publicidad
El congresista demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) insistió en la necesidad de que el Congreso federal debata y apruebe una reforma migratoria comprensiva que incluya una vía de legalización para millones de indocumentados.

Congresista demócrata y activistas Critican proyecto sobre E-Verify

Congresista demócrata y activistas Critican proyecto sobre E-Verify

Congresista demócrata y activistas temen criminalización de trabajadores indocumentados.

El congresista demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) insistió en la necesi...
El congresista demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) insistió en la necesidad de que el Congreso federal debata y apruebe una reforma migratoria comprensiva que incluya una vía de legalización para millones de indocumentados.

Congresista republicano presentará iniciativa en la Cámara de Representantes el miércoles

Poco antes de la presentación en el Subcomité Judicial de la Cámara de Representantes de un proyecto que de ser aprobado volvería obligatorio el uso del programa federal E-Verify, un congresista demócrata y activistas por los derechos de los inmigrantes lanzaron el martes una campaña de rechazo al plan.

El representante Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), dijo que el republicano Lamar Smith (Texas) presentará el miércoles dos propuestas que tienen el potencial de atentar contra el debido proceso y afectar a millones de trabajadores y contribuyentes estadounidenses.

Una de las iniciativas recomienda obligar a las empresas el uso del programa E-Verify para verificar el estado migratorio de todos sus trabajadores, mientras que el otro, el H.R. 1932, permitiría la detención obligatoria indefinida de ciertos inmigrantes, incluiros los solicitantes de asilo.

publicidad

Estamos viviendo un momento “crucial”, dijo Gutiérrez al analizar las iniciativas durante una conferencia telefónica. “Mientras el Presidente Barack Obama fue a Puerto Rico a tomarse fotos con la gente linda de Estados Unidos, por todo el país aumentan los crímenes de odio y los republicanos siguen proyectando la caricatura falsa de los inmigrantes, nos ponen como los culpables de destruir a este país, como los culpables de las cosas malas”.

“Está de regreso la estrategia de la inmigración como táctica para dividir. Ponen a los inmigrantes como una amenaza y a los demócratas como sus cómplices (…) Nosotros no estamos de acuerdo con esto”, dijo.

Programa inseguro

Para Maribel Hastings, de la organización Americas’s Voice, las propuestas del congresista Smith contienen “serias ramificaciones para el debido proceso de ley y para los trabajadores, incluyendo ciudadanos y residentes permanentes”.

Citó que de acuerdo con un informe de la Unión Americana de Libertades Civiles, cada detenido representa un costo de $45 mil  y que al año el gobierno deberá derogar unos $1,900 millones por el encarcelamiento de inmigrantes indocumentados.

Dijo además el E-Verify utiliza información de las bases de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), y que esas fuentes contienen errores que afectarán los derechos de miles de trabajadores que se encuentran legalmente en Estados Unidos y cuentan con permiso de trabajo.

publicidad

El E-Verify verifica si un trabajador se encuentra legalmente en el país y tiene autorización o derecho para laborar. Cualquier duda o falta de concordancia con los datos del DHS y del SSA, el empleador envía una notificación al empleador para que este, a su vez, le pida al trabajador que aclare el problema. Si problema no es aclarado en un plazo de hasta 90 días, el trabajador perderá su empleo.

Miles en duda

Según Hasting, di las propuestas de Smith son aprobadas, miles de trabajadores tendrían que corregir su información en los bancos de datos y otros, que ya están autorizados para trabajar, podrían perder sus empleos por errores en los bancos de datos que alimentan el programa federal.

Y agregó: “Los ciudadanos naturalizados y los residentes permanentes tienen 32 veces y 10 veces, respectivamente, más probabilidades de figurar como NO autorizados para trabajar que ciudadanos nacidos en Estados Unidos”.

Gutiérrez subrayó que según datos del propio gobierno, en más 50% de las ocasiones el programa E-Verify no identifica adecuadamente a los trabajadores indocumentados.

Un reciente informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) concluyó que el E-Verify nacional y obligatorio reduciría los ingresos federales en $17,300 millones en un lapso de diez años.

America’s Voice teme además que, de ser implementado, el programa como sugiere Smith, habría un alza en la cifra de trabajadores sin documentos que recibirían pagos por debajo de la mesa y fuera del sistema tributario.

publicidad

Como en diciembre de 2005

A juicio de Gutiérrez, el proyecto de Smith -relacionado con el E-Verify- “quiere quitar el pan a los inmigrantes. La ley criminaliza a los trabajadores indocumentados”. Y añadió que “hace cinco años el también representante James Sensenbrenner presento un proyecto similar en la Cámara de Representantes que fue aprobado (el 15 de diciembre de ese año) y tres meses después el Senado aprobó una ley diferente que incluyó una vía de legalización para millones de indocumentados.

La ley citada por Gutiérrez corresponde al proyecto HR 4437 que, además de criminalizar la estadía indocumentada, otorgaba poderes extraordinarios a las policías para que sus agentes detuvieran a indocumentados, aumentaba las redadas y alentaba la deportación de indocumentados arrestados en las batidas del servicio de inmigración.

Este proyecto activó la histórica movilización de inmigrantes en la primavera de 2006. “Cientos de miles salieron a las calles para protestar por la iniciativa republicana. De desataron protestas en todo el país, logrando convencer al Senado que no era eso lo que pide la comunidad inmigrante”, dijo Gutiérrez.

El Senado desestimó el proyecto de Sensenbrenner y aprobó una iniciativa basada en un componente de seguridad nacional y una vía regulada de legalización de indocumentados, forzando al entonces liderazgo republicano a convocar al Comité de Conferencia.

publicidad

Fin del debate

El 3 de junio los republicanos cancelaron el Comité argumentando razones de seguridad nacional. La decisión desató un clima antiinmigrante que llevó a estados y ciudades a aprobar sus propias medidas para combatir la inmigración indocumentada.

“El rechazo de la comunidad inmigrante, la oposición a este tipo de leyes hizo que el voto de los latinos ayudara a la elección de Obama en 2008 para que llegara a la presidencia”, dijo Gutiérrez. “Ahora, aún cuando Obama no ha cumplido la reforma migratoria que prometió en la campaña, debemos enfrentar la propuesta de Smith con la misma fuerza forma en cómo lo hicimos en 2006”.

El congresista de Illinois dijo además que “los indocumentados nos e van a ir, tienen todo aquí, familia, casa, hijos, esposas. No se van a ir. Estamos enojados con este tipo de propuestas. Exigimos a nuestros amigos republicanos en el senado que se pongan de pie y resistan esta ley, y hacemos un llamado al presidente a que la vete si es aprobada en ambas Cámaras del Congreso”.

Chivos expiatorios

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center (NILC), tildó los proyectos de Smith de “antiinmigrantes” y “antilatino” y apuntó que el congresista republicano “está usando a los indocumentados como chivos expiatorios”.

“Sólo el 4% de las empresas usan el E-Verify y miles de trabajadores han perdido sus empleos por los errores de la base de datos”, destacó Hincapié. “No es la solución cuando la economía está tan frágil, no hace nada para combatir el desempleo y tampoco puede identificar quién es un inmigrante indocumentado”,

publicidad

“Pero sí puede afectar a residentes permanentes, a extranjeros con permiso de trabajo, inmigrantes con visa autorizados para que puedan laborar en Estados Unidos. No es la solución al problema. Necesitamos una reforma migratoria comprensiva, leyes que protejan los derechos constitucionales de todos los residentes de este país”, enfatizó.

“Si es aprobada (la iniciativa de Smith), esta medida resultaría en peores ganancias para los negocios, despidos masivos de inmigrantes, y no resolvería el problema de la inmigración no autorizada”, dijo Angelica Salas, directora ejecutiva de la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Angeles (CHIRLA).

“Significaría un embotellamiento burocrático para los pequeños negocios, retraso en ganancias para las industrias que más lo necesitan, y desastre para millones de familias inmigrantes trabajadoras y para sus seres queridos nacidos en Estados Unidos que prácticamente se quedarían en la calle al ser despedidas de sus trabajaos y no recibir ningún ingreso”, agregó.

Más argumentos

Al igual que Gutiérrez, America’s Voice y NILC, Salas dijo que el E-Verify “depende de base de datos gigantescas que contienen muchísimos errores de acuerdo a un reporte de la GAO”, y que además  representa gastos para los empleadores “ya que deben pagar por el sistema, pagar por la capacitación y pagar por las demandas que reciban al discriminar o hacer un error en contra de un trabajador”.

publicidad

El proyecto de Smith titulado Fuerza de Trabajo Legal, que fue filtrado la semana pasada por el diario La Opiniòn de Los Angeles, establece que además de multas y otros castigos aplicados en la actualidad, agrega sanciones más severas al uso de un número social falso para trabajar.

Los castigos podrían incluir dos años de cárcel, además de multas.

Agrega que los empleadores que cuenten con 10 mil o más empleados deberán comenzar el uso obligatorio de E-Verify seis meses después de promulgada la ley, mientras que los agricultores dispondrán de un plazo de tres años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad