publicidad

Ciudadanía póstuma 103

Ciudadanía póstuma 103

Entre lágrimas, el gobierno de Estados Unidos entregó la ciudadanía póstuma a soldado de la República Dominicana.

Quería ser policía

NUEVA YORK - A los acordes de "America the Beautiful", la familia de un soldado de 22 años muerto hace un mes en Irak -incluso su hija de dos meses de nacida que él no conoció-, recibió el lunes documentos que le daban la ciudadanía póstuma de Estados Unidos y lo reconocen como un héroe.

The Associated Press indicó que el soldado Juan Alcántara, nativo de la República Dominicana, que había soñado con algún día ser parte del Departamento de Policía de Nueva York (MYPD, por sus siglas en inglés), fue muerto el 6 de agosto en una explosión en Baqubah.

Alcántara estaba asignado al Fuerte Lewis.

El representante federal demócrata de Nueva York, Charles Rangel, presentó el certificado de naturalización a la familia de Alcántara en una ceremonia especial en el City College el lunes.

Juramento entre lágrimas

La familia de Alcántara prestó juramento junto con otros nuevos 240 ciudadanos.

La prometida de Alcántara, Sayonara López, de 22 años, estaba con su bebé, Jaylani Marie, dándole el biberón, peinándola y meciéndola en su coche.

"Me alegra que le hayan dado la ciudadanía", dijo después de la ceremonia. "Eso era lo que él quería", anotó.

"Fue un error"

El servicio de Alcántara en Irak, que empezó en junio del 2006, fue extendido cuatro meses el 28 de junio pasado, un día antes del nacimiento de su hija.

publicidad

"Fue un error no haberlo dejado conocer a su hija", dijo la madre del soldado, María Alcántara.

Durante la ceremonia Alcántara sollozó mientras apretaba una pequeña banderita estadounidense. Dijo que no podía mirar la inmensa foto de su hijo sobre una bandera de los Estados Unidos que colgaba sobre podio.

Van 103 ciudadanías

Según el Servicio de Inmigración y Ciudadanía del Departamento de Seguridad Interna, Alcántara es el 103 soldado en recibir la ciudadanía póstuma en la guerra en Irak.

Otros cinco soldados de otras guerras anteriores, recibieron la ciudadanía póstuma.

Rangel le dio gracias a la familia de Alcántara por haber jurado la ciudadanía, diciendo que reconocía que éste debía ser un momento agridulce para ellos.

"Hay mucho dolor al recibirla, ya que no pudo vivir para disfrutarla", dijo el congresista demócrata en referencia a la ciudadanía.

Números significativos

Los estadounidenses "tienen que darse cuenta que hay más de 38 mil soldados inmigrantes sirviendo en las Fuerzas Armadas de nuestro país", dijo Dan Kane, portavoz de la oficina de Ciudadanía y Servicios de Información (USCIS). "Y muchos de ellos están luchando por la libertad".

La USCIS explicó que los residentes legales de alta en las Fuerzas Armadas pueden solicitar la ciudadanía bajo ciertos requisitos especiales contenidos en la ley de inmigración.

publicidad

En julio de 2003 el Congreso aprobó una Ley de Ciudadanía que redujo los plazos de espera de inmigrantes militares cuando solicitan la naturalización, proyecto que luego ratificó el presidente George W. Bush.

Ahora es más fácil

Los cambios "hacen más fácil" el proceso para que el personal militar calificado juramente como ciudadano, dijo la USCIS.

La ley citada por el portavoz extiende beneficios a los familiares de militares caídos en combate que hubiesen obtenido la ciudadanía póstuma.

Esta medida cubre a cónyuges, hijos y padres y es retroactiva al 11 de septiembre del 2001.

Según el departamento (ministerio) de Defensa de Estados Unidos, los residentes permanentes representan entre el 3 por ciento y el 4 por ciento de los militares activos.

El servicio es gratis

La USCIS añadió que a partir del 1 de octubre de 2004 los integrantes de las Fuerzas Armadas no pagan honorarios cuando piden hacerse ciudadanos.

La ley firmada por el presidente Bush en 2004 establece que:

  • El efectivo militar que solicita la ciudadanía debe demostrar buen carácter moral.
  • El peticionario debe hablar inglés.
  • El soldado inmigrante debe demostrar que tiene conocimiento sobre el sistema de gobierno y de la historia de Estados Unidos.


Beneficios a familiares

En cuanto a beneficios para los familiares inmediatos de ciudadanos póstumos, la ley señala que los cónyuges e hijos menores de 21 años solteros se encuentran amparados.

publicidad

Algunos beneficios activados en 2004 son:

  • Los residentes de alta en las Fuerzas Armadas necesitan servir sólo un año para pedir la ciudadanía (antes debían esperar 3 años).
  • Los efectivos residentes permanentes que mueren en combate, o como consecuencia de un combate, reciben la ciudadanía póstuma.
  • Los soldados residentes de alta en unidades localizadas en el extranjero pueden juramentar como ciudadanos en las instalaciones militares o en las embajadas estadounidenses.
  • Los soldados de alta en la Guardia Nacional también son elegibles para pedir la ciudadanía apresurada.
  • Los cónyuges, padres e hijos menores de edad solteros de un ciudadano póstumo (muerto en combate o como resultado de un combate) califican para gestionar la ciudadanía dentro de un plazo de 2 años a partir del deceso.


• Si el cónyuge del ciudadano póstumo contrae matrimonio pierde el derecho de obtener beneficios migratorios.

Cómo se pide la ciudadanía

Para solicitar la ciudadanía póstuma el gobierno contempla los siguientes pasos:

  • Llenar el Formulario N-400
  • Presentar el certificado de Servicio Militar o Naval (Formulario N-426)
  • Presentar información biográfica del residente que aspira a la ciudadanía póstuma (Formulario G-325b)


Una vez que la familia reúne la información, el "paquete" de documentos se envía a la oficina de la USCIS en Nebraska para el proceso apresurado, dijo la USCIS.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad