publicidad

Así vivió una madre indocumentada la agonía de presentarse ante ICE temiendo que sería deportada

Así vivió una madre indocumentada la agonía de presentarse ante ICE temiendo que sería deportada

Wendy Díaz, una inmigrante con 4 niños estadounidenses en Florida, permitió que Univision la acompañara durante las horas antes de su cita con inmigración.

Crónica de una cita con ICE: así fue el día de una mujer que tenía una audiencia con inmigración para ser deportada Univision

Como miles de padres indocumentados, Wendy Díaz solía ir a sus citas migratorias con tranquilidad, pero este jueves se presentó a la oficina local del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) dudando si regresaría a casa al final del día.

Díaz, quien vive en Florida junto a su esposo y sus cuatro hijos estadounidenses, permitió que la corresponsal de Univision Vilma Tarazona la acompañara durante las agonizantes horas antes de esa cita, en las que solo podía pensar que la separarían de sus niños.

“Yo no quiero que me los quiten”, dijo la madre a Tarazona. “No, ellos no me los pueden quitar. No me pueden mandar sin ellos”.

Es una nueva realidad que viven las familias en las que los padres son indocumentados. Bajo las políticas de inmigración del presidente Trump, una cifra desconocida de padres han sido separados de sus hijos por la deportación. Muchas familias sufren este proceso en silencio. Otros casos han suscitado atención nacional, como el de Guadalupe García, que fue separada de sus dos hijos en Arizona, y el de Maribel Trujillo, quien dejó atrás a cuatro hijos en Ohio.

Relacionado
Un grupo de deportados de Estados Unidos llega al aeropuerto La Aurora d...
Trump deporta a menos inmigrantes que Obama, pero a más gente sin antecedentes criminales
Datos obtenidos por Univision Noticias revelan que el actual inquilino de la Casa Blanca expulsó el mes pasado de EEUU a 18,660 personas, de las que un 42.9% no tiene ningún cargo criminal.

Para Díaz, no había otra opción: se levantó temprano para arreglar como de costumbre a sus cuatro hijos, entre ellos un bebé de 3 meses que la acompañaría a la cita. Solo Yelena, su hija de 9 años, no iría con ella a la oficina de inmigración. Se quedaría con su padre, quien también es indocumentado.

“Levántate, hija, para irte a la escuela”, le dijo en la mañana Wendy, ayudándola a peinarse. “Te vas a portar bien”, agregó. “Te quedas con tu papi. Él va por ti a la escuela en caso de que yo no vuelva”.

Wendy cuenta con una orden de deportación por haber vuelto al país ilegalmente hace cuatro años. La agonía de presentarse ante ICE la dejaba exhausta: “Yo me siento muy triste, mal, con miedo porque no tengo esperanza”.

publicidad

Tras abrazar a su esposo y sus hijos, la madre salió asumiento lo peor, pero con esperanzas de quedarse en Estados Unidos: “No quiero pensar que ellos me van a meter ahí y me van a decir, ‘Te vamos a meter en el avión’. Hay posibilidad que ellos lo hagan. El 80% es que yo me subo en el avión. Pero no tengo record criminal”.

La madre había dejado listo un poder para que una tía cuidara de sus cuatro hijos, en caso de que quedara detenida. Pero por ahora no lo tendrá que usar: tras seis horas de agonía, los agentes de ICE le avisaron que tendría dos meses para preparar sus cosas. Al cabo de esos dos meses, será deportada.

“No sé cómo le voy a hacer con mis hijos”, dice Díaz desconsolada. “Ya nacieron ellos aquí. Yo en realidad no sé qué voy a hacer. Llevo muchos años viviendo en este país. Siento que esta es mi casa”.

Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad