publicidad
Algunos inmigrantes aguardan en centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) la resolución de sus casos de asilo y las esperas pueden dilatar meses.

Aumentó en 600% el número de solicitudes de asilo en los últimos cinco años

Aumentó en 600% el número de solicitudes de asilo en los últimos cinco años

Las peticiones de asilo aumentaron en un 600% en los últimos cinco años la mayoría de centroamericanos.

Algunos inmigrantes aguardan en centros de detención de la Oficina de In...
Algunos inmigrantes aguardan en centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) la resolución de sus casos de asilo y las esperas pueden dilatar meses.

El gobierno advierte que el hecho de presentar una solicitud elimina el riesgo de ser deportado de Estados Unidos.

publicidad

Las peticiones de asilo en Estados Unidos aumentaron en un 600% en los últimos cinco años, reportó el diario La Opinión en su página de internet el miércoles citando datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés).

La mayoría de las solicitudes presentadas provienen de inmigrantes originarios de Centroamérica, principalmente salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, quienes alegan “miedo”.

Las estadísticas también incluyen a mexicanos que huyen de su país a causa de la violencia desatada desde finales de 2006, cuando el gobierno federal de ese país le declaró la guerra al narcotráfico, conflicto que ha dejado entre 60 mil y 80 mil muertos.

El establecimiento de un “miedo creíble” es el primer paso en una solicitud de asilo, señala USCIS. Y agrega que las personas que vienen al país solicitando la protección del gobierno lo hacen porque tienen temor que sufrirán persecución por su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política.

 

Dreamers y familiares deportados cruzan desde México la frontera

Las peticiones que no califiquen dentro de esas cinco categorías son rechazadas, advirtió la agencia.

Según la agencia, en el año fiscal 2013 se registró el aumento más notable con más de 22,000 casos para sumar un total de 36,026 solicitudes, frente a las 13,931 peticiones registradas el año fiscal 2012.

Una vez presentadas las solicitudes, los casos son referidos a un agente de asilo de USCIS para una entrevista inicial que determina si pueden o no solicitar formalmente este beneficio migratorio.

La sola petición de asilo no garantiza que el peticionario recibe un beneficio migratorio, advierte la agencia. En un elevado porcentaje de casos las peticiones son rechazadas y los peticionarios devueltos a sus países de origen.

publicidad

Cada caso petición, a su vez, puede incluir a una o más personas de una familia, dijo Steve Blando, un portavoz de USCIS citado por La Opinión.

La gran diferencia entre quienes alegan miedo creíble y quienes realmente pueden solicitar asilo refleja lo difícil que es pasar la primera entrevista con un agente especializado de USCIS, dijo al diario Bill Hing, un experto en asilo y profesor de la Escuela de Leyes de la Universidad de San Francisco. “Incluso antes que a finales de febrero se anunciara que dicha entrevista se haría aún más estricta”.

 

Segundo grupo de ‘dreamers’ cruzará la frontera de San Diego pidiendo asilo /Univision

“Esto lo que indica es que USCIS está decidiendo que la mayoría de las declaraciones de miedo no son válidas”, añadió.

El aumento en los casos de asilo fue reportado en octubre del año pasado, pocos días después del cierre del año fiscal 2013.

Un reporte del diario The Wall Street Journal reveló que autoridades de USCIS reconocieron que los pedidos de asilo establecieron un récord y que la mayoría de los peticionarios declararon tener “miedo creíble”, pero que la mayoría de los casos fueron desestimados.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), en el curso del año fiscal 2013 se recibieron 27,546 peticiones de asilo de este tipo frente a las 10,739 del año fiscal 2012 y 3,273 registradas en el 2008.

publicidad

Agrega que algunos de los peticionarios ingresaron al país por la frontera con Canadá y otros como polizones, pero la mayoría lo hizo por la frontera con México.

Entre los solicitantes, además de latinoamericanos, hay africanos y de Asia, dijeron funcionarios de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol).

El crecimiento en el número de solicitudes “inundó” los tribunales de inmigración y los centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) a lo largo de la frontera sur, especialmente en Texas.

The Wall Street Journal indicó que el aumento de este tipo de peticiones sugiere que quienes cruzan ilegalmente hacia Estados Unidos han descubierto que el proceso es una táctica eficaz para permanecer en el país, sobre todo ahora que la frontera es más segura y es más difícil para cruzarla.

En caso que el gobierno de luz verde a la solicitud, el beneficiario recibe la protección y un permiso de trabajo. Al año y un día como asilado, contado desde la fecha en que fue aprobado el asilo, el inmigrante es elegible para pedir la residencia y, cinco años después, la ciudadanía.

El alto número de solicitudes obligó al gobierno la semana pasada a republicar las reglas de asilo para conocimiento de autoridades de inmigración y de las personas que solicitan el amparo del gobierno federal.

La medida fue adoptada debido a las preocupaciones porque se han hecho malas interpretaciones de la forma en que se debe decidir qué inmigrantes pueden presentarse ante un juez para hacer sus solicitudes.

publicidad

El jefe de la división de asilo del USCIS dijo a autoridades de asilo que los inmigrantes que presenten una demanda de "temor creíble", el primero paso en el proceso para solicitar asilo, deben tener una "posibilidad significativa" de ganar un caso al presentarse ante el juez.

En un memorando fechado el 28 de febrero, John Lafferty indicó que para cumplir con esa disposición los inmigrantes deben "demostrar una posibilidad sustancial y realista de éxito en la corte".

El memorando, que actualiza los cursos de entrenamiento a funcionarios, no modifica sustancialmente la manera en que la agencia de inmigración maneja los casos. Se usa el mismo lenguaje de 2008 para describir la norma necesaria para lograr una audiencia frente a un juez en materia de inmigración, de acuerdo con la página digital de la USCIS.

Lafferty escribió que se teme que la norma no se ha cumplido en casos recientes.

En el último año más de 150 dreamers y familiares han pedido asilo en la frontera con México en un esfuerzo por regresar a Estados Unidos para volver con sus familias luego de ser deportados.

Algunos han sido liberados, otros fueron deportados y la mayoría permanece en centros de detención de ICE en espera de una audiencia ante un juez de inmigración.

De los liberados, el abogado Ezequiel Hernández explicó que “ellos no pueden ser deportados ya que están en espera de una Corte de Inmigración bajo la jurisdicción del Departamento de Justicia. Tampoco pueden viajar afuera de Estados Unidos pero sí podrán trabajar legalmente después de que tramiten un permiso de trabajo sobe la base de que están en espera de su cita en Corte”.

publicidad

La lista de espera de casos en las cortes de inmigración llega hasta 2017. “Durante todo este tiempo ellos no tendrán estatus, permanecen en proceso de deportación”, señaló Hernández.

Del día en Corte, el abogado dijo: “Este es el reto. Ellos tendrán que demostrar que caben en una clase social especial por la cual, si regresan a sus países natales, sus vidas sufrirían peligro, incluso hasta la muerte”, señaló.

En cuanto a las probabilidades de que los peticionarios que se presentaron en la frontera como parte del movimiento de los dreamers y ganen cada uno de ellos los casos de asilo, el abogado Carlos Spector explicó a UnivisionNotricias.com que “depende de cómo se manejen los casos” y advirtió que el miedo creíble, el principal argumento ventilado en los procesos, “por sí mismo no califica”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad