publicidad
La ordenanza migratoria de Hazleton desencadenó una fuerte oleada antiinmigrante en todo Estados Unidos.

Corte federal se retracta en fallo contra la ley de Hazleton

Corte federal se retracta en fallo contra la ley de Hazleton

Una corte federal de Filadelfia rectificó el falló y abrió nuevamente la puerta para un nuevo debate.

La ordenanza migratoria de Hazleton desencadenó una fuerte oleada antiin...
La ordenanza migratoria de Hazleton desencadenó una fuerte oleada antiinmigrante en todo Estados Unidos.

Dictamen genera alarma en defensores de los derechos de los inmigrantes

WASHINGTON - El tercer tribunal federal de apelaciones de Filadelfia revocó su fallo en el caso de dos medidas contra inmigrantes indocumentados en Hazleton, Pensilvania, que bloqueó en septiembre de 2010 al considerar que usurpaban una competencia federal, reportó La Agencia Española de Noticias (Efe).

La decisión, que se dio a conocer el miércoles aunque se produjo el viernes de la semana pasada, llegó dos meses después de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara el fallo de la corte federal sobre el caso y ordenara su revisión.

El Concejo Municipal de Hazleton aprobó hace cuatro años una ordenanza que sanciona a las empresas que emplean a extranjeros indocumentados y otra que castiga, con una multa de $1,000, a personas que arrienden propiedades (residencias o negocios) a inmigrantes sin estatus legal de permanencia en Estados Unidos.

publicidad

Las restricciones contenidas en la ley de Hazleton nunca llegaron a estar vigentes debido a la fuerte oposición de los grupos pro-inmigrantes, pero desencadenó una fuerte oleada de leyes similares en la mayoría de los estados.

Culpan al Washington

Los promotores de la ley de Hazleton argumentaron que adoptaron la iniciativa por la inacción del gobierno federal en el tema de la inmigración indocumentada.

En 2008, un reporte de la asociación nacional de municipalidades reportó que se debatieron más de 1,300 medidas similares en al menos 40 estados y de ellas poco más de 120 fueron aprobadas, aunque la mayoría fueron bloqueadas por las cortes.

La más polémica de todas las legislaciones fue la SB1070 de Arizona, aprobada el 23 de abril de 2010 y que entró en vigor el 29 de julio. En la víspera, las partes más polémicas de esa ley migratoria fueron suspendidas temporalmente por una corte federal.

Clima de inquietud

Pero el fallo emitido la semana pasada a favor de la ley de Hazleton pudiera beneficiar a las controvertidas ordenanzas aprobadas o en debate en otros estados.

"La nueva decisión tiene que ser diferente de la de 2010, cuando consideraron inconstitucionales las ordenanzas", pronosticó el alcalde de Hazleton, Joseph Yannuzzi, quien consideró que la revocación es "una buena noticia para la ciudad".

Lo que ocurra en esta pequeña ciudad de Pensilvania, de unos 25 mil habitantes, se mirará con lupa desde las dos trincheras de la batalla migratoria que se libra en todo el país y en la que, con la decisión de la corte federal, los sectores antiinmigrantes tienen desde hoy nuevos argumentos para defender que este tipo de ordenanzas locales y estatales no contravienen las leyes de inmigración del Gobierno federal, escribió Efe.

publicidad

El fallo de junio

A comienzos de junio la Corte Suprema rechazó la sentencia de un tribunal federal de apelaciones, que buscó impedir que Hazleton castigara a aquellas empresas que contraten a inmigrantes sin papeles o a aquellos propietarios de vivienda que las alquilen a indocumentados.

La Corte Suprema le ordenó a la corte federal de apelaciones del tercer circuito en Philadelphia que revise su ofensiva legal contra la alcaldía.

El anuncio se conoció luego que el máximo tribunal estadounidense decidió recientemente avalar una ley de Arizona que sanciona a negocios que contraten a indocumentados.

Los magistrados normalmente le ordenan a los tribunales de menor alzada que vuelvan a examinar sus casos a la luz de alguna decisión suya sobre un tema similar.

Estados sí pueden

La decisión llegó unos días después que la Corte convalidara una ley en Arizona que autoriza al Estado suprimir la licencia de actividad para las empresas que emplean inmigrantes indocumentados.

En el fallo, respaldado por cinco magistrados, la Corte determinó que "las medidas de supresión de una licencia (empresarial en Arizona) no entran en conflicto con la ley federal".

La ley federal sobre Inmigración votada en 1986 por el Congreso "reserva el derecho a los Estados de imponer sanciones a los empleadores que contratan a trabajadores ilegales", explicó la alta Corte.

"Al ejercer ese derecho, Arizona escogió la mejor vía para no contradecir la ley federal", señalaron los jueces que votaron a favor de la constitucionalidad de esa norma estatal.

publicidad

Arizona votó esa controvertida ley en 2007. Tres años después promulgó otra normativa que, por primera vez, declaró la inmigración ilegal un delito en un estado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad