publicidad
E-Verify es un sistema de verificación de identidad de nuevos trabajadores que coteja la información provista con los bancos de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Con E-Verify, ¿habrá reforma migratoria?

Con E-Verify, ¿habrá reforma migratoria?

El avance del programa E-Verify no sólo puede afectar a trabajadores autorizados y suponer mayores problemas a industria agrícola, sino que puede asestar un duro golpe a los esfuerzos de impulsar un plan de reforma migratoria integral.

E-Verify es un sistema de verificación de identidad de nuevos trabajador...
E-Verify es un sistema de verificación de identidad de nuevos trabajadores que coteja la información provista con los bancos de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Temen que la herramienta federal afecte a miles de trabajadores

WASHINGTON " El avance del programa E-Verify no sólo puede afectar a trabajadores autorizados y suponer mayores problemas a la maltrecha industria agrícola y su severa crisis de mano de obra, sino que puede asestar un duro golpe a los esfuerzos de impulsar un plan de reforma migratoria integral.

La razón es simple: E-Verify sin legalización es darle al ala antiinmigrante lo que ha venido pidiendo por décadas: un plan de verificación de identidad que quita todo incentivo para la colaboración republicana requerida para avanzar una reforma migratoria integral que no tiene todo el apoyo de los demócratas.

La aseveración del presidente Barack Obama, de que el E-Verify debe considerarse en el marco de una reforma migratoria integral tranquiliza de momento a las organizaciones pro inmigrantes. La Casa Blanca no ha girado ninguna amenaza de veto, pues el proyecto ni siquiera se ha debatido en comité.

publicidad

Pero mientras el congresista republicano de Texas, Lamar Smith, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, se apresta a considerar el proyecto de nacionalización y obligatoriedad del E-Verify, la preocupación es qué supondrá su avance en la Cámara para los prospectos de la medida en el Senado, y qué hará Obama si el proyecto llega a su escritorio.

La reforma se aleja

Marshall Fitz, director de política migratoria del Center for American Progress, dijo a America’s Voice que “mientras más empoderados se sientan los republicanos en seguir su repetición de esfuerzos de aplicación de leyes y de deportación, menos probable es que los veamos venir a la mesa para negociar una solución realista”.

“Y es desafortunado, porque finalmente estarán creando más disfuncionalidad que alivio”, afirmó Fitz.

E-Verify es un sistema de verificación de identidad de nuevos trabajadores que coteja la información provista con los bancos de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El propio Obama indicó recientemente que el programa, ahora voluntario, está lleno de errores que pueden suponer problemas para trabajadores autorizados y para las empresas. Se calcula que los ciudadanos naturalizados y los residentes permanentes tienen 30 veces y 10 veces más probabilidades, respectivamente, de figurar como no autorizados para trabajar.

publicidad

De otra parte, industrias que al presente enfrentan una escasez de mano de obra, como la agrícola, tendrían que dedicar personal y recursos a implementar un programa que no les resuelve mucho porque los propios líderes de la industria señalan que los trabajadores autorizados no quieren llevar a cabo esta dura labor y dependen de mano de obra migrante. En Georgia, las leyes estatales antiinmigrantes han mermado la mano de obra a un costo de millones de dólares en pérdidas.

Riesgo para la economía

Para Fitz, el E-Verify produciría “una seria dislocación del mercado laboral que desestabilizará la economía”.

“El E-Verify nunca será efectivo si no se aborda la legalización de la fuerza de trabajo mientras se trata de ampliar la efectividad y el alcance del E-Verify. Están entrelazados”, sostuvo el experto.

Los esfuerzos republicanos de impulsar el E-Verify no son nuevos.

La medida formó parte del dudosamente célebre proyecto de criminalización de indocumentados conocido como la Ley Sensenbrenner (HR 4437) que en el año 2006 generó masivas protestas a través del país y que resultaron en un aumento en el registro de votantes latinos y en su participación electoral culminando con los republicanos perdiendo el control de ambas cámaras del Congreso.

Ahora con la mayoría republicana en la Cámara Baja, una mayoría demócrata mermada en el Senado y una elección presidencial en puerta, los republicanos intentan impulsar la medida que ha sido piedra angular de su estrategia de “desgaste mediante la aplicación de leyes”. Esto es, seguir aplicando medidas policiales que hagan la vida de los indocumentados tan difícil que terminen autodeportándose.

publicidad

La premisa ignora, sin embargo, cuán entrelazada está esa mano de obra indocumentada a nuestra economía, como ha demostrado la agricultura en Georgia, algo que se replica en otros estados.

Pagos por la 'izquierda'

También quedó demostrado en el caso de Arizona y su E-Verify. Muchos negocios optaron por comenzar a pagarles en efectivo a sus trabajadores sin documentos. Ni la empresa ni el trabajador pagaron los impuestos que les correspondían y se calcula que hubo una reducción del 13% en el monto de impuestos recaudados en el estado con respecto al año anterior.

Fitz reconoce que la medida tiene el potencial de avanzar en la Cámara Baja con el apoyo del liderazgo republicano. Además de la mayoría republicana, es de anticiparse que demócratas en distritos conservadores se les dificulte oponerse al plan.

“En el Senado hay un mejor entendimiento de que esto (el E-Verify) no trabajará y creará más problemas de los que resuelve. También existe el entendimiento político de que la sed de los republicanos por más medidas de aplicación de leyes es insaciable y que si seguimos saciando esa sed finalmente nos quedaremos con un campo de juego desierto para tratar de solucionar los problemas migratorios de la nación”, agregó Fitz.

En caso de ser aprobado

En el supuesto de que el proyecto llegara a manos de Obama, ¿lo promulgará?

“Si llega como un proyecto de ley independiente, sólo con un sistema de verificación obligatorio, me sorprendería si lo promulga”, declaró Fitz.

publicidad

“No creo que el proyecto independiente llegue a su escritorio, pero el gran reto es qué pasará si está mezclado con un plan de gastos, como por ejemplo, del DHS”, dijo.

Con elecciones en año y medio, la Casa Blanca tiene la doble presión de demostrar mano dura en el rubro migratorio y a la vez enfrentar a un sector del electorado hispano molesto por el recrudecimiento de las medidas migratorias policiales y una cifra récord de deportaciones.

“No estoy seguro de cuáles sean los cálculos de la Casa Blanca, pero sé que (la promulgación de un proyecto E-Verify) enviaría un mensaje escalofriante a la comunidad latina que se preocupa profundamente por este asunto”, concluyó Fitz.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad