publicidad

Confesiones de un coyote: "Prácticamente todos estamos en crisis" desde que ganó Trump

Confesiones de un coyote: "Prácticamente todos estamos en crisis" desde que ganó Trump

Un pollero explicó a Univision que ha duplicado su tarifa para cruzar inmigrantes en la frontera, ante la caída de clientes que atribuye al nuevo presidente. Y aseguró que en el futuro usarán túneles.

'Pollero' confiesa que el negocio de colar a inmigrantes por la frontera está en crisis desde la llegada de Trump Univision

La presidencia de Donald Trump ha tenido un efecto casi inmediato en una industria en la frontera: la de los polleros o coyotes que trafican inmigrantes ilegalmente hacia Estados Unidos.

"Prácticamente todos estamos en crisis", explica un joven que se ha dedicado a este trabajo ilícito por siete años, que habló con el periodista de Univison Pedro Ultreras bajo condición de anonimato. "Ahorita está tan caído esto que tuve que buscar un trabajo en una maquiladora".

Este pollero ganaba unos 800 o 900 dólares por cada persona que ayudaba a cruzar la frontera hacia Estados Unidos. Pero la situación cambió desde que Trump fue electo para la presidencia en noviembre, debido a su promesa de imponer mano dura contra la inmigración ilegal.

"Desde que ganó, haz de cuenta, que empezó el temor", explicó el pollero, quien ahora gana 40 dólares a la semana en la maquiladora y ha duplicado sus tarifas como coyote para compensar por la falta de clientes.

A continuación, una transcripción condensada de la conversación entre Ultreras (U) y el pollero (P):

U: ¿Están en crisis los polleros ahorita?

P: Prácticamente todos estamos en crisis. Yo soy uno de esos.

U: ¿Tú eres pollero (coyote)?

P: Yo soy pollero.

U: ¿Cuántos años llevas cruzando gente?

P: Llevo 7 años.

U: ¿Desde cuándo se les viene el negocio abajo?

publicidad

P: Desde noviembre.

U: O sea, ¿desde que ganó Donald Trump las elecciones?

P: Desde que ganó, haz de cuenta que empezó el temor.

U: ¿Cuánto se le cobra a una persona ahorita por llevarla a Estados Unidos?

P: Ahorita lo más que yo he cobrado son 4,500 dólares, cuando yo cobraba 2,000 o 2,500. Hay algunos (inmigrantes) que llegan aquí y se dan cuenta de las circunstancias y te pagan pero (para) que los regreses. O te dicen que los entregues a donde está inmigración para que ellos los deporten.

P: Ahorita está tan caído esto que tuve que buscar un trabajo en una maquiladora.

U: ¿Cuánto ganas en una maquiladora?

P: Vienen siendo como 40 dólares a la semana.

U: ¿Y cuánto estabas ganado como pollero?

P: Por persona me venían quedando 800, 900 dólares, en grupos hasta de 10 personas. A veces eran dos grupos de 10 personas por semana. Imagínate cuánto dinero era. Ahorita tiene 20 días que no me cae ni uno.

U: ¿20 días que no te cae ni un solo cliente?

P: Ni un solo cliente, nada.

P: Van a cobrar más caro pero por túneles.

U: ¿Los túneles son el futuro de los polleros?

P: De hecho, ya están funcionando. Ya es el futuro. Cobran más pero es más seguro. Mira, el trabajo nunca se nos va a acabar porque si ellos construyen (el muro en la frontera) de 10 metros nosotros vamos a buscar una soga de 11 metros para brincarlo. Y si lo hacen de tres metros (hacia) abajo, nosotros vamos a hacer un túnel más abajo para pasarlo. O sea, eso nunca se va a acabar.

Relacionado
Animación: Un coyote explica cómo cruza a cientos de inmigrantes
Un día en la vida de un coyote: cuando la rutina es cruzar migrantes de México a EEUU de forma ilegal
Ramón deseaba el sueño americano, pero ahora lo vende. Pasa a decenas de migrantes cada semana por el Río Grande: normalmente en balsa o incluso a pie. Es una pieza de un entramado de contactos que discurre de Centroamérica hasta Texas. Y del que los cárteles mexicanos sacan tajada.

Vea también:

Estos migrantes se quieren quedar en México por miedo a Donald Trump
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad