publicidad
Joe Arpaio es uno de los policías más polémicos de Estados Unidos por su severa política de trabajo contra los inmigrates indocumentados en el estado de Arizona, fronterizo con México.

Arpaio arrestó a 92 personas durante redada

Arpaio arrestó a 92 personas durante redada

La oficina del Alguacil detuvo a casi un centenar de indocumentados durante un operativo en Maricopa.

Joe Arpaio es uno de los policías más polémicos de Estados Unidos por su...
Joe Arpaio es uno de los policías más polémicos de Estados Unidos por su severa política de trabajo contra los inmigrates indocumentados en el estado de Arizona, fronterizo con México.

El alguacil más duro de Estados Unidos no se detiene

PHOENIX " La oficina del Alguacil Joe Arpaio, tildado como el “sheriff más duro de Estados Unidos”, arrestó a 92 personas durante una redada, de las cuales 23 eran indocumentados, reportó el sábado The Associated Press.

La batida forma parte del un programa liderado por Arpaio para combatir el delito y la inmigración ilegal.

Arpaio dijo que 23 de los arrestados eran inmigrantes indocumentados. La oficina de Arpaio se ubica en el condado Maricopa, que cubre Phoenix, capital de Arizona.

Defensores de los derechos de los inmigrantes recorrieron la zona el viernes con cámaras de video para registrar los encuentros entre policías y automovilistas y planean entregar sus grabaciones a los investigadores federales.

publicidad

Lluvia de críticas

Las redadas de Arpaio han sido duramente cuestionadas por organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, quienes lo acusan de utilizar perfil racial para detener personas.

Durante las operaciones, los agentes de la oficina de Arpaio saturan una zona de la ciudad -en algunos casos áreas de gran concentración de hispanos- durante más de 24 horas. En ese tiempo patrullan en busca de infracciones de tránsito y otras transgresiones a las leyes de Arizona y del condado.

Arpaio niega que durante las redadas sus agentes utilicen el perfil racial.

Más de 42 mil deportados

Desde 2006, cuando Arpaio inició una campaña contra la inmigración indocumentada, su oficina ha procedido al arresto de 2,533 personas que eran transportadas de manera ilegal y 2,903 indocumentados bajo leyes federales.

Agregó que cada detenido es interrogado para determinar su estado migratorio y que a la fecha ha entregado a 42,835 inmigrantes sin papeles a la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) para ser puestos en proceso de deportación.

Hace poco más de dos años el Departamento de Justicia abrió una investigación a la oficina de Arpaio sobre derechos civiles. El Sheriff sostiene que la indagatoria se debe a sus esfuerzos contra la inmigración ilegal.

Poderes disminuidos

En octubre del año pasado el DHS le retiró poderes extraordinarios a Arpaio. El alguacil, bajo el amparo del Plan 287(g), podría arrestar en las calles a personas solamente por su estatus migratorio.

publicidad

Luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, el gobierno federal activó la Sección 287(g) de la Ley de Inmigración que facultó la celebración de acuerdos con las agencias de policías locales -estatales y municipales- para ayudar en poner freno a la inmigración ilegal.

La mayoría de los detenidos por Arpaio son trasladados a la polémica “cárcel de la 4ta. Avenida”.

Cárcel en la mirilla

Este centro de reclusión fue fustigado severamente por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el trato que reciben los reos, todos ellos inmigrantes indocumentados.

"Todo lo manejan como un negocio", dijo a Univision.com Kat Rodríguez, directora de la Comisión de Derechos Humanos de Tucson, Arizona. "Los detenidos en la cárcel de la 4ta, avenida constituyen un lucrativo comercio. Cada inmigrante preso genera recursos que provienen de los contribuyentes", agregó.

En septiembre del año pasado la junta de Supervisores del condado Maricopa acusó a la oficina de Arpaio de malgastar hasta $80 millones de dólares en los últimos cinco años de un fondo otorgado exclusivamente para reparar las cárceles.

Una investigación de la junta cuestionó el uso de tarjetas de crédito del condado para financiar viajes al extranjero de alguno de sus oficiales, estadías en hoteles de lujo, compra de boletos de avión y el pago de salarios de investigadores, entre otras cosas.

publicidad

Los supervisores decidieron enviar los resultados de sus investigaciones a la oficina del Fiscal General de Estados Unidos en Arizona para su consideración.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad