos menores de posesión de drogas no deberían ser deportados.

El gobierno de Barack Obama aprobó la solicitud de Carachuri Rosendo de llevar el caso ante el tribunal supremo debido a la diferencia de opinión de las cortes de apelaciones, pero recomendó que la decisión del tribunal del quinto circuito se mantuviera.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad