publicidad
El informe explica que la violencia y el deterioro del imperio de la ley amenazan la seguridad de los ciudadanos y crean la cultura del miedo y la desesperanza que activa la migración de estos niños a EEUU.

Aumentó el número de niños indocumentados que ingresan solos a Estados Unidos

Aumentó el número de niños indocumentados que ingresan solos a Estados Unidos

Al menos 60 mil niños indocumentados cruzarán la frontera suroccidental sin la compañía o el amparo de un adulto.

El informe explica que la violencia y el deterioro del imperio de la ley...
El informe explica que la violencia y el deterioro del imperio de la ley amenazan la seguridad de los ciudadanos y crean la cultura del miedo y la desesperanza que activa la migración de estos niños a EEUU.

La violencia, el miedo y la desesperanza alimentan la inmigración hacia Estados Unidos.

Al menos 60 mil niños indocumentados cruzarán la frontera suroccidental de Estados Unidos sin la compañía o el amparo de un familiar adulto, reveló un informe de la Conferencia de Obispos Católicos (USCCB, por sus siglas en inglés).

El ingreso son papeles representa un nuevo reto humanitario y fiscal en momentos en que el Congreso considera el futuro de 11 millones de indocumentados que ya residen en el país, dijo el diario The Wall Street Journal en su página digital.

Citando un informe de la USCCB publicado esta semana, el diario agregó que el año pasado se registraron 25,000 ingresos y apenas era de 5.800 hace una década.

publicidad

Activistas y organizaciones que siguen de cerca lo que sucede en la frontera indican que el aumento refleja el aumento de la violencia y el descontento que se vive en México y varios países de Centroamérica.

El reporte de la USCCB también señala que los menores de edad procedentes de México casi siempre son repatriados por las autoridades federales.

Aumento preocupante

El informe añade que desde 2011, Estados Unidos experimenta un incremento sin precedentes en el número de niños migrantes sin la compañía de un adulto. Al mismo tiempo se registra un aumento de los arrestos por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol).

Los obispos estadounidenses precisan que un alto número de jóvenes sin papeles que cruzan la frontera y son detenidos por las autoridades federales son entregados a sus familiares en Estados Unidos. Los familiares también son indocumentados.

Algunos críticos indican que esto equivale a ayudar en vez de perseguir el tráfico de inmigrantes.

Los menores detenidos y que quedan en manos de las autoridades con enviados a varias agencias gubernamentales, todas con responsabilidades diferentes, y a menudo pasan por albergues financiados por la Oficina de Reubicación de Refugiados, un brazo del Departamento de Salud y Servicios Sociales de EE.UU. (HSS), dijo el diario.

Alto número de deportados

Un alto número de estos niños son deportados posteriormente. Otros se benefician de cláusulas de la ley de inmigración que les permiten quedarse en el país de manera legal, explica el reporte.

publicidad

Según las cifras recopiladas por la USCCB, el 95% de los niños detenidos por la Patrulla Fronteriza cuando intentaban entrar ilegalmente al país proviene de Honduras, Guatemala y El Salvador, países que registran altos niveles de violencia.

El informe explica que la violencia y el deterioro del imperio de la ley amenazan la seguridad de los ciudadanos y crean la cultura del miedo y la desesperanza que activa la migración de estos niños a Estados Unidos.

"Estos niños desafían las percepciones tradicionales de migración en este hemisferio", dijo Kevin Appleby, director de políticas de migración y asuntos públicos para el grupo de obispos, y uno de los autores del informe citados por el periódico. “Literalmente se escapan para salvar sus vidas".

La reforma migratoria

El informe de la USCCB fue publicado la misma semana en que el Congreso debate una reforma migratoria que legalice a los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

En junio del año pasado el Senado aprobó un proyecto de ley que incluye un camino a la ciudadanía, Los republicanos rechazaron el plan y advirtieron que debatirían una iniciativa propia y por pedazos, sin que ninguna de ellas garantice la ciudadanía.

El jueves, poco más de seis meses después del voto del Senado, el liderazgo republicano dio a conocer una lista de principios de la reforma migratoria que incluye la ciudadanía para algunos dreamers y la legalización para indocumentados que carecen de antecedentes criminales, paguen multas y hablen inglés.

publicidad

Pese a no citarlo, los republicanos aclaran que quienes se legalicen podrán, eventualmente tramitar la naturalización bajo las leyes vigentes luego de convertirse en residentes legales permanentes.

El plan del Senado señala que los indocumentados, una vez fichados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), se convertirán en residentes provisionales durante 10 años al término de los cuales podrán convertirse en residentes permanentes. Tres años después tendrán derecho a pedir la ciudadanía.

La congresista republicana de Florida, Ileana Ros-Lehtinen, dijo al programa Al Punto de la Cadena Univision que la reforma migratoria republicana no tiene fecha y que antes de proceder a la legalización de los indocumentados se debe primero cumplir con varios requisitos de seguridad, entre ellos el freno total del cruce ilegal por la frontera y la implementación del E-Verify.

Se aprobarse la reforma, miles de niños que ingresaron sin papeles al país y viven en territorio estadounidenses, podrían salir de las sombras y legalizar sus permanencias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad