publicidad
.

Advierten que niños indocumentados corren serios peligros en la frontera...

Advierten que niños indocumentados corren serios peligros en la frontera México-EU

Advierten que niños indocumentados corren serios peligros en la frontera México-EU

Abuso físico, prostitución y hasta la muerte son los riesgos que corren los niños indocumentados en la frontera.

Cifras disparejas

TUCSON - Abuso físico, prostitución y hasta la muerte son los riesgos que corren los niños indocumentados que cruzan la frontera de la mano de “coyotes” o “polleros” que a veces no dudan en abandonarlos en medio del desierto, según un reporte la Agencia Española de Noticias ( Efe).

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (Border Patrol) reveló que durante el año fiscal 2008 en la frontera con México fueron detenidos 1.189,031 inmigrantes indocumentados y que de esa cifra 114,222  corresponde a menores de 17 años.

En diciembre, la agencia había dicho que el número total de detenciones alcanzó a 723,825 en el mismo período.

"Desafortunadamente son frecuentes este tipo de casos, encontramos a menores de edad que viajan solos en compañía solamente de traficantes de indocumentados", dijo Mario Escalante, portavoz de la Patrulla en el Sector de Tucson, Arizona.

Cuestión de negocios

Escalante agregó que son muchos los riesgos que corre un menor cuando es puesto en manos de traficantes, para quienes los infantes representan un negocio.

"Comprendemos que muchos padres tratan de reunirse con sus hijos, pero no saben el riesgo que éstos corren cuando los ponen en manos de los contrabandistas", dijo.

El agente agregó que, con frecuencia, cuando un grupo de indocumentados es sorprendido por las autoridades estadounidenses caminando por el desierto, los coyotes tratan de huir, dejando atrás todo, inclusive a los niños.

publicidad

"Si el traficante es el que trae a un menor de edad, no le va a importar; en esos momentos lo único que le importa es que no lo arrestemos", subrayó.

"Si cruzar el desierto es peligroso y mortal para un adulto; para un niño lo es mucho más", enfatizó Escalante.

Demasiado peligroso

Reportes elaborados por organizaciones pro inmigrantes revelaron que la mayoría de los niños cuentan que han sufrido abusos tales como asaltos, violaciones o castigos por llorar, aparte de pasar hambre.

A su vez, estadísticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) indican que durante el año fiscal 2008 la Patrulla Fronteriza arrestó a 1.189,031 inmigrantes indocumentados -el 86,1 por ciento de origen mexicano-, de los cuales el 98 por ciento fue detenido en la frontera sur.

Se desconoce cuántos de estos menores viajaban con un adulto y cuántos lo hacían solos.

¿Está de acuerdo que niños crucen sólos la frontera entre México y Estados Unidos? Comente aquí.

El reporte de febrero

Pero la reciente cifra de la Patrulla es contraria a la cantidad dada por el DHS en febrero, cuando aseguró que el número de detenciones de migrantes indocumentados en Estados Unidos bajó por tercer año consecutivo en 2008, hasta totalizar 723,840, un descenso anual del 18% (876,803 en 2007).

Según el ministerio, se trata de la cifra más baja desde 1973.

publicidad

En 2005, la policía de fronteras y aduanas llegó a detener a 1.18 millones de personas, un 98% de las cuales también se registró en la frontera sur.

El DHS apuntó que la caída de las capturas entre 2005 y 2008 se debió a diversos factores, incluido la caída del crecimiento económico y esfuerzos para reforzar la seguridad en las fronteras.

La cifra récord

El pico de detenciones fue en 1986, cuando Estados Unidos capturó a 1.693,000 personas, justo antes de que se aprobara la última gran reforma migratoria, que legalizó a millones de indocumentados, entre otras medidas.

En 2000, las detenciones llegaron a ser del orden de 1.676,000.

El mismo reporte reveló que la vasta mayoría de inmigrantes indocumentados capturados en 2008, el 91%, era mexicana. Luego aparecen los hondureños (2.7%), guatemaltecos (2,3%) y salvadoreños (1.8%).

Entre 2005 y 2008, el número de personas capturadas provenientes de Honduras, El Salvador y Brasil declinó sustancialmente, básicamente porque se terminó la práctica de capturar a los indocumentados y dejarlos en libertad, a la espera de un juicio.

Las autoridades estadounidenses endurecieron las medidas contra la migración ilegal tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Registro de abusos

A lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, el consulado que maneja el mayor número de casos de repatriaciones de menores de edad es el de México acreditado en la jurisdicción de en Nogales, Arizona, dijo Beatriz López, titular de la entidad diplomática.

publicidad

Durante 2007, el Consulado mexicano de Nogales colaboró con la repatriación de 5,743 menores de edad, en el 2008 la cifra fue de 5,649, mientras que de enero a abril del 2009, el número ha ascendido a 1,688 repatriaciones.

Estas cifras incluyen las repatriaciones de menores que son arrestados en otras áreas de la frontera o en otros estados que son enviados a esta sede consular.

"Son muchos los riesgos que corren estos niños. No sólo corren el riesgo de ser abandonados por el coyote, sino también de ser llevados a casas de seguridad donde son secuestrados hasta que sus familias pagan más por su rescate", dijo Juan Manuel Calderón, Cónsul de México en Tucson.

Campaña y nueva ley

Para alertar a los padres, la red de consulados de México en Arizona ha puesto en marcha una campaña de anuncios en lo que se pide no dejar a los niños en manos de traficantes de personas.

El cónsul resaltó también el impacto que tendrá en el caso de estos menores la aplicación de la nueva ley federal William Wilberforce o HR7311 contra el tráfico de personas con fines de explotación sexual o laboral que entró en vigor en marzo pasado.

La misma sostiene que todos los años arriban a Estados Unidos miles de menores extranjeros solos, y entre los que puede haber niños que han sido traficados, perseguidos en sus países de origen o sometidos a violencia doméstica, abusos y negligencia.

publicidad

Cambio de reglas

La legislación modifica notablemente los procedimientos cuando un menor de edad es detenido en los puertos de entrada de Estados Unidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) así como en operativos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

Anteriormente, cuando un menor indocumentado era descubierto sin la compañía de sus padres o tutor, de inmediato era entregado a alguno de los consulados de México en Arizona para que éstos se encargan de localizar a sus familiares.

Bajo las nuevas regulaciones, ahora el menor es entregado al Departamento de Salud y Servicios Sociales, que los envía a un albergue mientras se realiza la investigación correspondiente que permita aclarar los detalles de la separación familiar, el ingreso del menor a territorio estadounidense y verificar la identidad de sus padres y su relación con el menor.

"Un proceso que antes tomaba horas o días para que el menor se reunificara con sus padres, ahora puede tomar meses, un tiempo que el menor pasará en un albergue quizás fuera de Arizona. No sabemos el impacto psicológico que pueda ser para este menor, en un lugar extraño, sin hablar el idioma", finalizó Calderón.

Cuota de arrestos

A comienzos de febrero agentes de la Patrulla Fronteriza que trabajan a unos 160 kilómetros (100 millas) al norte de la frontera con México aseguraron que se les han fijado cuotas de arresto y que han recibido amenazas de castigo si no las cumplen, lo que contradice las prácticas de la agencia, según un reporte de The Associated Press.

publicidad

Agentes en la localidad de Riverside dijeron que superiores es les ordenaron arrestar al menos 150 presuntos inmigrantes ilegales en el curso del mes de enero.

Agregaron que se les dijo que esos arrestos deberían llevar a procesos judiciales, de acuerdo con Lombardo Amaya, presidente local del gremio de patrulleros fronterizos.

"Se les dijo que si no producían esto, les iban a cambiar los días de descanso", dijo Amaya.

El agente añadió que él esperaba analizar el asunto el lunes con el jefe de sector que supervisa la estación de Riverside.

"A veces, al igual que en la política, esta agencia sólo se preocupa por lucir bien", aseguró.

Deportados y redadas

A finales de noviembre del año pasado, el gobierno federal dijo que durante el año fiscal 2008 deportó a 349,041 extranjeros, un 20 por ciento más que las deportaciones ejecutadas el año anterior.

A su vez, el DHS señaló que en el mismo período ejecutó 1,172 redadas en centros de trabajo.

La cifra no incluyó los operativos llevados a cabo por al menos 100 grupos especiales de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE), ni tampoco las redadas en casas de inmigrantes indocumentados.

Según la ICE, en los 12 meses del año fiscal 2008 realizó 33,997 arrestos durante redadas a nivel nacional.

Un tercio de los indocumentados deportados en el año fiscal 2008 tenía antecedentes criminales. El DHS agregó que el número de deportados con antecedentes criminales triplicó el número de expulsados en el año fiscal 2007.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
publicidad