publicidad
.

Cerrarán centro de detención para familias migrantes en Nuevo México log...

La Administración del presidente Obama busca estar preparada en caso de que se produzca una nueva oleada de niños y familias inmigrantes.

Cerrarán centro de detención para familias migrantes en Nuevo México

Cerrarán centro de detención para familias migrantes en Nuevo México

Es el que está ubicado en Artesia, Nuevo México, pero trasladarán a sus ocupantes a unas nuevas instalaciones.

La Administración del presidente Obama busca estar preparada en caso de...
La Administración del presidente Obama busca estar preparada en caso de que se produzca una nueva oleada de niños y familias inmigrantes.

El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes que cerrará uno de sus tres centros de detención para adultos y menores inmigrantes detenidos en la frontera. Se trata del que está ubicado en Artesia (Nuevo México), pero trasladará a sus ocupantes a unas nuevas instalaciones con mayor capacidad en Texas.

publicidad

La Agencia de Inmigración y Aduanas de EEUU (ICE) indicó en un comunicado que cerrará en diciembre el centro de detención que abrió este año en un campo de entrenamiento de fuerzas de seguridad, como medida de emergencia ante la oleada de inmigrantes procedentes en su mayoría de Centroamérica.

No obstante, los 450 inmigrantes que permanecen en esas instalaciones, la mayoría niños y adultos procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala, serán reubicados en el centro de detención ya existente en Karnes City (Texas) y en otro nuevo que se abrirá en diciembre en Dilley, en el mismo estado.

El pasado mes septiembre, ICE adelantó que planeaba abrir un nuevo centro de detención de familias en Dilley, con una capacidad inicial para 480 personas y que en alrededor de siete meses llegaría a ser capaz de acoger un total de 2.400.

La pesadilla de los migrantes en Artesia, Nuevo México /Univision

La Administración del presidente Barack Obama busca así estar preparada en caso de que se produzca una nueva oleada de niños y familias inmigrantes, como los más de 66.000 no acompañados, en su mayoría del norte de Centroamérica, que cruzaron este año la frontera huyendo de la violencia y el narcotráfico en sus países de origen.

Aunque ese flujo de emigrantes se ha reducido considerablemente en los últimos meses, "las instalaciones de Dilley proporcionarán una capacidad de valor incalculable en caso de que vuelvan a aumentar las aprehensiones de adultos con niños esta (próxima) primavera", dijo el director en funciones de ICE, Thomas S. Winkowski.

"Estas instalaciones ayudan a asegurar que las deportaciones son efectivas y rápidas, y que cumplen con nuestras obligaciones legales e internacionales, al tiempo que disuaden a otros de emprender un peligroso viaje y cruzar ilegalmente a EEUU", añadió Winkowski en un comunicado.

publicidad

Pese al cierre del centro en Nuevo México, el Gobierno estadounidense no tiene "ningún plan" de cerrar los otros dos centros de detención que mantiene abiertos hasta ahora, en Karnes City y Leesport (Pensilvania), y a los que se sumará el mes que viene el de Dilley, indicaron fuentes de ICE.

Una carta denuncia los supuestos abusos a madres indocumentadas en centros de detención /Univision

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha solicitado reiteradamente a Estados Unidos cerrar los tres centros de detención de inmigrantes que mantiene, por considerar que no es apropiado mantener a los niños bajo detención.

Sin embargo ICE defendió que esos centros son "una alternativa eficaz y humana para mantener la unidad de las familias a medida que esperan el resultado de su proceso de inmigración".

En 2009 EEUU cerró el único centro de detención para familias inmigrantes que existía hasta entonces, el antiguo presidio T. Don Hutto en Texas, pero la oleada de los últimos meses provocó la decisión del Gobierno de Obama de volver a utilizar instalaciones de este tipo con el objetivo de disuadir nuevas llegadas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad