publicidad
El alguacil del condado Maricopa, Arizona, Joe Arpaio.

Alguacil Joe Arpaio cierra un año marcado por su derrota en batallas legales

Alguacil Joe Arpaio cierra un año marcado por su derrota en batallas legales

El polémico alguacil cierra un año donde fue declarado culpable de usar perfil racial durante redadas. 

El alguacil del condado Maricopa, Arizona, Joe Arpaio.
El alguacil del condado Maricopa, Arizona, Joe Arpaio.

El alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, ha vivido un año de intensa lucha legal en las cortes debido a las políticas internas que aplicó en su oficina. Y a pesar de haber sido declarado culpable de prácticas de perfil racial en contra de hispanos, aún desafía las ordenes de un juez federal.



"Creo que una de las decisiones más importantes fue el pasado mes de mayo, cuando se nombró un monitor independiente y se presentó un plan concreto para comenzar a reformar la Oficina del Alguacil del Condado Maricopa (MCSO)", dijo a Efe Alessandra Soler, directora ejecutiva de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en Arizona.

ACLU, junto a una coalición de organizaciones civiles, entablaron una demanda en 2007 en contra de las políticas y prácticas de MCSO. En 2013, tras un juicio en el que Arpaio por primera vez fue cuestionado en una corte, el juez federal Murray Snow determinó que los agentes del alguacil incurrieron en prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos.


publicidad

"Algo muy significativo que vimos este año es que los alguaciles, y el mismo Arpaio, han tenido que someterse a una serie de entrenamientos para evitar la discriminación racial", enfatizó Soler, en alusión a los cambios aplicados en los operativos de Arpaio como consecuencia de las órdenes de la corte.



En años anteriores era frecuente que MCSO llevara a cabo sorpresivos operativos en las calles, principalmente dentro de barrios hispanos, y eran famosas también sus redadas en negocios locales que se saldaban con la detención de trabajadores "sin papeles".

MCSO realizaba desde 2006 operativos en restaurantes, fabricas, tiendas y negocios de lavados de autos, entre otros, y se estima que más de 700 trabajadores indocumentados enfrentaron cargos por robo de identidad y recibieron un proceso de deportación como consecuencia de estas acciones.



No obstante, el alguacil, de 82 años y al que denominan "el sheriff más duro del oeste", anunció el pasado 18 de diciembre la desactivación a partir de enero de la unidad que estaba a cargos de las redadas, una acción que ha sido calificada por los activistas a favor de inmigrantes como una "victoria".


"Esta es una forma que Arpaio está reconociendo el daño que le ha causado a nuestra comunidad", dijo a Efe, Carlos García director del grupo Puente, uno de los demandantes junto a ACLU.



publicidad

Arpaio también recibió otro golpe este mes cuando un juez federal rechazó una demanda interpuesta por el alguacil en contra del presidente Barack Obama por la orden ejecutiva que emitió el mandatario y que otorgaría un alivio migratorio a cerca de cinco millones de inmigrantes indocumentados.


"Creo que esta intensa lucha legal que hemos tenido en contra de Arpaio este año es el principio del final. Están saliendo a la luz todos los 'trapitos sucios' de MCSO", dijo a Efe Lydia Guzmán, directora del comité de inmigración de la Liga de Inmigración de Ciudadanos Americanos Unidos (LULAC).



MCSO resultó manchada con sospechas de corrupción cuando a principios de año se suicidara el exoficial de esta oficina Ramón Armendáriz, y en su apartamento se encontraran alrededor de 900 horas de vídeo grabadas durante cerca de 5,000 infracciones de tráfico, así como docenas de documentos falsos, identificaciones y evidencia relacionada con otros casos.

Las autoridades sospechan que Armendáriz abusaba de su poder al extorsionar a inmigrantes indocumentados detenidos, y la pregunta que se hacen las autoridades es si Armendáriz actuó solo o si hay más agentes involucrados.

El juez Snow cuestionó la forma en que se investigó este caso y ha solicitado que la fiscalía federal en este estado intervenga.

Los problemas legales para Arpaio no terminan y podrían continuar en 2015 si es que Snow finalmente presenta cargos contra el alguacil por no acatar las órdenes de la corte.

publicidad

El juez considera que hay evidencia que demuestra que Arpaio no cumple por completo con el fallo del la corte en el caso de perfil racial y ha dado hasta el próximo 8 de enero para que presente pruebas que demuestren lo contrario.

Snow aseguró estar molesto porque a pesar del fallo en el caso de perfil racial, MCSO continua con sus operativos, algo que constituye un desacato.

Los abogados y representantes legales del alguacil no atendieron la petición de EFE para declarar sobre este caso.

Soler índico por lo pronto que este caso envía un claro mensaje al resto de departamentos policiales del país de que no se pueden violar los derechos constitucionales de sus comunidades.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad