publicidad
El Operativo Streamline fue activado en 2005 y consiste en encarcelar a los inmigrantes indocumentados, sin excepciones, antes de ser deportados a sus países de origen.

Alarma por juicios relámpagos a indocumentados en Estados Unidos

Alarma por juicios relámpagos a indocumentados en Estados Unidos

Un operativo que acelera el juicio, encarcelamiento y la deportación de indocumentados causa alarma.

El Operativo Streamline fue activado en 2005 y consiste en encarcelar a...
El Operativo Streamline fue activado en 2005 y consiste en encarcelar a los inmigrantes indocumentados, sin excepciones, antes de ser deportados a sus países de origen.

Un programa que acelera las deportaciones genera preocupación en organizaciones que defienden los derechos de los sin papeles.

Un operativo federal que acelera el encarcelamiento y la deportación de inmigrantes indocumentados sigue generan preocupación en grupos y activistas que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, reportó The Associated Press.

El proceso es simple: los indocumentados son detenidos por la Patrulla Fronteriza, arrestados, puestos en proceso de deportación, conducidos ante un juez y encarcelados. Luego son deportados de manera acelerada.

En una corte de Tucson, Texas, se presentó un grupo de ocho inmigrantes, todos ellos hombres, con sus vestimentas sucias a causa del cruce por el desierto, detalló la AP.

Ninguno llevaba cinturón, ni los zapatos atados con cordones. Iban encadenados a la cintura, con grilletes en los tobillos y esposas en las muñecas cuando fueron conducidos ante el juez de inmigración.

publicidad

“¿Se declara culpable?”, preguntó el juez Charles R. Pyle. Los ocho hombres respondieron que sí y la respuesta fue traducida de inmediato por un intérprete: “Yes”.

A los pocos minutos entraron otros indocumentados, hombres y mujeres procedentes de México y Centroamérica. Todos fueron acusados de haber entrado ilegalmente a Estados Unidos.

En pocos minutos pasaron ante el juez Pyle 70 inmigrantes y todos fueron condenados. Este es el procedimiento de la Operación Streamline (tolerancia cero), una herramienta que pone fin al sueño americano en menos tiempo de lo que, como dice el dicho, “canta un gallo”.

La herramienta es un procedimiento de vía rápida. Un proceso que en otros casos suele demorar seis o más meses, aquí dura un suspiro. Y el futuro es poco esperanzador. El proyecto de ley S. 744 que el Senado aprobó el 27 de junio del año pasado triplicaría hasta 210 casos por día el polémico programa.

Los críticos, reporta AP, dicen que con tales procesos rápidos los inmigrantes no reciben una defensa completa se pone en duda el debido proceso.

"Estoy consternado", dijo Isabel García, una abogada con especialidad en lo criminal y activista de inmigración en Tucson. "Este programa está poniendo en peligro nuestro sistema de justicia", indicó.

De acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el 60% de los indocumentados que deporta el gobierno están etiquetados como criminales. Durante el año fiscal 2013 la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a 368,644 y en los cuatro años anteriores deportó un promedio anual de 400 mil, batiendo cuatro récords sucesivos.

publicidad

Las organizaciones pro inmigrantes reiteran que entre seis a siete por cada 10 deportados por ICE no tenía antecedentes criminales que amenazaran la seguridad nacional de Estados Unidos, y que si el Congreso aprueba la reforma migratoria todos ellos podrían legalizar sus permanencias en el país.

Quienes apoyan la Operación Streamline dicen que el operativo se trata de una herramienta eficaz y humana porque ofrece a los indocumentados que han reingresado al país luego de ser deportados y arrestados nuevamente y se declaren culpables, conseguir que se reduzcan los cargos.

"El sistema está funcionando bien y es justo", comentó el juez Bernardo Velasco, quien preside casos Streamline en Tucson. “Cuando entras ilegalmente eres un criminal. Usted no puede ser un gran criminal, pero eres un criminal. Usted puede decir que esta pobre gente y de todas estas cosas, pero siguen siendo criminales”, agregó a The Associated Press.

Durante el proceso los abogados que representan a los indocumentados se reúnen con ellos durante un máximo de 30 minutos para presentarles la oferta del gobierno: declararse culpables de delito menor de entrar ilegalmente al país y recibir un máximo de 180 días en la cárcel, o declararse no culpable de un delito grave y enfrentar una sentencia que va de los dos años a los 20 años de cárcel, dependiendo de los antecedentes del acusado.

Después de esa reunión un representante del consulado mexicano habla con el grupo, incluyendo a los inmigrantes de otros países, sobre las consecuencias de su decisión.

publicidad

Los opositores argumentan que con ese tipo de procedimientos rápidos los abogados no pueden preparar una defensa adecuada para sus clientes.

El Operativo Streamline fue activado en 2005 y consiste en encarcelar a los inmigrantes indocumentados, sin excepciones, antes de ser deportados a sus países de origen.

En los operativos los inmigrantes arrestados con llevados a una cárcel, procesados y nuevamente encarcelados. Pero luego se les deporta bajo el programa de expulsión expedita del DHS.

Al ser deportados, a los inmigrantes les cae encima la denominada Ley del Castigo, que sanciona con penas de entre tres y 10 años a indocumentados que permanecen entre 180 días y más de un año en territorio estadounidense sin el debido permiso de las autoridades de inmigración.

La Patrulla Fronteriza advierte que en caso que los deportados reingresen sin autorización por la frontera y sean arrestados por segunda vez, enfrentan cargos penales graves.

La Operación Streamline, además, puso fin a la práctica tradicional de permitir que los inmigrantes detenidos -sobre todo mexicanos- regresen voluntariamente a México si no tienen antecedentes de cruces ilegales por la frontera.

La meta del operativo es que todos los inmigrantes detenidos en la frontera sean llevados ante un juez en el menor tiempo posible antes de ser expulsados de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
publicidad