publicidad

Cientos de nuevos ciudadanos

Cientos de nuevos ciudadanos

Originarios de al menos 100 países, cientos juraron el 4 de julio como nuevos ciudadanos de Estados Unidos en Disney.

Listos para votar

ORLANDO, Florida - La nueva ciudadana estadounidense Ivette Timoteo recorrió el miércoles, al igual que otras mil personas, el mismo camino que cada noche hace la Cenicienta desde su castillo en la Calle Principal, durante una mágica ceremonia de nacionalización celebrada en Walt Disney World, el Día de la Independencia.

"Es un sueño hecho realidad, es una ocasión muy especial para mí, como cuando mi hija se casó y usé este mismo vestido", dijo Timoteo, dominico-haitiana de 47 años, después de desfilar, junto a los nuevos ciudadanos y una banda de músicos vestidos como soldados de juguete, por las calles del parque Magic Kingdom.

"Lo primero que voy a hacer es llenar la planilla para registrarme para votar y empezar a tomar ventaja de las oportunidades que me brinda este gran paso que he dado hoy", dijo la nueva ciudadana, que, cual princesa, saludaba y sonreía a cientos de turistas y huéspedes del parque que desde las aceras y algo confundidos, contemplaban el inesperado desfile.

Al igual que Timoteo, Jessenia Hughes, de 29 años y casada desde 2000 con un estadounidense, ve su nueva nacionalidad como el primer paso hacia una mejoría de los inmigrantes indocumentados, especialmente de sus compatriotas hondureños.

"Nunca tuve oportunidad de votar en mi país y ahora voy a registrarme y votaré, pues pienso que es una manera de ayudar a los indocumentados, y a mis amigos de Honduras que están aquí mediante el TPS", dijo.

publicidad

Por primera vez

La ceremonia de naturalización, la primera que se realiza en los parques de Walt Disney World, en la ciudad de Orlando, Florida, se caracterizó por un ambiente de fiesta y alegría, pese a lo nublado del clima y la insistente lluvia que parecía sólo amainar para dar paso a los fuegos artificiales que iluminaron el Castillo de la Cenicienta desde donde los participantes recibieron el Juramento de Alianza.

Emilio González, director del Servicio de Inmigración y Naturalización de los Estados Unidos (USCIS), y quien realizó juramento de alianza felicitó a los nuevos ciudadanos y los encomió por su decisión de hacerse ciudadanos y les pidió respetar y defender a su nueva nación y que nunca olviden que "los Estados Unidos es el mejor país del mundo donde los inmigrantes son bienvenidos".

De acuerdo con González, la ceremonia estuvo llena de simbolismo. "El mismo fundador de este lugar, Walt Disney, fue un inmigrante, y está siendo encabezada (la ceremonia) por mí, otro inmigrante", dijo.

De al menos 100 países

Indicó asimismo que los nuevos ciudadanos deberían sentirse orgullos de haber logrado el sueño de convertirse en ciudadanos de los Estados Unidos.

"Muchos lo darían todo por estar sentados donde usted lo están hoy", acotó un emotivo González a los representantes de cinco continentes y cien países, entre ellos, Cuba, Venezuela, Perú, Nicaragua, Colombia, Brasil, Costa Rica, Haití, República Dominicana, Ecuador, Guatemala y México, entre otros.

publicidad

El senador republicano por Florida, Mel Martínez, orador principal del evento, animó a los presentes citando a Thomas Penn y la lucha de éste por mantener la paz entre los nativos y los nuevos inmigrantes que llegaron a Pensilvania en 1731.

"Como nuevos ciudadanos tienen todas las libertades y responsabilidades que ofrece la ciudadanía y les doy la bienvenida "a la democracia más grande del mundo", dijo Martínez, quien nació en Cuba.

El himno nacional

La cantante cubana Gloria Estefan, quien inició la ceremonia interpretando el Himno Nacional, recibió de manos de González, al igual que su esposo Emilio, la "Ciudadanía por Preferencia", un reconocimiento que otorga EE.UU. a inmigrantes ejemplares.

El cantante de música country Lee Greenwood, interpretó su patriótico tema con el cual logró que los nuevos ciudadanos, se olvidaran de la lluvia y levantándose de sus asientos, flamearan sus mojadas banderas, mientras lo acompañaron a cantar "Dios Bendiga a América".

La histórica ceremonia culminó con las palabras de Meg Crofton, presidenta de Walt Disney World, e hija de inmigrantes, felicitó a los nuevos ciudadanos y dijo sentirse orgullosa de poder estar "frente a frente con cada uno y darles la bienvenida a nuestra familia americana".

Los nuevos ciudadanos también recibieron el honor de dos aviones F-15 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, que sobrevolaron el Castillo de la Cenicienta, desde donde partió el desfile más diverso y único al mismo tiempo que los turistas hayan disfrutado en el mundo mágico de Walt Disney World.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad