publicidad

Aumentaron las deportaciones de indocumentados en el año fiscal 2013

Aumentaron las deportaciones de indocumentados en el año fiscal 2013

Un reporte reveló que durante el año fiscal 2013 el gobierno de Obama deportó a 438 mil indocumentados.

438 mil 421 deportaciones en el año 2013 Univision

El gobierno de Estados Unidos deportó a 438,000 indocumentados en 2013, según cifras actualizadas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Los nuevos datos se conocen pocas horas antes de que el presidente Barack Obama intente aplacar, en un discurso, las críticas a su demora en el anuncio de acciones ejecutivas migratorias enfocadas en el freno a las deportaciones de indocumentados que carecen de antecedentes criminales.

El DHS publicó en su página digital un desglose del número de deportados durante el año fiscal 2013. De los 438 mil expulsados por el gobierno federal, la mayoría son originarios de México, Guatemala, Honduras, y El Salvador.

Las cifras, actualizadas por el DHS, representan un aumento del 4,5% respecto a los 419,000 deportados en el año fiscal 2012.

De los deportados durante el año fiscal 2014, que finalizó el 30 de septiembre, el DHS no ha revelado las cifras, pero se prevé que los datos reflejen el número de migrantes menores detenidos cuando intentaban cruzar indocumentados la frontera, dijo el diario La Opinión.

El 2 de junio Obama reconoció la existencia de una crisis humanitaria luego que la Patrulla Fronteriza había arrestado, en lo que iba del año fiscal 2014, a unos 46 mil niños, la mayoría de ellos procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Un mes después la cifra se elevó a 57 mil y a finales de agosto la cifra llegó a poco más de 66 mil.

publicidad

El documento del DHS detalla que, en general, el número total de detenciones bajó de 678,606 en el año fiscal 2011 a 662,583 en el año fiscal 2013. Las cifras incluyen a los detenidos en la frontera y deportados de inmediato.

El diario The New York Times dijo que las nuevas cifras constituyen un récord, y que la Administración pasa de 2 millones de expulsados desde que llegó a la Casa Blanca el 20 de enero de 2009.

De los 438 mil deportados en 2013, alrededor del 44% fueron expulsados rápidamente luego de ser arrestados por la Patrulla Fronteriza en la frontera cuando intentaban ingresar indocumentados al país sin pasar por una corte de inmigración.

El diario neoyorquino dijo que este tipo de deportaciones ha estado aumentando constantemente en los últimos años.

Los datos también reflejan los enormes retrasos en las cortes de inmigración y que casi el 40% de las expulsiones se basan en otros procedimientos de vía rápida que no requieren una audiencia ante un juez de inmigración.

Sólo alrededor del 17% de las deportaciones en el año fiscal 2013 fueron a través de los tribunales o se produjo después de un examen más profundo de sus casos por parte de las autoridades de inmigración, dice el informe.

En 2011 del total de deportados el 36% acudió a una corte.

Marc R. Rosenblum, director del programa de política de Estados Unidos en el Instituto de Política Migratoria, en Washington DC, dijo a The New York Times que los datos demuestran que la Administración no ha sido seria con el tema de los cambios a la ley de inmigración y que “esto refuerza el mensaje de que Obama es el deportador en jefe”.

publicidad

El título de “deportador en jefe” fue apodado en marzo por la presidenta del Consejo Nacional de la Raza, Janet Murguía, cuando las organizaciones pro inmigrantes anunciaron que en esa fecha el gobierno había pasado los 2 millones de deportados.

También pedían al Congreso que aprobaran una reforma migratoria y que, mientras se llevaba a efecto el debate, el gobierno decretara una moratoria de la política de deportaciones.

Del total de deportados en 2013 el DHS dijo que 198,394 extranjeros habían sido condenados por delitos. Las organizaciones que defienden la reforma migratoria insisten que entre seis a siete de cada 10 deportados por Obama no tenían delitos que constituyeran una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA, por sus siglas en inglés) acusó al gobierno de haber instaurado un “régimen de terror” luego de conocer el informe del DHS.

“Este informe acusa a la Administración y al Congreso por no cumplir con la reforma migratoria o el alivio migratorio a millones de familias inmigrantes trabajadoras que viven en Estados Unidos”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA.

La activista agregó que los números se tratan de “un vergonzoso récord” y que el gobierno “debe estar sintiéndose muy orgulloso de sí mismo por haber deportado a 2.4 millones de inmigrantes desde que asumió al poder.

publicidad

“Estamos extremadamente decepcionados”, agregó y demandó la toma de acciones ejecutivas para detener las deportaciones y evitar la separación de las familias.

“El hecho de que el 83% de todas las deportaciones se producen a través de órdenes de expulsión acelerada significa que a la inmensa mayoría de los inmigrantes se les niega el debido proceso”, apuntó Salas.

The New York Times dijo que las cifras del DHS probablemente pesarán sobre las deliberaciones que el presidente Obama lleva a cabo sobre las acciones ejecutivas que, según dijo la Casa Blanca el 6 de septiembre, anunciará después de las elecciones de medio tiempo del 4 de noviembre y antes de que finalice el año 2014.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad