publicidad
.

Arizona quiere condenar con la pena de muerte el tráfico de inmigrantes...

Los traficantes de indocumentados procesados por homicidio en Arizona podrían enfrentar la pena de muerte si la asamblea aprueba una iniciativa de ley que ya avanzó en la Cámara de Representantes.

Arizona quiere condenar con la pena de muerte el tráfico de inmigrantes

Arizona quiere condenar con la pena de muerte el tráfico de inmigrantes

Los “coyotes” o “polleros” podrían ser condenados a muerte en Arizona si avanza un duro proyecto de ley.

Los traficantes de indocumentados procesados por homicidio en Arizona po...
Los traficantes de indocumentados procesados por homicidio en Arizona podrían enfrentar la pena de muerte si la asamblea aprueba una iniciativa de ley que ya avanzó en la Cámara de Representantes.

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que está en manos del Senado.

Los “coyotes” o “polleros” podrían ser condenados a muerte en Arizona si avanza en la Asamblea un proyecto de ley que castiga severamente a los traficantes de indocumentados procesados por homicidio.

El martes la Cámara de Representantes de Arizona aprobó la iniciativa de ley HB 2313 que tipifica el tráfico de migrantes sin papeles de estadía legal en Estados Unidos como un delito elegible para la pena de muerte.

La medida fue aprobada por 35 votos a favor y cuatro en contra.

El proyecto de ley amplía los criterios de las circunstancias agravantes que se utilizan para determinar si la pena de muerte debe ser impuesta en Arizona, reportó la agencia Notimex.

publicidad

De acuerdo con la medida aprobada por la Cámara, se expande la definición de "delito grave" para incluir: "el participar en o ayudar a una organización de contrabando humano".

De ser aprobada por el Senado y promulgada por la gobernadora Jan Brewer, los traficantes de indocumentados procesados por homicidio podrían ser elegibles para una sentencia de pena de muerte de ser hallados culpables por un jurado.

De acuerdo con las leyes actuales en ese estado fronterizo con Mèxico, un individuo sólo puede ser sentenciada a muerte si es declarada culpable de asesinato en primer grado y los miembros del jurado encuentran al menos una circunstancia agravante asociada con el crimen.

Arizona cuenta en la actualidad con 14 de esas circunstancias, que incluyen haber sido condenado previamente por un delito grave, dijo Notimex.

La aprobación de la medida en la Cámara se da cuando a nivel nacional activistas batallan por persuadir a los legisladores para que se posicionen en contra de la pena de muerte.

La estrategia está dirigida a conseguir respaldos entre políticos y ciudadanos conservadores, dijo la agencia Efe.

Este fin de semana se lleva a cabo en Fort Worth, Texas, un taller de la conferencia anual de la Coalición Texana contra la Pena de Muerte. Texas es el estado con más ejecuciones en Estados Unidos.

La Coalición espera aumentar el nivel de apoyo nacional para abolir la pena de muerte, y para ello apunta a conseguir el respaldo de políticos conservadores en Texas vinculados al Tea Party o a los libertarios.

publicidad

A ambos grupos los califica de "políticos que no sienten ninguna convulsión si se salen de la línea del partido".

Según una encuesta Gallup de 2013, seis de cada diez estadounidenses apoya la pena de muerte, pero los favorables son más numerosos entre los republicanos (81%) que entre los demócratas (47%) e independientes (60%).

La coalición abolicionista texana calcula que en el estado sureño, con un 73% de habitantes a favor de la pena de muerte, hay unos 800.000 electores registrados que son conservadores pero se oponen a la pena capital, dijo Efe.

En Texas, entre 2008 y 2013 el 76% de las sentencias a muerte afectaron a afroamericanos y latinos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad