publicidad
La ley de Arizona SB1070 entró en vigor el 29 de julio de 2010 y criminalizó la estadía indocumentada en ese estado fronterizo con México.

Corte desechó partes de impugnación a SB1070

Corte desechó partes de impugnación a SB1070

Una jueza federal desechó el viernes partes de la impugnación del Departamento de Justicia federal contra la nueva ley de inmigración de Arizona SB1070, que criminalizó la estadía indocumentada en ese estado fronterizo con México.

La ley de Arizona SB1070 entró en vigor el 29 de julio de 2010 y crimina...
La ley de Arizona SB1070 entró en vigor el 29 de julio de 2010 y criminalizó la estadía indocumentada en ese estado fronterizo con México.

Continúa batalla legal por polémica ley de Arizona

PHOENIX - Una jueza federal desechó el viernes partes de la impugnación del Departamento de Justicia federal contra la nueva ley de inmigración de Arizona SB1070, que criminalizó la estadía indocumentada en ese estado fronterizo con México.

La determinación de la jueza federal de distrito, Susan Bolton, anuló la impugnación del gobierno federal a la porción de la ley que prohíbe el transporte de inmigrantes indocumentados, señaló The Associated Press.

Pero el fallo de Bolton no tuvo ningún efecto en las porciones de la nueva ley que la jueza previamente había suspendido, incluidos los requerimientos de que los inmigrantes portaran documentos de registro de inmigración.

publicidad

En aquella determinación de julio, Bolton permitió que otras porciones entraran en vigor, incluida la prohibición de obstruir el tráfico mientras se ofrecen o buscan servicios de jornaleros en calles públicas.

Bolton rechazó el viernes la solicitud de la gobernadora, Jan Brewer, de desechar las impugnaciones a las secciones más controversiales de la ley.

Pérdidas millonarias

El estado de Arizona (suroeste) ha perdido unos $150 millones por la cancelación de conferencias y congresos en el marco del boicot contra la ley antiinmigrantes que entró en vigencia a finales de julio, de acuerdo a un reciente estudio divulgado por el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP).

La anulación de eventos también supuso la pérdida de unos 2,800 empleos, señaló el informe del CAP, crítico de la ley SB1070, que por primera vez declaró la inmigración ilegal como un delito estatal en el país.

En el resto de Estados la estadía sin papeles es una falta de carácter civil no penal.

El CAP calculó las pérdidas sumando las cancelaciones de habitaciones de hotel ($45 millones) con lo que el estado dejó de percibir por alimentación, transporte y entretenimiento de las personas que habrían asistido a los congresos.

Los perjuicios por congresos anulados es "sólo una porción" de las pérdidas que registrará Arizona por esta legislación, ya que ese estado también sufre una merma de turistas y la cancelación de eventos culturales, indicó el CAP.

publicidad

Bloqueo temporal

La ley SB 1070 entró en vigencia el 29 de julio, pero con sus partes más polémicas congeladas por decisión judicial ante una demanda del gobierno del presidente Barack Obama, que la considera anticonstitucional porque interferiría con responsabilidades sobre inmigración que competen únicamente al Estado federal.

El boicot a la ley fue convocado por numerosas organizaciones de defensa de los hispanos, que criticaban que la ley permitiera a la policía comprobar el estatus migratorio de cualquier persona si se tenía una "sospecha razonable" de que la persona era indocumentada.

"Las consecuencias económicas y fiscales no se detienen ahí. Es muy probable que las decisiones de no programar congresos en Arizona continúen por algún tiempo", advirtió el CAP.

El informe sirvió como advertencia de "los impactos potencialmente catastróficos de intentar aprobar leyes migratorias duras y debería hacer que otras legislaturas estatales se detengan antes de intentar aprobar leyes similares", agregó el centro.

Éxodo de miles

La ley migratoria de Arizona que entró en vigor el 29 de julio pudo haber causado la partida voluntaria de 100,000 hispanos de ese estado, según un análisis privado distribuido en el 4° Foro Mundial de Migración que se celebró a finales de noviembre en Puerto Vallarta, México.

publicidad

"A escasos meses de entrada en vigor la ley de Arizona es posible observar un menor número de hispanos en esa demarcación estadounidense. Calculamos en 100,000 el número de hispanos menos en relación a los que había a inicios de 2010", estableció el análisis 'México. Situación Migratoria', de la fundación BBVA Bancomer, patrocinadora del foro.

"Es posible que esta reducción obedezca en gran parte a la potencial aplicación de la ley", señaló.

El informe argumentó que si la partida de los hispanos fuera por otros motivos, como la crisis económica, "la disminución observada habría comenzado antes de la entrada en vigor de la legislación".

Paradero desconocido

La ley empezó a regir a finales de julio pero sin las disposiciones que en la práctica hacían que se considerara a la inmigración irregular como un delito estatal.

De momento "no es posible saber a dónde se han dirigido los hispanos que han dejado Arizona. Probablemente algunos se han trasladado a otras demarcaciones de Estados Unidos y otros, quizá los menos, han regresado a sus países de origen", añade el texto.

Entre junio y septiembre el gobierno de México repatrió voluntariamente de Estados Unidos a 23,380 mexicanos a sus localidades de origen.

Durante el año fiscal 2010, el gobierno de Washington deportó a más de 392,000 indocumentados la mayoría de ellos con antecedentes criminales, según reportes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), cifra que marcó un récord en la historia de las expulsiones.

publicidad

En el estado de Arizona se concentra el 2% de la población total de Estados Unidos, de ellos en 2009 el 25% era de origen hispano y de ese segmento el 90% son de origen mexicano, de acuerdo con el estudio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad